Presupuestos de Cultura de la Junta de Andalucía: flamencos irritados, cineastas inquietos

La consejera de Cultura, Patricia del Pozo, en una comisión parlamentaria

Es costumbre de los políticos encogerse de hombros cada vez que presentan unos presupuestos, aduciendo que nunca llueve a gusto de todos. Pero lo cierto es que el sector cultural hace mucho que no descorcha ninguna botella de champán cuando se anuncian las partidas anuales, independientemente de quien gobierne ni de la coyuntura que se atraviese. Los nuevos presupuestos de la Junta de Andalucía presentados por la consejera del ramo, la popular Patricia del Pozo, no son una excepción: los 221,5 millones de euros, el 25% de los cuales irán destinados a inversiones patrimoniales, han suscitado ya el rechazo de dos gremios: el de los flamencos y el de la gente del cine.

Varapalo a Canal Sur, prioridad a los españoles y otras actuaciones con el sello de Vox en los presupuestos de Andalucía

Varapalo a Canal Sur, prioridad a los españoles y otras actuaciones con el sello de Vox en los presupuestos de Andalucía

Los primeros en lanzar la voz de protesta han sido los profesionales de lo jondo. A través del colectivo Unión Flamenca, que aglutina actualmente a medio millar de profesionales, se critica que “solo el 11,21% del presupuesto de la Consejería de Cultura se destine a la financiación de espectáculos y que no exista una partida específica que determine lo que se va a destinar al flamenco mientras otros sectores de la industria cultural como el cine o el mundo editorial sí cuentan con él", han explicado en un comunicado.

Carreras en peligro

La organización esgrime el hecho de ser Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco y de que el artículo 68 del Estatuto andaluz le confiera a la Comunidad Autónoma la competencia exclusiva en materia de conocimiento, conservación, investigación, formación, promoción y difusión del flamenco como elemento singular, para explicar que “son muchas las personas y las familias que se dedican al flamenco en Andalucía, y si no se les ayuda desde la Administración autonómica, tendrán que abandonar sus carreras profesionales”, lamentan. En concreto, un informe emitido por la propia Unión Flamenca apunta a que, con la actual situación de pandemia, un 42% de esas carreras están en peligro.  

Sin dejar de “tender la mano” y ofrecerse para trabajar “codo con codo” con la administración, Unión Flamenca reprocha a la Consejería de Cultura que los presupuestos no se correspondan con la promesa que el Gobierno andaluz hizo al principio de esta legislatura. Y aunque valora la puesta en marcha del tan esperado Museo del Flamenco en Jerez, considera que el flamenco es la manifestación artística que ocupa “un indiscutible primer lugar en nuestra cultura” y por ello la administración andaluza “tiene que ser un ejemplo para el resto de territorios en lo que a protección y el cuidado del flamenco se refiere”.

Sin embargo, cabe recordar que tanto el citado proyecto del Museo del Flamenco, como los dedicados a la figura de Camarón de la Isla en San Fernando y a Paco de Lucía en Algeciras, están financiados por fondos europeos de Inversión Territorial Integrada (ITI), aprobados durante la etapa socialista en el gobierno andaluz. Del Pozo argumenta que, cuando llegó al cargo, "el 20% de los presupuestos correspondientes al sexenio 2014-20 estaban sin ejecutar”, y subraya que en el año y diez meses que lleva en el cargo han ejecutado “el 50%, unos 12,6 millones”. 

"A ver quién hace cine en Andalucía ahora"

El otro colectivo que se siente amenazado por los presupuestos autonómicos para 2021 es el del cine, y no precisamente por las partidas destinadas a este sector, que todavía están por concretar, sino por la impactante noticia de que se recortará un diez por ciento del presupuesto asignado a Canal Sur: unos 14 millones de euros.

Un cineasta andaluz que prefiere mantenerse en el anonimato lo traduce en estos términos: “Todavía no se ha especificado por dónde van a recortar, pero nos tememos que será de producciones y coproducciones. Y eso sería un desastre, porque los cineastas del sur financiamos en buena medida nuestros proyectos gracias a Canal Sur. Un recorte en este sentido puede suponer que solo se financie a las grandes producciones, las que llegan a los festivales grandes o tienen nominaciones a los Goya, aunque algunas sean andaluzas en un porcentaje muy pequeño. Para todos los demás será una catástrofe. A ver quién hace cine en Andalucía ahora”, concluye.  

Un diagnóstico que coincide bastante con el que realiza Ancine, la Asociación de Productoras de Cine de Andalucía, que engloba a 54 empresas del sector andaluz, y que expresa “nuestra enorme preocupación por la reducción presupuestaria del 10% en el presupuesto de Canal Sur para el año 2021 y el cierre del canal Andalucía TV, un canal enfocado principalmente a la difusión de contenidos de carácter cultural vinculados con la realidad sociocultural de Andalucía”, aseguran. “Dicha reducción presupuestaria derivará, indudablemente, en una merma en la calidad de las producciones, así como en la pérdida de puestos de trabajo en el sector en un momento de gran incertidumbre derivado por la crisis sanitaria y económica de la Covid19”. 

Pero este colectivo va más allá y denuncia, además, que “Canal Sur lleva años incumpliendo la obligación de la inversión del 6% de los ingresos devengados del ejercicio anterior en la financiación de obras cinematográficas, televisivas, documentales y animadas de producción independiente. Tememos que un recorte presupuestario de esta índole termine trasladándose a la producción de obras independientes y que aboque al cierre de productoras por toda nuestra comunidad”, apostillan.

Por su parte, la consejera Patricia del Pozo pide a la oposición que valore el “importante esfuerzo” realizado con el incremento del presupuesto para Cultura en tres millones, y el equilibrio de unas cuentas que califica de “responsables y realistas”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats