eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ciudadanos: ¿Un Podemos sin "lo malo" de Podemos?

Nos van a vender a Albert Rivera como un Pablo Iglesias sin todo aquello que no gusta de Pablo Iglesias

166 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Gobierno, PP y PSOE no ven a Ciudadanos como una amenaza ante las elecciones

Albert Rivera y sus economistas de cabecera. / Efe

Si yo no supiera nada de Ciudadanos, les votaría en las próximas elecciones. Votaría, y con ganas. Pero cuando digo “si yo no supiera nada”, me refiero a si yo solo hubiese visto las brillantes intervenciones televisivas de Albert Rivera, y algún vídeo de retórica ilusionante como este.

“Si yo no supiera nada” quiere decir que yo no llevase diez años viendo y oyendo a Rivera (que de nuevo tiene poco) su discurso construido a partir del antinacionalismo como monotema ("antimalos” nacionalistas, claro, que el nacionalismo español mola). Que no hubiese leído su ideario y sus propuestas, que bajo una fachada regeneracionista e igualitaria apuestan por importar valores estadounidenses (individualismo, cultura del esfuerzo, menos Estado) que en las condiciones de partida de esta España solo aumentarían la desigualdad.

Votaría a Ciudadanos si no hubiese rascado en su cáscara de ambigüedad calculada, para descubrir que por debajo de su indefinición y de su “ni de izquierdas ni de derechas” hay posiciones nítidamente de derechas, y en ocasiones incluso de extrema derecha. En fin, votaría a Ciudadanos sin dudarlo si no conociese a su economista de cabecera y sus propuestas de neoliberalismo con sonrisa, pero que no dejan de ser neoliberalismo (contrato único, despido libre con “mochila austríaca”, flexiseguridad…).

En fin, que yo no votaría a Ciudadanos, porque los conozco. Pero muchos lo harán, cada vez más según avance la evidente “operación Ciudadanos” que los grandes medios han puesto en marcha. Mientras Podemos se desgasta (qué largo se le va a hacer este año) y recibe ataques por tierra, mar y aire, los focos se vuelven hacia el siempre bien planchado Albert Rivera.

Contra lo que creen algunos, Ciudadanos no es una amenaza para el PP. O no solo para el PP. Lo es también para Podemos. Por lo que comparten y por lo que tienen de diferentes. Mientras que Ciudadanos tiene todo aquello que la gente compra de Podemos (nueva política, contra la casta y la corrupción, discurso ciudadanista frente a élites, rescatar a los ciudadanos y no a los bancos), al mismo tiempo carece de todo aquello que puede lastrar las expectativas de Podemos a medio plazo (izquierdismo, pasado de sus dirigentes, líos internos organizativos).

Dicho en pocas palabras: nos van a vender a Albert Rivera como un Pablo Iglesias sin todo aquello que no gusta de Pablo Iglesias. Sin agresividad. Sin riesgos. Sin aire mesiánico. Sin pasado venezolano. Sin vídeos de YouTube, vaya. Con esa pinta de yerno ideal, siempre con americana frente al descamisado con coleta. Rivera es el más valorado en las encuestas, mientras que Iglesias provoca por igual adhesión y rechazo en el electorado.

Hasta ahora, Podemos salía ganando por contraste con los cadavéricos PP y PSOE. De pronto, le ponen al lado el envoltorio reluciente de Ciudadanos, y habrá electores que duden. Esos electores que no hace dos días votaban masivamente al PP en las generales y en muchos ayuntamientos y comunidades. Esos ciudadanos que en los años de la burbuja asumieron muchos de esos valores liberales que ahora ofrece Ciudadanos, y que tal vez no han abandonado del todo con la crisis. Y entre ellos, exvotantes del PSOE, a los que también lanza la caña Rivera.

Ya sé que esto es sociología de andar por casa, pero veo en mi entorno cómo ya no se habla solo de Podemos. También de Ciudadanos. Habrá que ver si funciona la "operación Ciudadanos". Habrá que ver a quién se parece más el español medio: a Rivera o a Iglesias.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha