El PSOE-A y C's evitan las comparecencias en la comisión de investigación antes del 20D

Constitución de la comisión de investigación de la formación en Andalucía.

La primera reunión de los 10 miembros (dos por grupo) de la comisión de investigación constituida en el Parlamento de Andalucía -la décima de su historia- para buscar responsabilidades políticas en el fraude con las subvenciones para formación ha terminado con bronca y con una conclusión: difícilmente habrá comparecencias hasta que pasen las elecciones generales del 20 de diciembre, para cuya campaña que empieza el 5 de diciembre será interrumpido el trabajo de la misma, lo que obligará a que no sea hasta enero cuando pudieran comenzar a desfilar los primeros convocados.

La comisión de investigación de la formación en Andalucía se constituye sin sorpresas ni consenso

La comisión de investigación de la formación en Andalucía se constituye sin sorpresas ni consenso

Con el voto del PSOE-A y C's ha sido suficiente -porque es ponderado y suman mayoría absoluta en la cámara- para evitar que se haya fijado una fecha de presentación de un listado de comparecientes en noviembre, como exigían el PP-A, Podemos de IU, que pretenden -especialmente los dos primeros- sentar a la propia presidenta de Andalucía, Susana Díaz, a dar explicaciones. Pero lo cierto es que, tras tres horas de reunión, no hay ni siquiera fecha, no ya para citar a los primeros comparecientes, sino para decidir quiénes deben ser.

De hecho, la comisión de investigación sólo ha conseguido fijar con consenso en su agenda de trabajo que se reunirá los martes de 10.00 a 14.30 horas -estando habilitados los lunes si fueran necesarios- y de manera excepcional los viernes y que el mes de enero quedará habilitado para trabajar, pese a ser inhábil en el Parlamento de Andalucía. Esto ha sido después de que ni Podemos ni IU hayan conseguido convencer a los demás de que no se suspendiera el trabajo durante la campaña de las elecciones generales, pero en esto se han topado con la oposición no ya sólo del PSOE-A y C's, sino también del PP-A, que han justificado la tregua como clave para evitar que se contamine el objetivo de la comisión de investigación.

Con la previsión de que la investigación puede prolongarse hasta mediados del próximo año, se ha fijado como tope para pedir documentación con la que nutrirse hasta el 28 de octubre. Los comisionados volverán a verse el 3 de noviembre para ver si es suficiente o se pide más. Y ya entonces se verá. En este sentido, Podemos sí ha conseguido que fuera aprobada por unanimidad su propuesta de pedir del tirón a la Junta de Andalucía todos los expedientes de subvenciones que ésta ha revisado de las otorgadas entre 2007 y 2011 -último año de convocatoria de estos fondos- y que han concluido con la petición de devolución del dinero a sus beneficiarios por no haber justificado su uso debidamente.

De todas maneras cuando el PP-A ha propuesto, con el respaldo de Podemos e IU, el 6 de noviembre como fecha para tener ultimada la lista de comparecientes, se ha topado con la oposición del bloque PSOE-A-C's que han insistido en la necesidad de "estudiar primero a fondo la documentación" para luego saber a quién quieren llamar. Desde este bloque de la oposición se ha interpretado esto como el empeño del PSOE-A, con el beneplácito de C's, por evitar que Susana Díaz aparezca en la citada lista en vísperas del 20D si finalmente es llamada. Lo que tiene visos de ocurrir, toda vez que lo van a exigir el PP-A y Podemos y, si cumple su palabra, no se opondrá C's, y sumarían votos suficientes para imponerlo.

El lapsus de C's

Uno de los momentos más esperpénticos se ha vivido cuando la segunda integrante de C's, Marta Bosquet, se ha mostrado partidaria de que excepcionalmente se pidiera una segunda comparecencia de la misma persona -como han convenido el PP-A, Podemos e IU- y le ha llamado la atención su compañero de partido y presidente de la comisión de investigación, Julio Díaz, invitándola a que reconsiderara su voto. Y lo ha hecho, de manera que ha sido abortada esta posibilidad. Por cierto que cuando ha terminado la reunión Marta Bosquet ha dicho que "C's no tiene ningún problema" en que haya comparecencias antes del 20D.

En cuanto a los tiempos de intervención, con más o menos bronca, se ha fijado que haya 15 minutos de exposición por parte del compareciente, 20 para preguntas y cinco más en un segundo turno por si hay otras cuestiones que hacerle, lo en lo que han coincidido todo menos el PSOE-A.

En este sentido, el portavoz de IU en la comisión de investigación, José Antonio Castro, ha criticado que el PSOE-A con su propuesta de trabajo -la única que no se dio a conocer a la prensa cuando fue registrada- pretendiera que "el Consejo de Gobierno marcara los ritmos a la comisión de investigación", lo que ha calificado de "kafkiano". En su opinión, supeditar la propuesta de comparecientes a que se haya leído toda la documentación es una barbaridad: "Es que a lo mejor para conocer determinadas cosas no quiero un documento, sino que escuchar qué tiene que decir una persona en cuestión".

En la misma línea, ha subrayado que con este primer encuentro se ha marcado la tónica de lo que será la comisión de investigación: "Una mayoría absoluta por voto ponderado del PSOE-A y C's para constreñir el proceso". Es más, ha mostrado su sorpresa por el hecho de que el PSOE-A y C's pidan ahora tiempo para estudiar primero la documentación, cuando el líder de estos últimos, Albert Rivera, "dijo que ya sabían quién debía comparecer".

Por su parte, Juan Moreno Yagüe, de Podemos, ha calificado este primer encuentro de "tomadura de pelo" por haber salido sin ni siquiera tener fecha para los comparecientes. "Vamos a empezar a llamar a gente ya si realmente queremos que se aclaren las cosas", ha dicho, criticando la "dilación" que a su juicio pretenden imponer el PSOE-A y C's a este proceso.

En términos parecidos se ha expresado desde el PP-A Carlos Rojas quien ha calificado de "escandaloso" que las comparecencias no vayan a comenzar hasta el 2016, "fruto de un acuerdo entre PSOE-A y C's". Les ha recriminado su alianza "para poner cortapisas a la comisión de investigación actuando al dictado de Susana Díaz".

Visión muy contraria la ofrecida por Rodrigo Sánchez, integrante de la comisión de investigación por el PSOE-A, quien ha argumentado que no se puede puede garantizar que las comparecencias se celebren antes de que comience 2016 porque "hay una cantidad ingente de documentación y tenemos que conocerla". Para concluir: "No podemos preguntar a los comparecientes y no tener conocimiento del asunto en profundidad". Es más, ha reprochado a los populares su pataleta por esto y ha anunciado que presentará una queja a la Mesa de la Cámara porque hayan asistido "e intervenido" los cuatro miembros del PP-A (los dos titulares y los dos suplentes) a la reunión "sin tener derecho a ello".

Etiquetas
Publicado el
21 de octubre de 2015 - 00:00 h

Descubre nuestras apps

stats