La portada de mañana
Acceder
Así se rompió el pacto entre Ayuso y el Gobierno contra la pandemia en Madrid
La gestión del viaje del rey desata tensiones entre Zarzuela y el Gobierno
Opinión - El Rey se la juega, por Elisa Beni

La comisión de investigación de la formación en Andalucía se constituye sin sorpresas ni consenso

Julio Díaz, presidente de la comisión de investigación.

No ha habido sorpresa y el diputado de C's y exmilitante del PSOE-A Julio Díaz ha salido elegido presidente de la comisión de investigación del Parlamento de Andalucía sobre la formación con los votos de estos dos grupos y sin el respaldo del resto (PP-A, Podemos e IU) en la constitución de la misma, que se ha producido este jueves. Los 10 miembros de la comisión de investigación, a razón de dos por cada grupo, se han reunido por primera vez y han acordado darse hasta el 13 de octubre para plantear el trabajo, básicamente una propuesta de calendario y comparecientes que deberán pasar por la misma, y será el 20 cuando vuelvan a convocarse. El objetivo es buscar responsabilidades políticas en relación a un caso que ha supuesto más de 300 detenidos y decenas de imputados por la gestión y uso de subvenciones para la formación, en concreto en el periodo comprendido entre 2002 y 2012.

El fraude de la formación no es exclusivo de Andalucía: hay denuncias en otras nueve comunidades autónomas

El fraude de la formación no es exclusivo de Andalucía: hay denuncias en otras nueve comunidades autónomas

Tanto el PP-A como Podemos han presentado sus propuestas para la presidencia (Teresa Ruiz Sillero y Begoña Gutiérrez, respectivametne) para evitar que la comisión de investigación fuera liderada por Julio Díaz, entendiendo que esto le "resta neutralidad" y supone que la "controlan" la fuerza que está en el gobierno (PSOE-A) y la que permitió la investidura (C's). Pero no han conseguido votos para ello. Ni siquiera la idea del PP-A de una presidencia rotatoria como solución intermedia. Mientras, IU no ha presentado ningún candidato y se ha abstenido en las votaciones.

Cuando ha terminado la reunión, Julio Díaz se ha mostrado contento por su elección, que asume "con mucha responsabilidad". Ha subrayado que esta primera reunión se ha producido en "buen clima" y que ahora "toca trabajar para que se sepa lo que pasó" con los fondos públicos que supuestamente habrían sido defraudados y que investigan los tribunales mientras los diputados intentarán ver si hay responsabilidades políticas también. En cuanto a las críticas del resto de la oposición por sus vínculos con el PSOE-A, antes, y con C's, ahora, ha remarcado: "Tengo muy claro por qué me fui de la política y por qué he vuelto (...). Y es en el convencimiento de que la política se puede regenerar. En C's he encontrado esto".

También ha sido preguntado por el hecho de que el líder de su partido, Albert Rivera, haya abogado por que C's pida la comparecencia de la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, como insiste el PP-A. En este sentido, el portavoz parlamentario de C's, Juan Marín, había dicho que no se opondrían a ello, pero no que tomarían la iniciativa. Este jueves, Julio Díaz ha abundado en esta tesis, pese a la resolución de Albert Rivera, del que en todo caso, ha negado que se haya precipitado. "Nunca se precipita. (...) Nunca actuamos guiados por nadie, ni desde dentro ni desde fuera de las instituciones", ha aseverado.

Tras una reunión de la que todos los integrantes han salido con voluntad constructiva y el compromiso de arrojar luz sobre este escándalo, queda la parte más complicada, que será ponerlos de acuerdo en relación a quiénes deben comparecer en la comisión de investigación. Porque si el PP-A, por ejemplo, parece empeñado en sentar a Susana Díaz -pese a que el periodo investigado por los juzgados es hasta 2011 y ella no era presidenta todavía- el PSOE-A, por su parte, tampoco descarta llamar a la ministra Fátima Báñez. Eso sí, las comparecencias serán a puerta abierta, mientras que la constitución de la comisión de investigación este jueves ha estado vetada a la prensa.

Los integrantes

La comisión de investigación, que tendrá voto ponderado, estás compuesta, por el PSOE-A, con Rodrigo Sánchez Haro y Marisa Bustinduy; el PP-A, con Carlos Rojas y Teresa Ruiz-Sillero; Podemos, con Juan Ignacio Moreno Yagüe y Begoña Gutiérrez; C's, con Julio Díaz y Marta Bosquet; e IU, con José Antonio Castro y Elena Cortés, como titulares. Cada grupo tiene también dos suplentes.

Carlos Rojas ha dado por hecho que el PSOE-A y C's "han pactado la comisión de investigación". En este sentido, ha pedido "explicaciones" a Albert Rivera, a cuenta del "camino que está llevando C's en Andalucía, donde ha formalizado un bipartito con el PSOE-A". En términos parecidos se ha expresado Juan Manuel Moreno Yagüe: "Lo que se rumoreó en su momento cuando se acordó la creación de la comisión de investigación se ha materializado", ha dicho en relación a su presidente, y está convencido de que el pacto "oculto" del PSOE-A y C's "condicionará bastante el funcionamiento" de la misma. Mientras, Elena Cortés, también molesta por esta elección del presidente, ha insistido en que IU va a hacer "un trabajo serio y riguroso".

Por otro lado, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Lorenzo del Río, ha subrayado que la comisión de investigación le "merece todo el respeto". Tras entregar en el Parlamento de Andalucía la Memoria 2014 del TSJA, Lorenzo del Río ha recordado que son dos terrenos "bien diferenciados: el parlamentario y el judicial". Por ello, respeta, "como es lógico", que el "poder soberano" del Parlamento de Andalucía haya tomado esta decisión.

Etiquetas
Publicado el
1 de octubre de 2015 - 15:20 h

Descubre nuestras apps

stats