Los colegios oficiales de Biólogos y Geógrafos advierten sobre el impacto natural y paisajístico del proyecto de La Pasiega

PSIR del Llano de la Pasiega

Dos de los cinco colegios profesionales que se sientan en la Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo (CROTU) votaron en abril en contra de la aprobación inicial del PSIR de La Pasiega, que convertirá este valle de Piélagos en un centro logístico y de transporte intermodal y que es uno de los proyectos estrella de Cantabria susceptibles de ser financiados con los fondos de recuperación de la Unión Europea (UE).

El polígono de La Pasiega da un paso más con la aprobación inicial del PSIR

El polígono de La Pasiega da un paso más con la aprobación inicial del PSIR

Los Colegios de Biólogos y Geógrafos votaron en contra en la reunión. Aunque no consiguieron impedir la aprobación inicial sí que hicieron constar por escrito su voto particular, según se recoge en las actas publicadas por este organismo básico en la planificación.

El 8 de abril, la CROTU dio luz verde a la aprobación inicial del PSIR del polígono de La Pasiega, así como el Estudio Ambiental Estratégico. El proyecto posibilita crear un área industrial y logística de más de 200 hectáreas y dos millones de metros cuadrados para expandir el Puerto de Santander hacia el interior de la Comunidad, a un lugar "próximo y bien comunicado" para permitir que, de alguna forma, la actividad portuaria tenga continuidad logística y atraiga a empresas industriales que quieran situarse en las cercanías del puerto por sus "mejores comunicaciones" para poder desarrollar y exportar su producto a todo el mundo. El propio PSIR indica que los mayores impactos los recibirá el suelo y el paisaje. Son estos dos aspectos sobre los que los votos particulares se han basado.

Colegio de Biólogos

Los biólogos discrepan abiertamente de las conclusiones ambientales del documento aprobado. Según el estudio ambiental, "el área ocupada por el PSIR y sus inmediaciones no presenta elementos ambientales con una calidad, rareza, singularidad, belleza o estado de amenaza que supongan un riesgo para el medio ambiente. El río Carrimont es de muy baja jerarquía, ya está alterado por la canalización del ferrocarril y la carretera. No se ve afectada área de recarga de acuífero. La vegetación existente es muy simple y antropizada (pastos y eucaliptales). Como consecuencia de estas masas vegetales simplificadas las especies de fauna son en su mayor parte generalistas u oportunistas. Desde el punto de vista paisajístico estamos en una cuenca visual muy poco visible desde áreas frecuentadas. No se altera ningún corredor ecológico ni área protegida".

El Colegio discrepa de esta valoración. Por ejemplo, en cuanto a la fauna y la vegetación, afirma que no se tiene en cuenta la biodiversidad de Cantabria y en concreto añade que esta zona "es un enclave fundamental para el mantenimiento de una gran cantidad de especies silvestres". Para los biólogos "las valoraciones hay que hacerlas con rigor científico. La transformación y sellado de una gran superficie de suelo, sí que va a tener un impacto, que hay que valorar en su justa medida".

La transformación y sellado de una gran superficie de suelo, sí que va a tener un impacto, que hay que valorar en su justa medida

El Colegio pidió un Análisis de Impacto e Integración Paisajista del polígono, así como medidas ambientales compensatorias por la calidad del suelo relevante desde un punto de vista agroecológico. Expresó su preocupación porque "en Cantabria, en los últimos años, se está produciendo una pérdida y artificialización de suelos en suelos en los municipios del litoral y aledaños para actividades no agroganaderas de carácter considerable. Este fenómeno se ve agudizado por cuanto los suelos de interés agrario y superficies planas, como el del PSIR, tiene en Cantabria una superficie muy limitada".

Aparte de la calidad agrológica del suelo que se pretende sellar, el Colegio llama la atención sobre la interconectividad de espacios naturales, que quedará interrumpida por el polígono. Por todo ello, pedía medidas compensatorias, que no se han introducido.

"Existen dos impactos que no tienen medidas preventivas, protectoras y correctoras, como son el suelo con su valor agrológico y la conectividad ecológica. Para estos impactos residuales es necesario plantear medidas compensatorias que no recoge el estudio", argumentan según queda recogido en el acta de la reunión de la CROTU.

Asimismo considera que se ha incumplido la Ley del Suelo de Cantabria al no seguirse el procedimiento de modificación del Plan de Ordenación del Litoral (POL), y se habría incumplido también la Ley de Evaluación Ambiental y de Control Ambiental Integrado al no someterse a evaluación ambiental estratégica la modificación del POL.

Colegio de Geógrafos

El voto negativo del Colegio de Geógrafos se basó en que el Estudio Ambiental Estratégico (EAE) es genérico y no respeta "el más mínimo rigor técnico ni metodológico". Aparte de resaltar deficiencias técnicas en la elaboración de la información, destaca carencias en el EAE como la falta de estudios sobre la servidumbre acústica, un estudio arqueológico y la caracterización de zonas lumínicas.

Los geógrafos señalan deficiencias técnicas del proyecto a la hora de evaluar el impacto, sobre todo paisajístico, del polígono y concluyen que "las consecuencias de las carencias que presenta el EAE repercuten directamente en la batería de medidas correctoras que se proponen y que difícilmente pueden contrarrestar un impacto paisajístico no evaluado con suficiencia más allá de establecer un listado de generalidades que pueden ser aplicables a cualquier proyecto".

Como ocurre con los biólogos, los geógrafos también discreparon del procedimiento jurídico para tramitar este PSIR. Dudan que la tramitación haya sido la correcta, ya que en 2018 el Parlamento autonómico incluyó La Pasiega como Área Integral Estratégica del Plan de Ordenación del Litoral (POL) utilizando el contenedor de modificaciones legislativas que anualmente supone la Ley de Acompañamiento a los presupuestos, no siguiendo los cauces que correspondería, a su juicio: aprobación previa por la CROTU e información pública durante dos meses.

El Colegio concluye con una protesta por la insuficiente atención que se presta a la información ambiental, paisajística y territorial a causa del mayor interés que acaparan los aspectos urbanísticos y jurídicos en los debates de la propia CROTU. "El Colegio de Geógrafos no se opone a los proyectos que supongan un desarrollo económico de la región, pero lleva años pidiendo rigor técnico en la elaboración de los proyectos y poniendo en valor el adecuado y necesario tratamiento de los aspectos ambientales, paisajísticos y territoriales de los expedientes, siendo este documento la consecuencia del bajo nivel de atención que se les presta".

Etiquetas
Publicado el
13 de junio de 2021 - 17:51 h

Descubre nuestras apps