eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pasado, presente y futuro de un Hogar

Después de diez años rescatando animales y con más de 200 habitantes, en El Hogar Animal Sanctuary afrontamos una nueva etapa para encontrar unas tierras definitivas de las que nunca puedan echarnos

Queremos que el nuevo Hogar sea un nuevo hito en la lucha por construir un mundo mejor, basado en la interseccionalidad y con el objetivo de ser cada vez más autosuficiente, para lo cual albergará, entre otros espacios, un pequeño hotel vegano y un huerto ecológico

- PUBLICIDAD -
Elena Tova junto a uno de los habitantes de El Hogar Animal Sanctuary

Elena Tova junto a uno de los habitantes de El Hogar Animal Sanctuary Lucía Albano

El pasado

Fundé El Hogar en Madrid en el año 2007, el primer santuario multiespecie de España. En aquel entonces aún bajo el nombre de El Hogar de Luci, en referencia a una perrita rescatada de una de las peores perreras de España. Ya antes de 2007 El Hogar de Luci venía funcionando como protectora virtual y había logrado acogida y adopción para cientos de perros y gatos. Pero entonces Benito, un cerdo al que encontramos herido en el exterior de una explotación cercana, generó en mí un sentimiento nuevo, una reflexión acerca de la necesidad de ampliar el círculo de empatía más allá de los animales “domésticos”. El rescate de Benito, con quien nació el santuario, fue el primero de cientos de rescates y recuperaciones de animales de explotación que se sucederían en los siguientes años. Muchos de ellos ancianos, enfermos y heridos, tanto física como psicológicamente. Este sería, como ya había sido en el pasado, el sello de identidad de El Hogar.

Pero el espacio en el que estaba ubicado el santuario en Madrid no era lo suficientemente grande ni estaba adaptado para las nuevas necesidades: si queríamos rescatar cada vez más animales de diferentes especies, necesitábamos otro tipo de terreno. Comencé entonces una búsqueda de nuevas tierras y, a la vez, de financiación para estas. Tras años de búsqueda, encontré en una fundación suiza una oportunidad para financiar las tierras. Dicha fundación se comprometió a ceder a El Hogar este nuevo terreno de forma permanente. Es entonces cuando el nombre de la asociación cambió a El Hogar ProVegan.

El presente

En 2014, El Hogar se trasladó al nuevo terreno, ubicado en Tarragona. Tras diferencias fundamentales en cuanto al criterio de gestión de la asociación, por las cuales tanto yo como el equipo de voluntarias nos vimos sometidas a una situación insostenible, Fundación ProVegan decidió de forma unilateral terminar el acuerdo con El Hogar y nos dio doce meses para desalojar las tierras. Se ofrecieron para seguir cuidando de los animales allí ubicados, sabiendo como saben que los cuidados de más de 200 animales, muchos de ellos enfermos y ancianos, requieren de las manos expertas que los cuidan desde hace años y de las voluntarias. Sabiendo como saben que a estos animales los siento como a mis hijos, y que jamás me separaría de ellos. Hemos ofrecido en varias ocasiones comprar esas tierras, pero solo hemos obtenido negativas, así que esa no es una opción.

Elena Tova atendiendo a uno de los animales de El Hogar Animal Sanctuary junto a una voluntaria

Elena Tova atendiendo a uno de los animales de El Hogar Animal Sanctuary junto a una voluntaria Antonio García

El futuro

El Hogar cambió entonces su nombre a El Hogar Animal Sanctuary. Nos enfrentamos a un un reto enorme, ya que necesitamos reubicarnos en un lugar que, esta vez sí, debe ser el definitivo, un terreno del que nadie jamás pueda volver a desahuciar a los animales. Y para ello es necesario comprar dicho terreno. Pero rendirse nunca estuvo en el ADN de El Hogar, así que comenzamos a concebir un nuevo proyecto en nuestra cabeza. Uno que constituya un nuevo hito en la lucha por la liberación animal. Que abrace a distintos tipos de víctimas y en el que confluyan diferentes causas. El proyecto del nuevo Hogar Animal Sanctuary estará compuesto por 5 secciones diferentes y complementarias:

Ayuda social. El Hogar Animal Sanctuary acogerá en esta nueva etapa también a víctimas humanas. Personas que han sido excluidas y desahuciadas por esta sociedad: personas con diversidad funcional, mujeres víctimas del maltrato, etc. Se dará oportunidades de formación e inserción social y laboral, de aprender un oficio (a través del trabajo en las diferentes secciones que comentaremos más abajo). Y una oportunidad de convivir en un entorno de empatía y paz, de curarse de sus heridas… No se trata de utilizar a los animales para realizar terapias, sino de poner en práctica la idea de ayuda mutua: poder identificarse con víctimas de otras especies para que entiendan que la violencia es sólo una, y se ejerce siempre contra el débil y el indefenso.

