Dos juzgados de Linares condenan a Bankia a devolver el dinero en sendos procesos por las preferentes

Protesta de preferentistas de Bankia ante una sucursal de la entidad / Manu Conteras

Los juzgados 1 y 5 de Linares –la ciudad natal del ex presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa- han dictado en el plazo de poco más de una semana sendas sentencias condenatorias contra Bankia, entidad en la que se integró la extinta Caja Madrid. La primera de ellas, de comienzos de marzo, obliga a devolver a un matrimonio de ancianos los 28.000 euros, más los intereses, al anular el contrato de preferentes suscrito en 2009. La segunda se ha conocido en las últimas horas. Por ella, la entidad deberá devolver 7.000 euros, más los intereses, al anular un contrato de preferentes firmado en 2004 y prorrogado en 2009.

Aunque los hechos se han juzgado en dos tribunales distintos, las sentencias coinciden al interpretar que ha habido vicio en el consentimiento. En la segunda, por ejemplo, recoge en los fundamentos de derechos que los contratantes “ambos de avanzada edad, son dos personas total y absolutamente ajenos a los mercados financieros, sin estudios ni formación en la materia y con un perfil conservador”. También que la aceptación de las preferentes se hizo por la “estrecha relación de confianza con la entidad, en el seno de la cual había contratado siempre productos seguros, conservadores y de capital garantizado”.

Incluso llega a explicitar que el director de la sucursal “les manifestó” que era “un producto con la misma fiabilidad y garantía que un depósito a plazo”. Bankia ha sostenido una posición diferente, alegando que los demandantes “no tenían un perfil conservador”, que habían sido informados de que el instrumento financiero presentaba un riesgo elevado y podría implicar la pérdida del capital nominal.

Sin embargo la juez entiende acreditado que “se infringieron los deberes de transparencia e información”, que ésta era “equívoca y confusa” lo que impidió a la pareja “una comprensión completa”. De ahí que falle a favor de su demanda. En el primer caso, la sentencia también reconoce que las preguntas realizadas a los demandantes en el test de conveniencia realizado por la entidad “contienen términos opacos, son nada claras y capciosas, además inducen a confusión”.

Todos aspectos, en una y otra contribuyen a probar el “vicio en el consentimiento” por el que ambos jueces estiman la demanda y condenan al banco. Se trata de una sentencia en primera instancia contra la que cabe recurso. Eldiario.es/Andalucía se ha puesto en contacto con Bankia que, por el momento, no ha respondido a las preguntas sobre sus intenciones con relación al fallo judicial.

Con estas son ya cuatro las sentencias relacionadas con las preferentes que, en menos de un año, Ausbanc ha ganado en la provincia de Jaén. Estas son las dos primeras que se dirigen contra Bankia que es la entidad que más operaciones de este tipo cerró en la provincia de Jaén.

Etiquetas
Publicado el
20 de marzo de 2014 - 22:56 h

Descubre nuestras apps

stats