La portada de mañana
Acceder
El rey emérito se blinda de pagar impuestos con su residencia fiscal en Abu Dabi
Investigación - Tres años sin noticias de la mitad oculta del archivo de Villarejo
Opinión - 'El machismo y sus burlas, herencia española', por Rosa María Artal

PSOE-Ciudadanos: el acuerdo tácito que sostiene la gobernabilidad en el Ayuntamiento de Huesca

Gema Cajal, Rosa Gerbás, Luis Felipe, Salvador Cored y José Luis Cadena en el Coso de Huesca

Miguel Barluenga


0

En algún universo paralelo, el acuerdo que firmaron en 2016 Pedro Sánchez y Albert Rivera propició un gobierno PSOE-Ciudadanos. La realidad desmintió en cambio una teoría que sí se ha puesto en práctica en algunas grandes ciudades, como sucede en Burgos o en Leganés, y también sin que haya habido necesidad de firmar pactos ni coaliciones. Es el ejemplo de Huesca, donde gobierna en solitario el Partido Socialista y la formación naranja ha permitido con sus votos la aprobación de los presupuestos municipales en los tres últimos años, desde el inicio de la legislatura. Además, el presidente del ejecutivo aragonés, Javier Lambán, ha elogiado en numerosas ocasiones el talante de Daniel Pérez Calvo, portavoz del grupo parlamentario de Ciudadanos, pese a formar parte de la oposición al cuatripartito PSOE-Podemos-CHA-PAR.

De hecho, en la capital oscense Luis Felipe es el primer edil y gobierna en solitario con diez de los 25 concejales, un partido a su izquierda (Podemos-Equo, con dos ediles) y tres a su derecha (PP con nueve, Ciudadanos con tres y Vox con uno). Una situación de posible debilidad que se ha ido sorteando en el tiempo con un acuerdo tácito entre PSOE y Ciudadanos, coalición sin reparto de sillones que ha servido de llave maestra para sacar adelante las cuentas de la ciudad. Una relación sin la que resultaría imposible la gobernabilidad. Vox que ha votado en contra en esta ocasión, se abstuvo en las dos anteriores.

Los socialistas han aceptado para ello siete de las nueve propuestas presentadas por Ciudadanos, mientras que el resto de grupos municipales votó en contra después de que solo se admitieran ocho de las cerca de 60 que plantearon. Con todas estas modificaciones, los presupuestos aumentan en 275.000 euros respecto a 2021 y alcanzan los 52,6 millones de euros, un 1,7% más que el pasado ejercicio. El concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Huesca, José María Romance, se refiere a una “clara voluntad de consenso” con la aceptación de 15 enmiendas con cargo a los presupuestos de 2022 y ocho más que se financiarían con los posibles remanentes de este año.

Voto favorable a las cuentas

El grupo municipal de Ciudadanos, por su parte, ha garantizado su voto favorable a las cuentas, aunque mantienen abierta la negociación para poder incorporar alguna propuesta más cuando el equipo de gobierno ejecute la cantidad disponible de aquellos remanentes. Este respaldo ha sido “fruto de la negociación” con el equipo de gobierno para tratar de encajar las enmiendas de la formación liberal y, de forma paralela, lograr nuevas partidas a las que destinar los remanentes.

Desde el grupo municipal naranja su portavoz José Luis Cadena, agradece la “disposición” que ha demostrado el PSOE, y ha recalcado que el voto para la aprobación de los presupuestos tras el paso por la comisión de Hacienda debía ser “consecuente con la situación económica que viviremos el próximo ejercicio, y responsable respecto a la situación que supondría no aprobar los presupuestos y tener que prorrogarlos. Entre otras cosas no podríamos optar a los fondos europeos”.

Las enmiendas que ha admitido el equipo de gobierno oscense “han permitido la movilización de más de 300.000 euros e incorporar o mejorar medidas para impulsar la recuperación económica, ayudas a las empresas y familias, y permitirán lograr una institución más dinámica y seguir dando pasos en la eficiencia y eficacia en la gestión Por un lado, se ha admitido incrementar las partidas destinadas a los Bonos Impulsa y las ayudas para el desarrollo empresarial y la aportación para respaldar a las familias en la escolarización en el primer ciclo de Educación Infantil, además del refuerzo de la poda de la ciudad y mayor dotación al área de Participación Ciudadana.

Aparte, la formación liberal celebra la incorporación de “nuevas partidas para seguir trabajando en la eficiencia energética y frenar la factura del consistorio”. El PSOE encara el penúltimo año de la legislatura sin haber zozobrado en un contexto que nació enrarecido después de la sorpresiva investidura de Luis Felipe en junio de 2019. Un voto en blanco, de paternidad no reclamada, mantuvo en la alcaldía al socialista cuando todo apuntaba a un pacto previo entre PP, Ciudadanos y Vox para aupar al cargo a la popular Ana Alós. Entonces se achacó este insólito hecho a una guerra “fratricida” entre PP y Ciudadanos y se rechazó frontalmente la teoría de que se trataba de un acuerdo soterrado entre el PSOE y la formación naranja trasladado después a la Comarca de la Hoya de Huesca. El también concejal de Ciudadanos Enrique Novella es vicepresidente de una institución presidida por el Partido Socialista. El PAR completa el tripartido de gobierno comarcal.

A nivel autonómico, Ciudadanos se ha postulado para mediar entre Javier Lambán y el alcalde de Zaragoza, el popular Jorge Azcón, para normalizar las relaciones y desbloquear asuntos pendientes como el nuevo estadio de la Romareda, convenios urbanísticos o “limar asperezas” en el reparto de fondos europeos. Esta fue una de las cuestiones que transmitió a Lambán en la reciente reunión que mantuvieron en la sede del Gobierno de Aragón, de algo más de una hora y que resultó “muy fructífera”, según destacaron las dos partes.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats