Si hoy es viernes, esto es poesía: Eva Vaz

Eva Vaz

Onubense de La Antilla y de 1972, Eva Vaz es una de esas creadoras inquietas que incursionan en múltiples disciplinas –el teatro, la narrativa, las artes plásticas, el periodismo– pero siempre regresa a la poesía, ámbito en el que ha desarrollado lo mejor de su producción.

Si hoy es viernes, esto es poesía: Jacobo Cortines

Si hoy es viernes, esto es poesía: Jacobo Cortines

Títulos como Elegía a una sombra, Ahora que los monos se comen a las palomas, La otra mujer, Cuaderno de Isla (Poemas del sudor), Leña, La ternura de los lobos, Metástasis o Trabajo sucio nos hablan de una autora tan desinhibida en la exploración de la propia intimidad como profunda a la hora de indagar en las heridas y angustias del individuo –y la individua– de hoy.  

El poema que presentamos está extraído del pliego Limpieza general, publicado recientemente por la colección Hojas del Baobab:

Cinta en el jardín

.

“Perder placer es triste”

Luis Cernuda

.

Perder placer es triste,

por eso están los bares

o las casas de putas:

placeres a manotazos,

como espantapájaros que aplauden.

.

Tú arañabas el placer dando lengüetazos

a los restos de coca de tus libros:

leías, los vi en la mesita, libros con marcapáginas.

Es cómico encontrar

El retrato de Dorian Gray

junto a la cama de una muerta.

.

Perder placer es triste,

por eso desayunabas martinis con vodka,

pero no había glamour en ello:

realmente era patético.

Ya vi a la muerte ejerciendo,

con disciplina,

merodeando bajo tus piernas hinchadas.

.

Esa puta se ceba con los alcohólicos,

hace trabajos cochambrosos.

Se complace con estas cosas.

Y te encontramos en el jardín,

emitiendo gemidos azules.

El cian de la muerte es ordinario.

.

Yo guardé tu ropa limpia,

aún caliente,

porque el vodka se comía tu hígado

a mordiscos

pero tú siempre ibas bien vestida.

.

El móvil aún estaba cargado:

¿una conversación sobre el cielo? ¿un whatssap?

Me gustaría saber cómo se muere:

tú ya tenías experiencia.

.

Perder placer es triste.

Encontré aquel bolsito de boda,

tan fino, con el menú de la fiesta.

.

Finalmente, todo guardado en orden,

parecía un triste trastero de la vida.

Cada cual debería elegir

cómo morirse,

y tú elegiste el vino.

.

“Dejad las rosas para los otros”.

.

Descansa, morirse de alcohol

debe de ser muy cansado.

Muy indecente.

.

El placer se fue a otro sitio

y nos dejaste tu cadáver

en el jardín,

delante de nuestros ojos.

.

Y un olor a lejía que tapaba,

como un féretro,

el olor de la muerte.

Etiquetas
Publicado el
27 de mayo de 2021 - 21:56 h

Descubre nuestras apps

stats