Las empresas locales ponen la lupa en el aterrizaje de Amazon en Huesca

Plataforma Logística Huesca Sur (Plhus)

La ubicación de un centro de datos de Amazon en Huesca supondrá un espaldarazo a la economía local y regional. Pero los empresarios locales no quieren que haya un trato de favor hacia el gigante multinacional que pueda perjudicar a las pequeñas y medianas firmas ya situadas en la Plataforma Logística Huesca Sur (Plhus), donde aterrizará la compañía estadounidense en 2022, o en otros polígonos industriales. Amazon ocupará una superficie de más de 140.000 metros cuadrados y prevé levantar dos edificios de almacenamiento de datos. Se dividirán en un área central para uso administrativo y a los lados tendrán dos salas donde se localizarán los ‘racks’ o servidores que deberán estar en todo momento alimentados de energía y a una temperatura óptima.

El centro se alimentará de energía eléctrica de la red. La planta se abastecerá de la red de agua municipal que suministra al polígono. Además, un sistema de refrigeración de agua tratará el aire para mantener la temperatura idónea. La consejera de Economía, Industria y Empleo del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, aseguró en Radio Huesca que el centro de proceso de datos va a necesitar “más energía que toda la ciudad de Huesca junta”. Más allá de este hecho, Amazon se ubicará asimismo en las provincia de Zaragoza, en Villanueva de Gállego y El Burgo de Ebro para conformar un “corredor del conocimiento” y encender un motor económico que “hay que aprovechar”.

También para la llegada de otras firmas que se sumen al tejido empresarial aragonés. Está previsto que esta división tecnológica de Amazon pueda comenzar a funcionar en 2022 y necesitará una década para que funcione a pleno pulmón. Se van a invertir unos 2.500 millones de euros y se generarán puestos de trabajo que requieren una gran cualificación. De momento, para la capital oscense se requiere un responsable del programa de seguridad, para diseñar, instalar e integrar sistemas de seguridad que incluyan control de acceso, detección de intrusos y circuito cerrado de televisión.

Se pide currículum en inglés (y hablarlo a un nivel intermedio, como mínimo), siete años de experiencia en sistemas de seguridad, manejo del Excel y de todo el software básico de Microsoft Office y disponibilidad para viajar en un 20% del tiempo, entre otros requisitos encaminados a velar por la seguridad de los datos de clientes y empleados. Se valorará el conocimiento de Autocad.

Ignacio Almudévar, presidente de la Federación de Polígonos de Huesca, respalda la llegada de Amazon pero también pide equidad para el resto de empresas locales. “Ha habido muchos empresarios de Huesca que dieron el paso para ir a este polígono, pero no lo pudieron realizar por la crisis inmobiliaria y económica”, recuerda con un malestar “muy grande” porque “a una gran empresa como Amazon se le ha concedido una serie de privilegios. El suelo de Plhus es público y todos deberíamos saber con qué condiciones ha venido Amazon a Huesca”.

Ha querido denunciar este empresario un posible “trato de favor” hacia la firma al tiempo que empresarios oscenses “han hecho una inversión muy grande que han perdido, cantidades que en estos momentos se necesitan “para seguir con la actividad empresarial”. Fuentes del Gobierno de Aragón replican que esta última información es falsa y que solo existe "un caso" de hace más de una década de un empresario que quiso recuperar la cantidad fijada en el contrato de reserva de suelo en Plhus y con el que no se llegó a un acuerdo.

La respuesta del alcalde, Luis Felipe, ha sido la de entablar conversaciones con el Gobierno de Aragón para arrojar luz sobre estos puntos. “No es que Plhus haya hecho nada mal, pero desde la Federación queremos intentar negociar o ver qué solución se puede dar a estas personas que invirtieron allí y ahora han perdido el dinero y las parcelas”, añade Almudévar.

Además, también ha generado descontento la exención total del Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) frente a unas firmas oscenses que no pueden acceder a esta medida ni tampoco a las incluidas en los Proyectos de Interés General de Aragón (PIGA). El concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Huesca, José María Romance, ha matizado que las ordenanzas fiscales contemplan una reducción del 95 % para las empresas que se instalen en Plhus y en el Parque Tecnológico Walqa, como también en los polígonos industriales de la ciudad.

El otro 5% de bonificación, hasta llegar a la exención total del impuesto, procede de otra bonificación general, una ventaja que se dan a las empresas que generan empleo con características como contratos indefinidos y con el afán de “potenciar” los polígonos, Plhus y Walqa y de beneficiar a las empresas que se instalen allí. Para el presidente de la Federación de Polígonos Industriales, Ignacio Almudévar, esto no se ha cumplido en todos los casos y se trataría de una “doble discriminación manifiesta”.

Etiquetas
Publicado el
22 de febrero de 2021 - 22:53 h

Descubre nuestras apps

stats