La candidatura de Martina Velarde deja en el aire la permanencia de Podemos dentro de Adelante Andalucía

La candidatura de Martina Velarde apuesta por un Podemos Andalucía "unido" y con "voz propia" dentro del partido estatal

Tras la salida de Teresa Rodríguez y su equipo de Podemos Andalucía, el grupo morado se ha quedado sin representación parlamentaria, sin subvenciones electorales y, probablemente, sin la sede del partido. Podemos Andalucía está dentro de la coalición electoral Adelante Andalucía, de la que también forma parte IU, dos grupos andalucistas y, desde hace sólo unos días, el partido Anticapitalistas, representado también por Rodríguez.

La primera decisión difícil que debe afrontar la futura dirección de Podemos Andalucía es si seguirá dentro de la confluencia Adelante, un sujeto político propio con el que Pablo Iglesias nunca estuvo de acuerdo, y que terminó aceptando en las últimas autonómicas a regañadientes. 

Después de culminar la asamblea estatal de Podemos, el Consejo Ciudadano Estatal ha convocado los procesos autonómicos para renovar las direcciones territoriales, que culminará el próximo 19 de junio. En Andalucía se han inscrito 32 candidatos a la coordinación general de Podemos, pero sobre ellos destaca la diputada en el Congreso por Córdoba, Martina Velarde, que cuenta con el respaldo y la plataforma logística de Iglesias. Velarde ha entrado ya en campaña con un equipo que recupera a antiguos diputados de Podemos Andalucía, como Libertad Benítez o Jesús de Manuel, que salieron del partido por sus discrepancias con Teresa Rodríguez y su deriva "pseudo-nacionalista". Su primer mensaje como candidata ha apelado a la "unidad". "Queremos ser un nexo de unión entre las distintas sensibilidades en la izquierda", dijo este viernes.

En efecto, la primera decisión que debe abordar la candidata es sencilla de definir, pero muy compleja de abordar: ¿La nueva dirección de Podemos Andalucía seguirá dentro de Adelante o saldrá de la confluencia para empezar de cero? Velarde no ha aclarado este dilema en su primera comparecencia telemática con los periodistas andaluces, que le han preguntado insistentemente por este asunto. "Adelante es una marca. Los inscritos que van a votar son de Podemos Andalucía. Que haya compañeros que han abandonado el proyecto no significa que Podemos Andalucía no existe. Nuestra idea es recuperar un partido fuerte", dice la diputada. El documento político que acompaña su candidatura también pasa de puntillas por el asunto orgánico, que será capital para entender la correlación de fuerzas de la izquierda andaluza, dentro y fuera del Parlamento.

"Yo por ahora sólo soy la candidata. Cuando se renueve la dirección, Podemos Andalucía tendrá que decir mucho sobre lo que pasa ahí, y Adelante Andalucía como tal tendrá que dialogar sobre cuál es la mejor solución para la gente", dice Velarde. Algunos periodistas se han mostrado extrañados por el hecho de que el programa político con el que aspira a liderar Podemos Andalucía no aclare si el futuro pasa por estar dentro o fuera de la confluencia. El 92,2% de los inscritos en Podemos Andalucía votó a favor de formar una coalición electoral con otras fuerzas de izquierdas, y posteriormente el 75% apoyó en primarias a Teresa Rodríguez y su apuesta por la confluencia de Adelante.

El objetivo de la gaditana era doble. Por un lado, sumar fuerzas con IU y otros partidos sin representación; pero por otro lado se había encontrado un atajo en su disputa interna con Iglesias para la autonomía política, orgánica y económica en Andalucía que la dirección estatal no le había dado. Esa doble hoja de ruta que usó Rodríguez para lograr su objetivo -en abierto enfrentamiento con Iglesias- también provocó la salida de muchos referentes del partido morado, que expresaron su decepción por la "desnaturalización de Podemos".

Algunos de esos políticos apartados vuelven ahora a la acción política y forman parte de la lista de Martina Velarde, con idea de "recuperar el Podemos que teníamos". "Podemos Andalucía no se llegó a construir nunca. El estatal estaba más centrado en Madrid, y quien debía dar personalidad al partido en Andalucía no lo hizo", explica una de las candidatas al Consejo Ciudadano Andaluz. Sobre la permanencia en Adelante, varios miembros de la lista de Velarde consultados por este periódico coinciden en que "se dejan las puertas abiertas, porque no hay una decisión definitiva tomada". "Ahora mismo estamos dentro. Tendrá que haber una comunicación con IU y con Anticapitalistas para ver si tiene sentido seguir ahí", advierte una de estas fuentes.

Velarde sí ha reconocido que, si sale elegida su ejecutiva, tendrá que "sentarse y dialogar" con los grupos de Adelante Andalucía y singularmente con Teresa Rodríguez, a la que ha pedido "altura de miras". Las diferencias estratégicas ahora mismo son notorias: en los últimos días, en medio de la pandemia por coronavirus, la gaditana ha maniobrado para posibilitar la entrada de su otro partido -Anticapitalistas- dentro de la confluencia, usando para ello su voto como líder interina de Podemos Andalucía.

Esto molestó a su socio fundador (IU), pero le irritó mucho más que una semana después de su entrada, Anticapitalistas y los dos grupos andalucistas impulsaran un manifiesto político que viraba político el rumbo de Adelante planteando su candidatura como marca propia en las elecciones municipales, autonómicas, europeas y generales. El documento resucitaba la posición que defendió Teresa Rodríguez en las últimas generales para que Adelante se convirtiera en la marca de Unidas Podemos en Andalucía. Entonces primó el rechazo de IU, pero ahora no. El conflicto seguirá latente hasta los próximos comicios, porque los comunistas siguen formando parte de Unidas Podemos y defienden estas siglas para las generales. "Ya tenemos una coalición estatal que se llama Unidas Podemos", ha recalcado Velarde.

La otra discrepancia que separa al proyecto de la diputada de Córdoba del equipo de Teresa Rodríguez es la relación que tendrán en el futuro con el PSOE andaluz. Los pablistas defienden la coalición del Gobierno de Pedro Sánchez, de la que forman parte, y en Adelante, una mitad está a favor (los diputados de IU) y otra mitad está en contra (los afines a Rodríguez). "La decisión de entrar en el Gobierno fue la correcta y fue apoyada por un 96% de los inscritos de Podemos", recuerda Velarde.

Etiquetas
Publicado el
6 de junio de 2020 - 10:54 h

Descubre nuestras apps

stats