eldiario.es

9
Menú

Córdoba homenajea a un represor franquista

Varios actos en Córdoba en los dos últimos años ensalzan la figura de Antonio Cañero como rejoneador obviando su participación en la represión franquista.

La feria del caballo Cabalcor 2012, una guía de arquitectura del Ayuntamiento de 2014 y una revista de la Feria que ahora comienza homenajean a Cañero, que dio nombre a un escuadrón que persiguió a republicanos para "limpiar la sierra de marxistas".

Un barrio de Córdoba, edificado en terrenos de su propiedad, lleva su nombre y recientemente la Junta de Andalucía ha propuesto modificarlo en base a la Ley de Memoria Democrática.

Colectivos por la recuperación de la memoria, partidos como IU y PSOE, y vecinos piden la suspensión del acto de la Feria previsto para este sábado y estudian denunciarlo ante la Fiscalía.

- PUBLICIDAD -
La Feria de Nuestra Señora de la Salud comienza este viernes con 97 casetas y más iluminación en el recinto

La Feria de Nuestra Señora de la Salud ha comenzado este viernes.

Antonio Cañero Baena (Córdoba, 1885) fue un rejoneador de éxito en los años 20 del pasado siglo. Su carrera se vio interrumpida por la Guerra Civil, momento en el que luchó como comandante en el bando nacional. Tras el alzamiento franquista de 1936 se convirtió en protagonista del fascismo cordobés, según relatan historiadores como Francisco Moreno que en sus  libros '1936: El genocidio franquista en Córdoba' y 'La Guerra Civil en Córdoba, 1936-1939', cuenta cómo Cañero se presentó voluntario y creó el llamado Escuadrón Cañero o Escuadrón del Amanecer: a caballo, tenían el objetivo de "limpiar la sierra de marxistas" y "evitar que la gente de izquierdas se evadiera de la capital", persiguiendo a seguidores de la República.

A ello se dedicó y, una vez acabada la guerra, en la dictadura franquista, llegó a ser concejal del Ayuntamiento; tiempo después, donaría unos terrenos de su propiedad para la construcción de viviendas sociales en lo que hoy es el barrio de Cañero en Córdoba.

Ese es el perfil histórico de Antonio Cañero, personaje sobre el que en los dos últimos años se han organizado varios actos de homenaje en Córdoba, destacando su figura como rejoneador, pero obviando su participación en torturas y crímenes franquistas. Actos que han contado con el beneplácito del Ayuntamiento de la capital cordobesa (PP), bien con su participación en los actos o bien dejando que estos se realicen en suelo municipal.

El último de estos homenajes está previsto para este sábado 24 de mayo, en plena Feria de Córdoba –suelo municipal-, donde la Asociación de Casetas Tradicionales presenta una revista dedicada a Antonio Cañero, en homenaje a su tarea en el mundo del caballo.

"Se trata de un acto de exaltación de un personaje fascista que se quiere realizar en el recinto ferial que es de titularidad municipal", denuncia la secretaria del Foro por la Recuperación de la Memoria Histórica de Córdoba, Práxedes Pérez, quien, junto a otros colectivos de la ciudad, partidos políticos y vecinos, han presentado un escrito este viernes ante el Ayuntamiento de Córdoba y ante la Dirección General de Memoria Histórica de la Junta de Andalucía con el objetivo de pedir la suspensión del acto en cuestión.

Pretenden que el Ayuntamiento no permita este tipo de actos y, además de denunciarlo públicamente –cuenta a eldiario.es/andalucia- están estudiando presentar una denuncia ante la Fiscalía por comisión de algún delito que contemple la Ley de Memoria Histórica.

"Benefactor de la ciudad"

"Queremos que se suspenda este acto de exaltación de un franquista y en lo sucesivo no se repitan", apunta. Y pone el foco en la repetición de este tipo de actos que, en el caso de homenajear a Antonio Cañero, ya cuenta con otros dos precedentes en los últimos tiempos.

A comienzos de 2014, el Ayuntamiento de Córdoba editó una guía sobre la arquitectura de la capital en los dos últimos siglos y personajes importantes en el pasado reciente de la ciudad. En ella, se menciona a Antonio Cañero como "benefactor": una persona que aunó "su maestría en el rejoneo con su actividad pública como concejal y benefactor de la ciudad, dejando su nombre a un barrio edificado sobre terrenos de su propiedad que donó al obispo Fray Albino".

Un barrio, el de Cañero, que lleva el nombre del rejoneador y represor franquista y sobre el que, en marzo de este año, la Junta de Andalucía abrió el debate acerca de su denominación. El director general de Memoria Histórica, Luis Naranjo, planteó el cambio del nombre del barrio para evitar el enaltecimiento de un fascista, tal y como recoge el anteproyecto de ley autonómica de Memoria Democrática. Naranjo puso de ejemplo el nombre del barrio de Cañero, que habría que modificar porque, dijo, es el de un "genocida".

Pero ese pasado de Cañero ya se obvió antes en otro acto, en la Feria del Caballo de Córdoba Cabalcor, en su edición de 2012, donde se homenajeó al rejoneador en la inauguración de dicha feria, ligando su figura solo al mundo del caballo. El alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, llegó a decir entonces de él que fue "un destacado defensor del caballo" y "una persona vinculada a la ciudad", pero sobre las protestas de quienes veían en este homenaje un acto de exaltación de quien fuera represor franquista, Nieto las rechazó señalando que "si se hace caso de las versiones que a cada uno interesa realizar de esa teoría histórica, hay muchas personas que estarían lastradas por esos prejuicios".

Entonces y ahora, las protestas y voces contra la celebración de estos actos de homenaje a Antonio Cañero han venido desde el Foro por la Recuperación de la Memoria Histórica de Córdoba, la Asociación de Vecinos del barrio de Cañero, partidos como IU y PSOE, y otros colectivos y personas a título individual.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha