eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un 'crowdfunding' para poder costear la vuelta al cole

Raquel y José María, con cinco hijos, han recurrido a las microdonaciones. "Me gustaría comprarles mochilas nuevas porque algunas están rotas, pero me resulta imposible", apunta la madre

Según varios estudios la vuelta al cole puede oscilar entre 200 y 400 euros por niño. Algunas comunidades han creado bancos de libros de texto para reducir los gastos familiares

- PUBLICIDAD -
Raquel ha hecho un llamamiento en una plataforma online para recaudar dinero para la vuelta al cole de sus hijos

Raquel ha hecho un llamamiento en una plataforma online para recaudar dinero para la vuelta al cole de sus hijos

Durante el curso, en la casa de Raquel y José María ya cuesta llegar a final de mes, están en el paro y tienen cinco hijos. Por eso, el inicio de las clases se convierte cada año en un desafío al que no consiguen enfrentarse. Raquel no ha calculado cuánto dinero necesita para hacer frente a las cuatro listas de libros y de material escolar que han dejado sus hijos sobre la mesa del salón tras volver del colegio el primer día. "Ni he preguntado cuánto valen. ¿Cómo voy a comprarlos? Ojalá pudiera, porque los niños son muy crueles y temo que señalen a mis hijos por ir con las zapatillas rotas a clase".

A finales de agosto, Raquel y José María hicieron un llamamiento en una plataforma de microdonaciones. "Estoy desesperada, ya viene la vuelta al cole y no sé cómo lo vamos hacer, es mucho dinero en libros", escribía esta madrileña para pedir una pequeña contribución que les ayudase a reducir los quebraderos de cabeza de la vuelta al cole.

Por ahora, han conseguido 100 euros gracias a la aportación de dos usuarios. "Ya me he gastado casi la mitad, 40 euros, en comprarle un estuche a cada uno, lapiceros y cuadernos. Me gustaría cambiarles las mochilas porque están desgastadas, algunas tienen un asa rota y en el caso de Marina (7 años), ya se ha quedado muy pequeña porque se la compré hace un par de años; pero me resulta imposible". Marina va al mismo colegio público que su hermano de 10 años, ambos cursan primaria. Los dos mayores van al instituto y la más pequeña todavía no está escolarizada. Tres de los cuatro niños que van a clase tienen diagnosticado un desarrollo cognitivo inferior al promedio de su edad.

La familia de Maruja y Julián también inició el mes pasado una petición para hacer frente al material escolar. Recibieron el mensaje de una usuaria de Gijón que se comprometió a enviarles los libros que necesitasen. "Los de la mayor nos los prestan en el colegio, el problema eran los del pequeño, que comienza infantil. Esta señora nos pidió la lista y se comprometió a abonar todos, menos el de valenciano y el de lectura porque en su ciudad no los encontró", cuenta esta madre valenciana. Otra usuaria les ingresó 50 euros para que pudiesen hacer frente a los ejemplares que no iban a recibir.

Listado de material que necesita uno de los hijos de Raquel

Listado de material que necesita uno de los hijos de Raquel

Según varios estudios la vuelta al cole puede oscilar entre 200 y 400 euros por niño. Algunos gobiernos regionales, como el valenciano, contribuyen a reducir estas cifras creando bancos de libros. Esta medida también ayuda a reducir la agonía de estas familias aunque, como recuerda una portavoz de la FAPA (Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos) regional en conversación con eldiario.es, no garantiza la "gratuidad total". Si la familia de Maruja adquiría los libros en el AMPA, tenía acceso a un cheque-libro que reducía el precio de todos los libros del pequeño a 73 euros. "Me enteré la semana pasada, cuando el cole ya había empezado", apunta.

En Madrid, el gobierno regional da una dotación económica al centro y es la dirección de cada escuela la que gestiona la ayuda. Según la FAPA Francisco Giner de los Ríos, "en años anteriores en el colegio conseguía que les prestaran todos los libros y, si no, obtenía ayuda de alguna asociación. Y este año aunque me prestan la mayor parte de ejemplares, tengo que comprarles un par de libros y varios cuadernillos a cada uno. En el caso de los mayores, tendría que abonar todos porque ya estudian Secundaria", explica Raquel, que vive en el madrileño distrito de Usera. Ya el año pasado consiguió no tener que hacer frente a los libros de la ESO porque en el instituto los profesores le facilitaban cada día fotocopias al mayor.

Un desahucio pendiente

Raquel es consciente de que con los 60 euros que le quedan de presupuesto no puede hacer frente al material escolar, libros, uniformes y chándales. Por eso, quiere ver cómo evoluciona el curso, y sobre todo qué necesitan los niños que están estudiando Primaria. Solo, el pantalón que necesitan para las clases de educación física vale 29 euros: "El de 12 años lo llevó el año pasado pesquero. Menos mal que ahora empieza el instituto y allí ya puede ir vestido normal".

La vuelta al cole agobia a Raquel, pero tiene una preocupación mayor que le quita el sueño, una amenaza de desahucio. "Nos hipotecamos cuando mi marido estaba trabajando y llevamos años sin poder pagar la hipoteca, la luz y el agua. Ya tenemos la casa subastada". Actualmente siguen viviendo en ese domicilio de Usera, en uno de los distritos de la capital donde hay más beneficiarios de la renta mínima de inserción.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha