Andalucía Opinión y blogs

Sobre este blog

Este contenido está realizado por o para un anunciante y no interfiere en la información de eldiario.es/andalucia

El camino de Mercadona hacia un negocio sostenible y responsable con el medio ambiente

Placas solares en el tejado de una tienda de Mercadona para aprovechar todo lo posible las energías limpias.

Doble puerta de acceso, nuevos hornos, placas solares o cargadores de coches eléctricos. Son algunas de las acciones que Mercadona ha puesto en marcha para conseguir alcanzar sus objetivos de ser “más verde”, de modo que se reduzca más todavía la huella de carbono que su trabajo diario provoca.

Y no es una pelea que lleve adelante solo desde su óptica de empresa, sino que cuenta con sus clientes -"sus jefes"- como parte importante, y en la que se ha conseguido que todas las tiendas de la cadena sean 6.25, una idea que pasa por eliminar poco a poco todos los residuos que no sean necesarios estrictamente, pero además informar a sus clientes de la labor concreta que se realiza y de cómo ellos pueden ser parte activa del proceso.

En el caso de la empresa, tras reevaluar sus procesos y puesto en marcha nuevas medidas de sostenibilidad durante 2019 y 2020, ha invertido más de 90 millones de euros en España para mejorar la eficiencia energética de sus tiendas (esta inversión ha sido en dos años para todas las medidas de sostenibilidad, no solo las de eficiencia energética)

Lo hace como parte de su Modelo de Gestión responsable, que le llevó a asociarse hace más de una década a la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas, formando parte, junto a una veintena de organizaciones, de grupos de trabajo que promueven los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en la industria agroalimentaria, con la publicación de una Guía de Buenas Prácticas para el sector.

En ese marco global que la cadena ha puesto en práctica, ¿cuántas medidas hay? Pues casi tantas como tiendas tiene Mercadona. 

Nada de plástico "que no sea necesario"

 Mercadona quiere implementar completamente para 2025 su Estrategia 6.25. Son muchas medidas en agenda, y de algunas ya se han dado cuenta los clientes. Ya no pueden encontrar platos, vasos y cubiertos de plástico de un solo uso. En realidad, estos productos de menaje siguen estando en sus lineales a disposición de los clientes, pero ahora están fabricados con materiales respetuosos con el medioambiente como cartón, madera, caña de azúcar y plástico reutilizable.

Con la Estrategia 6.25 para la reducción del plástico y la adecuada gestión de sus residuos, la cadena ha dejado de usar más de 6.000 toneladas de plástico en un año, 3.200 correspondientes a la sustitución de las bolsas tradicionales de un solo uso por otras compostables, fabricadas a partir de fécula de patata, y 3.000 por apostar por un menaje reciclable.

Con todo, en 2025 se habrá llegado al 25 % de reducción del plástico que se usa en las tiendas, y se han usado ya 3.000 toneladas de plástico reciclado. 

La palabra reciclaje, de hecho, marca el ADN de otra de las labores de Mercadona, que prácticamente pasa desapercibida para sus clientes, porque las cajas en las que venden a diario frutas o verduras parecen siempre las mismas, pero no lo son. Para ello sirve el trabajo que desarrolla con Logifruit, S.L., que complementa con su política de transporte de mercancías. En el primer caso, se trata de una empresa fundada en 1996 que centra su actividad en el lavado, clasificado, almacenado y alquiler de envases reutilizables de plástico. 

Se trata de un método de trabajo que, en esencia, hace que una misma caja tenga varios usos, con sistema de limpieza, arreglo y reciclaje incluso por partes si es necesario, llegando a ser un modelo friendly pool de envases reutilizables en España.

Con respecto a los camiones, los de Mercadona nunca transportan aire, ya que desarrollan su estrategia de transporte sostenible para adecuarse a los nuevos desafíos operativos y ambientales. Su labor se centra en asuntos como que los camiones jamás viajen vacíos: por ejemplo, en el 85 % de los viajes de ida los camiones van llenos. En las vueltas, están al 100 %. Todo ello, a pesar de los cambios logísticos ocasionados por la pandemia. El 99 % de la flota es Euro VI o Euro VI C. Sigue en aumento la cifra de vehículos propulsados a gas, con 96 en la actualidad y tiene 777 tiendas con logística silenciosa en horas valle, con lo que la descarga en sus almacenes de madrugada no genera contaminación acústica alguna.

El ahorro energético

Las medidas de ahorro energético planteadas por Mercadona son muchas, y entre ellas está garantizar el aislamiento término de la superficie envolvente de las tiendas (suelo, paredes y techos), para lograr que el aislamiento térmico total no sea solo teoría.

Se consigue así que el calor no entre en verano ni salga en invierno, con medidas que ayudan, como la doble puerta de entrada al vestíbulo, los nuevos hornos, que se calientan en menos tiempo y así gastan menos energía, o el acceso a la tienda y zona de cajas acristalado, no opaco, para que la luz natural acompañe en la llegada y la salida.

La eficiencia energética incide en aspectos como la iluminación con lámparas LED, que permite, entre otras cosas, regular cuánta luz se necesita en determinados momentos del día, la recuperación del calor en el pasillo de carne y charcutería o los sensores de luz que, por ejemplo, si está nublado en el exterior, proporcionan más iluminación artificial en las tiendas.

En lo que se aprecia, y su uso cada vez se extiende más, Mercadona está potenciando la instalación de puntos de recarga de coches eléctricos, y ha apostado también por la instalación de placas solares en el techo de sus tiendas, con unas cifras que bien merecen el esfuerzo, ya que la cadena tiene previsto evitar la emisión a la atmósfera de 3.300 toneladas de CO2, de modo que su instalación será como si se evitará cortar 82.000 árboles.

En Andalucía, se instalarán placas en diez tiendas durante 2021, con una inversión media de 80.000 euros por tienda, y la instalación de 230 placas por tienda de media. Cuando estén instaladas, se ahorrara un 15 % de energía eléctrica en cada una de las tiendas.

Al cierre de su memoria de 2020, 1.433 conductores de coches eléctricos podían recargar sus vehículos al mismo tiempo en sus tiendas de España y Portugal.

La tienda 8, nuevas medidas de ahorro energético

Otra de las estrategias de Mercadona pasa por implantar la ‘Tienda 8’, el modelo que refuerza la excelencia en el servicio y optimiza el acto de compra de sus clientes, con mejoras enfocadas tanto a los “Jefes” (clientes) como a los trabajadores, los proveedores y la sociedad. 

Para ello, por ejemplo, dispone de una nueva charcutería con jamón al corte y envasado, una góndola central en la perfumería para la cosmética especializada, un servicio de zumo de naranja recién exprimido, especialidades de sushi, una nueva sección de horno con rebanadora de pan y pastelería refrigerada o una nueva exposición en la pescadería para los productos de concha, entre otras novedades como la sección ‘Listo para Comer’, que cuenta con un total de 35 platos distintos que se sirven en envases fabricados con materiales naturales, como la caña de azúcar (material compostable), el cartón o el papel.

Y no son estrategias fáciles de mantener, porque la cadena crece, y con ello el trabajo. A cierre de 2020, Mercadona contaba con 1.621 tiendas en España y 20 en Portugal, tras realizar 152 reformas y 70 aperturas, diez de ellas en el país vecino.

Sobre este blog

Este contenido está realizado por o para un anunciante y no interfiere en la información de eldiario.es/andalucia

    Autores

Etiquetas
Publicado el
20 de septiembre de 2021 - 09:11 h

Descubre nuestras apps

stats