El presidente de Vox en Málaga dimite acusando a la dirección nacional: "No éramos una candidatura agradable para ellos"

El dimitido, en una reciente entrevista en Torremolinos TV

Vox en Málaga vive instalado en una crisis perenne. Enrique de Vivero, elegido presidente provincial hace un mes, ya ha dejado de serlo. De Vivero, un exlegionario cuya candidatura se alzó con la victoria en unas primarias que tuvieron que repetirse por orden de la dirección nacional, llegó al cargo como el candidato que aglutinaba a los críticos del anterior presidente, José Enrique Lara, muy cuestionado por las bases.

Las aguas revueltas de Vox en Málaga

Las aguas revueltas de Vox en Málaga

Ha dimitido apenas un mes después de su elección porque se siente desamparado por la dirección nacional, ante lo que él entiende como una campaña de prensa en su contra con “infundios y falsedades”. El partido, que en un mes no había ratificado su victoria, tardó dos horas en nombrar una gestora que coordinará Patricia Rueda, diputada nacional. En el auge y caída del exmilitar ha tenido mucho que ver Alerta Digital, el medio ultra dirigido por Armando Robles, que en unas semanas pasó de apoyar con entusiasmo su campaña a sugerir una supuesta financiación irregular de su campaña.

“Estábamos para recibir bofetadas”

La carta de dimisión que De Vivero remitió a los órganos nacionales del partido el miércoles por la tarde apunta como motivo principal de su renuncia a las “diferencias irreconciliables” con algunos miembros de su propia candidatura a la hora de nombrar los nuevos cargos del partido en la provincia. En la misiva, De Vivero señalaba que no ha podido “concitar unas bases mínimas” para recomponer la estructura del partido en la provincia.

Un día después, explica a eldiario.es/Andalucía que su renuncia obedece “fundamentalmente” a la falta de apoyo del Comité Ejecutivo Nacional. El comité electoral de Vox ya anuló las primarias celebradas en septiembre, en las que De Vivero se impuso al candidato oficialista José Enrique Lara, por unas sospechas de "infracciones internas" que no se aclararon.

Un mes después, De Vivero volvió a ganar. Sin embargo, su victoria del 13 de octubre no llegó a ser aprobada por los órganos nacionales. El ya expresidente de Vox en Málaga asegura que fue recibido “con mucha frialdad” por la dirección: “Entiendo que no éramos una candidatura agradable para ellos”. “Por más veces que lo pedí, el Comité Ejecutivo Nacional no emitía el comunicado. Estábamos en una interinidad tremenda, sin poder hacer nombramientos o manifestaciones, pero sí estábamos para recibir bofetadas”, señala De Vivero.

La falta de apoyo se habría hecho patente en los últimos días, cuando De Vivero ha sido protagonista de varias informaciones en el mismo medio que apoyó su candidatura. De Vivero cree que ha sido víctima de una campaña de “noticias falsas” para minar su credibilidad. En la carta de dimisión anuncia demandas contra quienes “han hecho manifestación pública de infundios, insultos y falsedades”.

“El partido no me apoya”

Hace dos días, Alerta Digital (un medio ultra muy seguido por la militancia de Vox en Málaga) publicó que Nextelmedia, una empresa cuyo objeto social es la prestación de servicios telefónicos y promociones en televisión, radio, prensa escrita e internet, había asesorado a De Vivero en las pasadas primarias.

Su gerente, José Luis Caballero, declaró a ese portal que realizó varios trabajos para la candidatura: “Estudio de la situación del partido, estrategias, sondeo de los militantes, contratación de algunos de los establecimientos en los que intervino, gestionar su presencia en algunos medios radiales, potenciar su perfil político y construir un relato en torno a su figura, que resultase atractivo para los votantes”. Afirmaba que el coste de estas supuestas acciones no estaba cerrado, pero que por ser De Vivero podría dejarlo en 70.000 euros.

Alerta Digital también publicó varios cortes de audio de conversaciones telefónicas entre De Vivero y Caballero. El exmilitar denuncia que han sido sacados de contexto para perjudicarle, que toda la colaboración de Caballero fue “altruista” y que es “totalmente falso” que contratara a Caballero y su empresa. “No contraté nada ni tengo nota de encargo, ni he tenido relación con esa empresa. Solo he tenido relación con una persona que se ofrecía a colaborar con nosotros en determinados eventos [José Luis Caballero]: él buscaba locales a precio asequible y se pagaron; las facturas existen. El resto es falso”. Las facturas fueron exigidas por el partido, y De Vivero asegura que las entregó el 4 de noviembre.

Enrique de Vivero cree que ha sido objeto de una campaña dirigida para tumbar su victoria electoral. “Cuando comunico todo esto el partido no me apoya”, relata. “En el fondo subyacía que nuestra candidatura se pusiese tan en duda que había que descalificarla. Creo que estaba preparado por el comité nacional”.

El papel de Alerta Digital

Las primarias de Vox en Málaga se arrastran desde que en el verano de 2019 se articulara una moción de censura contra el presidente, José Enrique Lara, y su equipo, tras unos malos resultados electorales. Tres de las cuatro candidaturas críticas con Lara se retiraron de la carrera, y el voto de protesta acabó aglutinándolo De Vivero. Martín Ortega, promotor de la moción, explica que se retiró de la carrera electoral porque el objetivo era "quitar a Lara", pero antes mantuvo una reunión con De Vivero y Caballero: "Ese empresario intentó comprarme a mí, pero le dijimos que no tenemos precio”. “Cuando gana [De Vivero] vienen a cobrarle todo lo que han pagado de su campaña en puestos para personas allegadas a ellos”, señala. De Vivero admite que en diversas reuniones barajó la posible incorporación de personas “del mundo de la cultura, catedráticos, médicos…”. “Pero se ha encontrado que miembros electos de su propia ejecutiva le han parado los pies”, comenta Ortega.

Se da la circunstancia de que Armando Robles, director de Alerta Digital, y José Luis Caballero (el empresario que colaboró con De Vivero) son viejos conocidos. Varias informaciones publicadas en 2015 sitúan a Caballero como promotor del partido Soluciona, con el que Robles concurrió a las municipales de aquel año. “En un momento determinado ese medio [Alerta Digital], vetado por Vox a nivel nacional, pretende que se le dé alguna entrevista y se le hace saber que está vetado. Pasa de ser muy amigo a ser enemigo”, lamenta De Vivero.  

Robles, director de Alerta Digital, comenzó su carrera como jefe de prensa de Jesús Gil. Presentó La Ratonera, desde donde llamó “cerdos” a los seguidores del FC Barcelona y el Athletic de Bilbao. En su día, fue detenido por la Policía después de que fuera denunciado por sus comentarios xenófobos contra los musulmanes. Su portal ha pedido una “solución armada” en Cataluña y Robles escribió lo siguiente a propósito de la muerte de Pedro Zerolo, víctima de cáncer: “Los frutos del vicio se siembran aquí, y lo que se siembra se cosecha”. Robles también fue administrador único de Vit Channel, una empresa que llegó a suministrar contenidos esotéricos para 27 canales sin licencia. Después de años de multas, la Junta de Andalucía le precintó los equipos.

Año y medio después de que Martín Ortega iniciara los trámites para una moción de censura contra la Ejecutiva Provincial y tras un mandato de José Enrique Lara marcado por las dimisiones de cargos orgánicos e institucionales, Vox en Málaga sigue nadando en aguas pantanosas.

Etiquetas
Publicado el
19 de noviembre de 2020 - 20:43 h

Descubre nuestras apps