Veterinaria. Los santuarios de animales nos enfrentamos a un gran reto: la ausencia total de conocimientos acerca de los cuidados de animales llamados "de explotación". Cerdos, vacas, ovejas y otras muchas especies son únicamente concebidas como recursos, no como seres sintientes. Por lo tanto, la ciencia veterinaria, en lo que respecta a este tipo de animales, está enfocada en sacarles el máximo partido, en hacerles más eficientes, y no en cuidarles y tratar sus enfermedades. Solo se trata lo más básico, a través de antibióticos (y hormonas) que pasan por supuesto a la cadena alimentaria. Pero cuando aparecen dolencias que requerirían tratamientos específicos y especializados estos animales (estos individuos) dejan de ser rentables; es más rentable para la industria deshacerse de ellos que investigar sobre cómo curarlos. Por lo tanto, en este nuevo proyecto de El Hogar Animal Sanctuary la sección de Veterinaria cobra una especial relevancia. Urgen veterinarios empáticos, que quieran aprender y trasmitir estos aprendizajes a otros veterinarios. Que creen un corpus teórico, estudios específicos sobre cómo tratar diferentes patologías y dolencias que, a día de hoy, simplemente no se investigan. En nuestra experiencia, cada vez que uno de nuestros animales sufre algún tipo de dolencia más o menos desconocida o poco investigada por la ciencia veterinaria comienza un periplo de visitas por diferentes consultas en busca de soluciones que a veces no llegan o que llegan demasiado tarde. Es por ello que en El Hogar Animal Sanctuary queremos abrir un consultorio veterinario en el que un equipo de profesionales se especialice en el tratamiento de estas especies. Así podremos, además, tratar a los habitantes del santuario en nuestras propias instalaciones, sin necesidad de hacerles pasar por el trauma de sacarlos de allí, con el estrés asociado al viaje y la estancia en lugares ajenos, con gente que no conocen.

Restauración. Es fundamental, una vez estemos instalados en el nuevo terreno, encontrar fuentes de financiación que hagan al santuario cada vez más autosuficiente, menos dependiente de las donaciones y de la caridad. La idea es que una de estas fuentes sea un pequeño hotel vegano. Tendremos así la oportunidad de ofrecer una alternativa de turismo ético y sostenible, en contacto con los animales y con la cotidianeidad del santuario. Un trocito de utopía vegana para desconectar durante unos días, y para evitar ser testigos de situaciones de explotación y maltrato de animales, tan frecuentes en tantos lugares. Se ofrecerán además en esta sección cursos y formación sobre alimentación consciente y de restauración vegana. Este hotelito vegano se llamará 'La Cabaña'.

Horticultura. En el nuevo terreno en el que se ubicará El Hogar pondremos en marcha un huerto vegano basado en la idea de la permacultura: perfectamente eficiente y respetuoso con el medio natural, evitando cualquier tipo de explotación animal. La idea es poder alimentar con este huerto a los animales (humanos y no humanos) de El Hogar de forma natural y sostenible, pero también poder expandir nuestro mensaje de una alimentación más consciente, sana, ecológica y sostenible con la creación de una marca de alimentos ecológicos, 'El Huerto', que abastecerá a grupos de consumo, así como a restaurantes y tiendas de la zona. Esta sección constituye además una oportunidad para dar formación a las víctimas humanas que serán acogidas en El Hogar: formación en jardinería, horticultura, plantas aromáticas, etc.

Eventos. En El Hogar Animal Sanctuary llevamos más de diez años realizando todo tipo de eventos en diferentes ciudades, enfocados tanto a la recaudación como a la concienciación. En esta nueva etapa seguiremos apostando por este tipo de actividad, pero además, en las propias instalaciones del santuario habilitaremos espacios para dar cabida y voz a diferentes colectivos: feministas, ecologistas y diferentes causas que queremos que confluyan para, entre todos, ser más eficientes y trabajar codo con codo para dar los pasos necesarios para construir un mundo mejor. Un espacio para la interseccionalidad en el que todas las causas justas tendrán la oportunidad de debatir, crear y poner en marcha proyectos de carácter social.

Educación. Desde hace más de diez años se han venido poniendo en marcha diferentes actividades destinadas a la educación en valores a través del veganismo, el respeto por la naturaleza y por todos sus seres sintientes. En esta nueva etapa de El Hogar seguiremos apostando por la educación como el auténtico motor de cambio social. Con más energía y más ideas que nunca, trabajaremos con diferentes expertos y colectivos del sector educativo para tener un mayor impacto no solo en niños, sino también en adolescentes y adultos. Nadie nace aprendido y nadie nace vegano, así que pondremos en marcha diferentes proyectos de accesibilidad y concienciación sobre las ventajas de llevar una vida vegana.

Construcción. Un santuario de animales requiere de constantes reformas y mejoras de sus instalaciones. Desde aparatología destinada a la recuperación y tratamiento de animales con dolencias específicas, hasta el vallado del perímetro y de los diferentes parques, pasando por el mantenimiento de fontanería, calefacción o electricidad. La sección de Construcción contará con profesionales especialistas en construcción sostenible y ecológica, que reutilizarán los recursos naturales que ofrece el entorno. De nuevo, una oportunidad de formación para las víctimas humanas que serán acogidas y recuperadas en el santuario.

El proyecto es ambicioso en el buen sentido: quiere ser de nuevo un referente, marcar un nuevo hito en la lucha animalista, esta vez desde la idea de interseccionalidad. Es muy sólido y realista, pero no va a pasar todo a la vez: se irán implementando las diferentes secciones según se vayan consiguiendo objetivos. Y el primer y más importante objetivo a conseguir es comprar unas tierras, un hogar que sea el definitivo para los animales, del que nadie pueda echarlos y en el que podamos poner en marcha mil y un proyectos. La financiación de que disponemos a día de hoy es muy limitada. Llevamos 4 meses con una campaña de gofundme, pero para comprar las nuevas tierras es necesario al menos contar con 400.000 euros, así que os invitamos a visitar nuestra web, donde está toda la información y os explicamos cómo podéis colaborar si queréis ser parte de este ilusionante proyecto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha