eldiario.es

9
Menú

Andalucía Andalucía

Pablo Echenique y Teresa Rodríguez buscan la paz en Podemos para no poner en riesgo las andaluzas

Los dirigentes se reúnen en Madrid, antes del Consejo Ciudadano, para zanjar una crisis de confianza que ha estallado con la fórmula de la confluencia con IU

El Reglamento que aprobará el domingo la dirección andaluza se adapta a las exigencias planteadas por la dirección estatal

24 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Echenique y Teresa Rodríguez se reúnen este viernes para abordar el conflicto entre Podemos Andalucía y la dirección

Pablo Echenique y Teresa Rodríguez, en 2014 durante Vistalegre 1.

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, y la líder del partido en Andalucía, Teresa Rodríguez, se reúnen este viernes en Madrid con ánimo de taponar la crisis interna que les enfrenta abiertamente desde hace tres semanas. La firma del acuerdo de confluencia con IU para concurrir juntos a las elecciones autonómicas previstas para 2019 terminó de romper la poca confianza que existía entre ambas direcciones. El encuentro, previo a la reunión del Consejo Ciudadano Estatal, busca reconciliar dos posturas enfrentadas, cuyas posiciones se han ido modulando y aproximando en los últimos días.

La fundamental cita con las urnas, que abrirá un trepidante ciclo electoral, y la volátil situación política estatal han funcionado como bálsamo. Teresa Rodríguez acude a Madrid con el objetivo de convencer a la dirección de Podemos de que su intención no es romper con el partido morado y "montar una organización política independiente", parapetándose en el acuerdo de confluencia con IU.

Una acusación lanzada por algunos dirigentes andaluces próximos a la dirección de Pablo Iglesias, como Isabel Franco. La diputada en el Congreso por Huelva dimitió de la ejecutiva andaluza, convencida de que la gaditana prepara la ruptura con Podemos y ante la falta de información que, según denunció, sufría el Consejo de Coordinación autonómico.

La gaditana trasladará a su antiguo aliado, y hoy uno de sus principales rivales internos, que las elecciones andaluzas se ganan desde Andalucía, no desde Madrid; y  que el proceso de confluencia con Antonio Maíllo "es limpio" y está avalado por la dirección legítima del Consejo Ciudadano Autonómico. También acude con una advertencia: Susana Díaz podría adelantar las elecciones andaluzas y fijarlas para después del verano si las encuestas posteriores a la llegada de Pedro Sánchez al Gobierno apuntalan su liderazgo.

Las dudas de la dirección estatal se convirtieron en miedos cuando Rodríguez y Maíllo anunciaron la creación de una página web,  Adelante Andalucía, donde buscaban la inscripción de al menos 50.000 personas y que sirviera de base para lanzar una suerte de primarias conjuntas, todavía por definir, con todos los partidos de la confluencia: Podemos, IU, Equo, Izquierda Andalucista, etcétera. 

En Madrid vieron en el movimiento el intento de formar un censo paralelo al de Podemos. Una plataforma que serviría para lanzar un nuevo sujeto político. La escisión andaluza de Podemos.

Rodríguez ha planteado como fórmula que las personas inscritas en Podemos Andalucía podrán votar desde la web del partido, sin necesidad de inscribirse en la nueva web. Algo parecido a lo que se hizo en Galicia para la candidatura de En Marea.

La semana pasada, el secretario general de Podemos Catalunya, Xavier Domènech, envió un mensaje a los inscritos del partido morado animándoles a inscribirse también como miembros de Catalunya en Comú, del que es coordinador general. "¿Por qué Catalunya sí puede y Andalucía no?", se preguntan en el equipo de Rodríguez.

El censo paralelo y las primarias conjuntas

Rodríguez perjura que no quiere escindirse del partido, pero tampoco acepta tutelas de Madrid y no contempla reconducir la hoja de ruta para la confluencia que ya ha pactado con el coordinador regional de IU. Un acuerdo que ha sido ratificado mayoritariamente por ambas direcciones regionales.

Algunos de los puntos de discordia con la dirección estatal están escritos en ese acuerdo, otros han aparecido con los primeros pasos dados hacia la confluencia: 

Podemos e IU Andalucía han pactado primarias conjuntas para elegir la lista electoral definitiva para las autonómicas, aunque ambas formaciones celebrarán previamente sus primarias para preseleccionar a sus candidatos.

Echenique, en un mensaje que le remitió a Rodríguez en un grupo de Telegram donde están todos los consejeros del CCE, considera que este proceso “contraviene” el reglamento estatal para los procesos de coalición electoral de Podemos.

El problema radica en la poca información que hay sobre dicho proceso. Y en la ausencia de comunicación entre ambas direcciones. El proceso conjunto garantiza una "alianza entre iguales" pactada entre Rodríguez y Maíllo, un equilibrio de poder entre el peso político de Podemos (15 diputados frente a 5 de IU) y la implantación territorial de los comunistas (80 alcaldías y representación en 500 municipios).

El reglamento de primarias que aprobará la dirección regional de Podemos este domingo, al que ha tenido acceso eldiario.es, establece que "la persona que resulte elegida como candidato/a a la Presidencia en las primarias de Podemos podrá negociar con otras fuerzas de la confluencia una lista" para el segundo proceso. Además, tal y como exige el reglamento estatal, ese segundo proceso no podrá modificar el orden de los candidatos de Podemos, aunque sí intercalar a los de otros partidos.

Una redacción que, creen en Andalucía, cumple expresamente con el reglamento estatal. Esta fórmula cuenta con el visto bueno del líder federal de IU, Alberto Garzón. Pero en Madrid, a falta de concreción,  dudan porque puede sentar un precedente de cara a otros procesos de confluencia en otros territorios.

El nombre de la candidatura

Otro de los temas espinosos es el nombre que tendrá la confluencia andaluza, aunque aún no está resuelto ese debate. Teresa Rodríguez asegura que se cumplirá con el mandato del referéndum convocado por Pablo Iglesias en el que el 92% de los inscritos votó que el nombre de Podemos estuviera en la papeleta.

Rodríguez cree que el resto de partidos de la confluencia reivindicará igualmente ese espacio, y no es "operativa" una marca electoral que parezca una "suma infinita" de siglas: Podemos-IU-Equo-Izquierda Andalucista-Primavera Andaluza (por contar sólo los grupos que ya forman parte de la confluencia).

El acuerdo marco firmado entre las direcciones estatales de los principales partidos de la coalición recoge que esa debe ser la fórmula. Pero también admite la inclusión de "apellidos" aglutinadores. Por ejemplo,  Adelante Andalucía.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha