Una donación de Amancio Ortega desvela el "otro modelo público" contra el cáncer anunciado por la Junta de Andalucía

Firma del Plan de Colaboración en la Implantación de la Protonterapia en el Sistema Nacional de Salud (SNS) con la Fundación Amancio Ortega, este martes en la Moncloa, al que han asistido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, entre otras autoridades.

Este martes trascendía que Andalucía tendrá protonterapia pública, es decir, tratamientos avanzados contra el cáncer, gracias a dos equipos comprados con dinero donado por la Fundación Amancio Ortega. El anuncio lo esbozó el pasado 7 de octubre el consejero de Salud y Familias en comisión parlamentaria a preguntas de la diputada de Unidas Podemos Inmaculada Nieto: "La Junta está trabajando en otro modelo de protonterapia. De aquí a muy poquito tiempo le hablaré del modelo de protonterapia público de la Consejería de Salud", dijo con suspense Jesús Aguirre. La nota remitida por Moncloa descubrió que Andalucía será una de las nueve comunidades autónomas del Plan de Colaboración en la Implantación de la Protonterapia en el Sistema Nacional de Salud, con dos unidades en Málaga y en Sevilla. La Consejería de Salud y Familias, al igual que el resto de comunidades autónomas, se hará cargo de su instalación, mantenimiento y gestión funcional y asistencial sin que fuentes del departamento dirigido por Aguirre puedan detallar la inversión prevista ni cómo se van a financiar estas incorporaciones en la sanidad pública. "Esto se irá desarrollando. Ahora mismo no tenemos más información", comentan desde la Consejería.

El Gobierno andaluz de PP y Cs sustituye un proyecto público contra el cáncer por uno privado de 42 millones de euros

El Gobierno andaluz de PP y Cs sustituye un proyecto público contra el cáncer por uno privado de 42 millones de euros

Este tratamiento contra el cáncer, que supone una alternativa eficaz para tumores en los que la radioterapia convencional no resulta efectiva y la cirugía no es una opción, solo se ofrece en dos centros privados en la Comunidad de Madrid, si bien la Junta avalaba recientemente la construcción y desarrollo del Centro Andaluz de Protonterapia en Córdoba, de carácter privado. Como informó este periódico, el médico situado al frente de este proyecto derivaba a su clínica pacientes de la pública. Cabe recordar en cualquier caso que en Andalucía se venía trabajando desde hace años en otro proyecto público concebido para ser puesto en marcha por la administración autonómica y operado por el Servicio Andaluz de Salud denominado ProSAS.

Aguirre, quien se desvinculó del proyecto cordobés porque es "de iniciativa privada, sin fondos públicos", comentó también en el Parlamento que el principal "problema" del proyecto ProSAS era que "no cuenta con financiación Feder", detallando que "no hay ningún compromiso de derivación de pacientes de la sanidad andaluza al centro privado de Córdoba, aún en proyecto.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, apuntaba este martes que "los costes que supondrá implementar este proyecto son muy inferiores a los que implica derivar a centros privados a pacientes que necesitan un tratamiento con protonterapia". Una vez adquiridos los equipos, el Ministerio de Sanidad los pondrá a disposición de las comunidades autónomas implicadas en el proyecto, que se encargarán de su instalación, mantenimiento y de su gestión. La Fundación Amancio Ortega se ha comprometido a donar 280 millones de euros al Ministerio para la adquisición de una decena de equipos completos de esta tecnología.

"El trabajo previo realizado en el proyecto ProSAS es aprovechable al 100%"

Rafael Arrans, jefe del Servicio de Radiofísica del Hospital Virgen Macarena de Sevilla, considera al respecto que "independientemente de cuál sea la ubicación que se le dé a los equipos que vienen a Andalucía, el trabajo previo realizado en el proyecto ProSAS es aprovechable al 100%. Y no solo para la sanidad andaluza, sino para toda España". "En el Libro Blanco de la Protonterapia se recoge, además del trabajo de un grupo de expertos andaluces de diversos perfiles, la experiencia de profesionales internacionales de muy alto nivel con una amplísima experiencia en este campo", añade.

A su juicio, "la oferta de la terapia con protones por parte de la sanidad pública es una noticia excelente y su implementación clínica se debería gestionar con el asesoramiento de un comité científicamente solvente para tener en cuenta todas las peculiaridades que este proyecto requiere para obtener el máximo aprovechamiento". Según comenta a este periódico, "las donaciones con fines sanitarios son un método habitual en muchos países (USA, por ejemplo) y creo que deben ser bien recibidas. La atención sanitaria es un terreno en el cual ninguna inversión sobra y este caso no es una excepción".

Aguirre, por su parte, ha celebrado en un comunicado que "Andalucía pueda contar con este sistema innovador que permitirá tratar de forma muy específica determinados tipos de cáncer, especialmente en población infantil, y que sitúa a la comunidad en puestos de cabeza en la utilización de tecnología de última generación para la atención de pacientes oncológicos". El consejero ha agradecido a la Fundación Amancio Ortega "que haya contado con Andalucía para ubicar dos de los diez dispositivos y que hayan designado a Sevilla y Málaga como las provincias destinatarias", al mismo tiempo que destaca "la importante contribución y apoyo a la renovación tecnológica y a la modernización del diagnóstico y tratamiento del cáncer que realiza la fundación".

Etiquetas
Publicado el
20 de octubre de 2021 - 19:46 h

Descubre nuestras apps

stats