Consecuencias de la pandemia: los enfermos con problemas de coagulación se sienten olvidados y piden auxilio a los partidos

En Aragón, hay más de 52.000 anticoagulados, de los cuales unos 32.000 toman sintrom. Se calcula que hay unos 6.000 enfermos sin diagnosticar.

La lucha contra la Covid está monopolizando todos los recursos públicos, lo que se traduce en la marginación de los enfermos crónicos, como sería el caso de los que, por su patología base, precisan de un Tratamiento Anticoagulante para evitar la aparición de coágulos. La Asociación de Anticoagulados de Aragón (Asanar) ha transmitido la sensación de olvido a los partidos políticos con representación en las Cortes con quienes se ha reunido en las últimas semanas. La Asociación ha trasladado también a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Aragón la vieja reivindicación que hasta ahora no ha sido atendida: la extensión del programa de autocontrol de la enfermedad con el fin de mejorar la calidad de vida de los pacientes.

En Aragón, hay más de 52.000 anticoagulados, de los cuales unos 32.000 toman sintrom. Se calcula que hay unos 6.000 enfermos sin diagnosticar. En situación normal, la sangre fluye por el sistema circulatorio sin coagularse y tiene la capacidad de coagularse por sí sola cuando se produce un corte taponando la herida. El objetivo de los Tratamientos Anticoagulantes es alargar el tiempo de coagulación de la sangre para evitar que se formen coágulos, con los consiguientes riesgos de mortalidad y morbilidad asociados, y hacerlo de forma segura, evitando, también, el riesgo a sufrir una hemorragia. Para evitar riesgos de padecer alguna de esas patologías, los pacientes toman Tratamientos Anticoagulantes Orales (TAO). Su objetivo es mantener los niveles de coagulación adecuados para evitar trombos, por lo que son necesarios unos controles estrictos como cualquier otra enfermedad crónica, como sucede con la diabetes, a través de los coagulómetros portátiles.

Estos aparatos permiten a los enfermos la posibilidad de un control desde su propia casa. Sin embargo, esta tecnología no está disponible para todos los pacientes en tratamiento con sintrom, que se ven obligados a acudir a su centro sanitario, ya que no pueden controlarse desde su domicilio. Con la pandemia, la situación se ha vuelto mucho más compleja, puesto que este tipo de enfermos, un colectivo considerado de riesgo, se ha visto obligado a retrasar sus controles periódicos en su centro sanitario para no contagiarse del coronavirus, aumentando a su vez los riesgos de sufrir un episodio troboembólico.

Por ello, la Asociación entiende que “ahora más nunca”, hay motivos suficientes para afrontar el reto de implantar un programa de autocontrol de calidad, ágil y rápido, acompañado de una formación continuada que permita al paciente hacerse cargo de su tratamiento, auxiliado por la Asociación de Anticoagulados.

“No estás solo”, nueva campaña

Mañana miércoles 18 de noviembre, se conmemora el Día Nacional del Paciente Anticoagulado, en esta ocasión bajo el lema “No estás solo”. Dadas las circunstancias especiales de este año, no se ha organizado actos de celebración, sino que desde Asanar se ha solicitado la colaboración del personal sanitario, colegios profesionales, instituciones, entidades privadas de la Comunidad para que envíen mensajes de apoyo a este colectivo de pacientes.

Etiquetas
Publicado el
16 de noviembre de 2020 - 22:46 h

Descubre nuestras apps

stats