“Estoy en contra de que los poetas no sirvan para nada pero también contra la leyenda de los 'pobrecitos' poetas”

La escritora Ana Rosetti, autora de "El libro de las ciudades".

La UIMP celebra su 90 aniversario con un nuevo premio que lleva el nombre de Pedro Salinas y que a partir de ahora concederá a destacados poetas, del mismo modo que viene concediendo anualmente el premio teatral 'La barraca' y el Premio de la Cinematografía. Ana Rossetti recibirá este jueves el primero premio Salinas que tiene la singularidad además de tener un componente didáctico, ya que el poeta premiado imparte un taller en el comedor de gala del Palacio de la Magdalena, en Santander.

El premio fue una sorpresa para Rossetti, quien ve en él un reconocimiento del valor de su escritura. Rossetti es un caso de escritora que vive de su escritura desde los años 80, por lo cual le está agradecida, no solo por ser “un medio de subsistencia” sino también por ser un modo de “mostrarme otra vida”.

Rossetti desecha la idea de que “los poetas no sirven para nada” y también está en contra de “la leyenda de los poetas como pobrecitos”, aunque reconoce que no todo el mundo vive de la misma manera y que ella tuvo la suerte de publicar libros en un momento en que conectaron con el público, como fueron los primeros poemas de los 80. “No está en mano de una la oportunidad, pero sí aprovecharla y ser agradecida”, ha apostillado.

“La vida de los años 80 no es la de ahora. El porvenir que se veía no es el de ahora”. En ese porvenir propio, la poeta ha hecho también ensayo, relatos, literatura infantil... otros géneros, aparte del poético, que la han “enriquecido como escritora”.

Entre sus proyectos más inmediatos se encuentra volver a publicar con Siruela un ensayo sobre la figura de Santa Catalina de Alejandría, “una cristianización del personaje de Hipatia”. Para Rossetti, la figura de esta matemática, filósofa y astrónoma del siglo V fue recuperada por el mismo Cristianismo que la anatemizó, ya que no pudo obviar su legado científico. “A pesar de martirizarla no pudieron ocultar a una mujer que porfiaba con los sabios. Como no podían silenciar a Hipatia, se inventaron a Santa Catalina de Alejandría”, ha comentado la escritora gaditana.

A pesar de martirizarla no pudieron ocultar a una mujer que porfiaba con los sabios. Como no podían silenciar a Hipatia, se inventaron a Santa Catalina de Alejandría

El poeta Pedro Salinas, quien fuera también secretario general de la UIMP en sus inicios en los años 30, da nombre al premio que recibirá Ana Rossetti este jueves. Para ella, Salinas es una referencia que aúna modernidad y tradición que acepta como propia. Modernidad y tradición, “Garcilaso y neones”, Salinas fue “un ejemplo magnífico que intentó demostrar que igual se puede estar con Gonzalo de Berceo que con el siglo XXI”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats