El PP de Andalucía presume de instaurar las tasas universitarias más bajas de España... que llevan siéndolo desde 1992

Una de las puertas de acceso al edificio central de la Universidad de Sevilla.

A unos días del comienzo del curso universitario, el PP ha criticado que los estudiantes andaluces, hasta la llegada hace dos años y medio de los populares al Gobierno de la Junta, venían pagando "las tasas más elevadas a nivel universitario del territorio nacional", culpando de ello a los anteriores gobiernos del PSOE al frente de la administración andaluza. Pero los datos cuentan otra historia. La afirmación, realizada por el parlamentario del PP por Granada y presidente de Nuevas Generaciones de Granada, Rafael Caracuel, contradice un estudio, fechado en julio de 2020 y que le fue encomendado por la propia Junta de PP y Ciudadanos a la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), que dice que "los precios públicos de las enseñanzas universitarias en Andalucía han sido y son apreciablemente más reducidos que los que se han venido aplicando en la mayoría de las universidades públicas españolas".

Dos universidades andaluzas entre las 500 mejores del mundo, según el Academic Ranking of World Universities (ARWU)

Dos universidades andaluzas entre las 500 mejores del mundo, según el Academic Ranking of World Universities (ARWU)

El perfil de Twitter del PP-A ha difundido un vídeo de Caracuel en el que presume del fraccionamiento en ocho plazos del pago de la matrícula y el mantenimiento de la bonificación del 99% del coste de los créditos de las asignaturas que se aprueben en primera convocatoria, ambas medidas implementadas en los anteriores gobiernos del PSOE. Además, sentencia que "Andalucía es una de las comunidades autónomas en que menos se paga por el acceso a la Universidad, en contraposición a lo que pasaba con los gobiernos socialistas, que éramos una de las comunidades autónomas con las tasas más elevadas a nivel universitario del territorio nacional".

El propio Caracuel, cuatro días antes el 27 agosto, había difundido a través de los medios una nota de prensa en la que, igualmente, incidía en que "por tercer año consecutivo" el Gobierno de la Junta de Andalucía ha congelado las tasas universitarias, lo cual es cierto, mientras que "con los anteriores gobiernos socialistas, los jóvenes tenían que afrontar una de las tasas más elevadas dentro de todo el territorio nacional", insistía.

Según el mencionado Informe sobre la eficiencia del Sistema Público Universitario de Andalucía, cuyo objetivo era evaluar la eficiencia y la eficacia del sistema universitario público andaluz, "las universidades públicas andaluzas continúan liderando los precios públicos más bajos con 12,5 €/crédito". Un vistazo a la tabla de la evolución de los precios detalla que ya en el curso 1992/93 Andalucía establecía el coste mínimo de toda España para los estudiantes. La última tasa que apunta el informe es de 12,62 euros/crédito, el mismo previsto para este próximo curso. La tasa está "congelada desde 2012", apuntan fuentes de la propia Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, en manos de Ciudadanos.

Dicho estudio, del que ya se hizo eco este periódico, también aludía al "aumento de la discrecionalidad de fijación de los precios públicos" en la última década a raíz de que, también en 2012, el Real Decreto-ley 14/2012 de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo autorizara que las autoridades universitarias autonómicas fijaran los precios en las enseñanzas de grado y máster. En ese sentido apunta la AIReF que eso "amplía la brecha interinstitucional hasta posiciones de inequidad en el acceso a servicios preferentes que, con independencia de cuál sea el precio para pagar por el usuario, conllevan en su provisión y accesibilidad la ausencia de universalidad que identifica a los servicios públicos puros".

Y cita al respecto un ejemplo en el que vuelve a aparecer Andalucía por sus bajas tasas universitarias. "En el curso académico 2012/13, las universidades públicas catalanas fijan un precio por crédito para las enseñanzas de grado de máxima experimentalidad de 39,5 €/crédito, que multiplica por 2,26 el precio aplicado dos años antes y multiplica por 5 al precio máximo del curso inicial 1992/93, mientras que las universidades públicas andaluzas continúan liderando los precios públicos más bajos con 12,5 €/crédito, con lo que tan solo incrementan en 6,8% el precio vigente en el curso 2010/11 y representa multiplicar por 2,1 el precio de referencia para estas enseñanzas 20 años antes".

Por otra parte, la propia Consejería informaba en julio de que, como dice Caracuel, congelaba de nuevo el precio de las matrículas universitarias y aplicaba la bonificación de los créditos aprobados, una medida que implementó la Junta en el curso 2017/18. Fue el Ejecutivo autonómico, entonces en manos del PSOE, el que aprobó el decreto de Precios Públicos Universitarios por el que se bonificaba el 99% del importe de los créditos de las asignaturas aprobadas en primera matrícula, lo que se traduce desde entonces en pagar casi únicamente el primer curso de una carrera.

Bonificaciones en cuestión

Cabe recordar que, con la llegada de PP y Cs a la Junta, en los primeros meses de 2019 se produjeron un par de polémicas acerca de la gratuidad de las matrículas. El consejero, Rogelio Velasco, negó que el sistema de bonificaciones de matrículas universitarias en Andalucía fuera a suprimirse después de haber hablado de "alternativas" en una entrevista en El Mundo. Semanas más tarde, la secretaria general de Universidades dimitió al retomarse la polémica en ese sentido después de que la Asamblea de Consejos Universitarios de Andalucía denunciara que la Junta les había expuesto que sopesaba eliminar la bonificación de tasas. Con todo, la Junta ha mantenido la medida implementada en 2017.

Para Jesús María Ruiz, portavoz parlamentario de economía y universidades del PSOE, la Junta se vio "obligado a congelar las tasas" y, por otro lado, hubo otro intento de anular las bonificaciones a raíz precisamente de dicho informe, que cuestionó la gratuidad de las matrículas universitarias en Andalucía. "El PP ha tenido que reconocer a regañadientes las políticas de precios y de tasas del PSOE pese a que era el 'gobierno del cambio' y de que todo lo habíamos hecho mal". Según Ruiz, la Junta "tuvo que dar marcha atrás" en ese nuevo intento, "reafirmando la bondad y la idoneidad de las medidas que pusimos en marcha", pese a que el parlamentario popular "se otorgue veladamente la autoría" de las mismas, lamenta Ruiz.

El exconsejero socialista y exrector de la Universidad de Sevilla Antonio Ramírez de Arellano también se pronunció por Twitter a este respecto, respondiendo precisamente un mensaje del propio Ruiz que, como Arellano, apunta que la bonificación de matrículas no se encuentra en el nuevo modelo de financiación que la Junta prevé para las universidades, según advierte a este medio, una cuestión que el PSOE llevará próximamente al Parlamento de Andalucía.

Etiquetas
Publicado el
1 de septiembre de 2021 - 20:10 h

Descubre nuestras apps

stats