eldiario.es

9

Córdoba: la disputa por la Alcaldía más abierta y con más incógnitas

El PSOE y el PP se disputan el triunfo en la capital cordobesa en manos del resto de partidos con quienes puedan sumar una mayoría

Ciudadanos ha jugado a dos bandas en campaña y deja abierta la puerta a un pacto tanto con el PSOE como con el PP

La izquierda se presenta fraccionada con Izquierda Unida y Podemos y la incógnita de quién recibirá los votos de Ganemos que no ha podido concurrir a las elecciones por una lista ‘fake’

La entrada de Vox se da por segura en el Ayuntamiento después de que consiguiera representación por Córdoba en las últimas elecciones andaluzas y generales

Los candidatos de IU, PP, PSOE y Ciudadanos en el debate electoral celebrado en campaña. Foto: Asprencor

Los candidatos de IU, PP, PSOE y Ciudadanos en el debate electoral celebrado en campaña. Foto: Asprencor

A pocas horas de cerrarse la campaña electoral de las elecciones municipales del 26 de mayo, la disputa de la Alcaldía de Córdoba se presenta como la más abierta de las últimas celebradas. Los partidos llegan a la cita con las urnas en un sprint por convencer al electorado, conscientes de que el triunfo puede depender de pocos votos y el bastón de mando puede caer de un lado u otro en función de la suma de una mayoría.

El PSOE, que ostenta el sillón de la Alcaldía actualmente aun siendo la segunda fuerza política en el Ayuntamiento por detrás del PP, aspira con su candidata, Isabel Ambrosio, a la reelección y a subir un escalón para ser la fuerza mayoritaria en Capitulares. Juega a su favor la tendencia alcista de los socialistas en las últimas generales y las encuestas le otorgan una subida de concejales. La incógnita estará en el resto de grupos políticos en los que pueda apoyarse para lograr el bastón de mando y si esa suma será suficiente.

Y es que la suma de los 15 concejales que otorgan la mayoría absoluta en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Córdoba va a estar muy disputada. El PSOE puede apoyarse en su actual socio de gobierno, Izquierda Unida, pero todo hace pensar que, como en este mandato, la suma no será suficiente. También en la izquierda, que en estas elecciones se ha presentado más fraccionada que nunca en el que fuera el Califato Rojo históricamente, estará Podemos. Se presenta por primera vez con marca propia y está por ver si entra y con qué fuerza en el Consistorio. La suma de concejales, de nuevo, será una incógnita.

En la bancada de enfrente, el PP que actualmente es el partido con mayor representación en el Ayuntamiento aspira a seguir siéndolo, pero todo hace pensar que se verá arrastrado por la pérdida de apoyos que los populares tuvieron en las generales y el trasvase de sus votos a otras fuerzas como Ciudadanos y Vox. Que pueda sumar con estos grupos es también una incógnita que no se resolverá hasta el 26M.

Y que esa suma se haga efectiva dependerá, en buena medida, de Ciudadanos. El partido naranja puede tener la llave del futuro gobierno municipal en Córdoba. Durante la campaña electoral ha dejado abierta la puerta de los pactos, tanto con el PSOE como con el PP. Se da por seguro que multiplicará su representación -ahora solo tiene dos concejales- y de la fuerza que consiga dependerá también su capacidad de decisión para el futuro del gobierno municipal cordobés. PSOE y PP son conscientes de que ser la fuerza con más concejales puede decantar la balanza de uno u otro lado a la hora de que Cs apoye al partido con más representación y se piense dos veces si vuelve a unir su futuro a Vox, como en el pacto andaluz.

Porque la entrada de Vox se da por segura en el Salón de Plenos. El partido de extrema derecha ha obtenido representación por Córdoba tanto en las elecciones andaluzas como en las generales, gracias sobre todo a los apoyos recabados en la capital. Habrá que ver la fuerza de esta entrada y si, en virtud de los posibles pactos, se le otorga un papel clave en la suma de concejales para gobernar la ciudad.

De reojo también se mirará lo que ocurra con la lista ‘fake’ de Ganemos. Después de que una decisión judicial haya apartado a Ganemos en Común de la carrera electoral –con la tercera fuerza actual en el Ayuntamiento fuera de los comicios al darle la razón a la candidatura fantasma que registró el nombre de Ganemos años atrás-, la incógnita de a dónde irán a parar sus votos también se suma a la batalla del 26M. Podemos, IU e incluso el PSOE pueden verse beneficiados por los votantes de Ganemos en Común que se han quedado huérfanos. Y, aprovechándose de la confusión, no se descarta que la lista fantasma de Ganemos pueda arrancar un buen puñado de votos. Todo está abierto.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha