Sobre este blog

Primera Página es la sección de opinión de eldiario.es Cantabria. En este espacio caben las opiniones y noticias de todos los ángulos y prismas de una sociedad compleja e interesante. Opinión, bien diferenciada de la información, para conocer las claves de un presente que está en continuo cambio.

Feminismo millenial

Camiseta feminista 'Everybody should be feminist'. | STRADIVARIUS

Ser feminista está de moda y hasta el señor Amancio Ortega se está dando cuenta, véase la prueba en forma de camisetas. Lejos de considerar lo peligroso de que se acabe convirtiendo en una moda pasajera, he optado por pensar que, simplemente, la concienciación ha llegado. Pum. Tras años de aceptación, inclusión y visibilidad de otros colectivos parece que, por fin, en 2018 nos tocó a las mujeres: a esa mitad del mundo tan sumamente patriarcalizada que sintió durante mucho tiempo que alzar la voz era sinónimo de problemas. También tuvieron que replantearse su situación aquellas que nunca se indignaron porque ni siquiera consideraban que estaban siendo menospreciadas... Pero tal y como decía la filósofa Rosa de Luxemburgo: "Quien no se mueve no siente las cadenas", y muy probablemente eso fue lo que nos ocurrió a muchas mujeres el 8 de marzo, que comenzamos a movernos.

Ese día arrancó un ciclo imparable que venció gran parte de los 'ni machista ni feminista' que nos venían rondando desde que alguien lo puso de moda. Y como buena moda que se precie, las millenials fuimos una parte importante de ese movimiento y, pese a que no somos una generación muy hecha a la reivindicación -la generación perdida nos llaman-, el feminismo nos caló imparablemente. Ese 8M muchas hicimos 'clic' y comenzamos a ver la realidad con ojos feministas.

Si bien es cierto que nosotras, las nacidas entre 1980 y 1996, nacimos con muchos derechos adquiridos, también hay que reconocer que crecimos y maduramos en un mundo en el que el rosa todavía era solo para un género y los pendientes en las orejas un distintivo irrenunciable. Pero no nos terminamos de adaptar del todo a esos roles y la realidad llegó en el formato que mejor entendemos: internet.

Los movimientos 'Time´s Up' y 'Me Too' en Hollywood allanaron el camino para que muchas influencers españolas comenzasen a tener el reconocimiento que merecían. Moderna de Pueblo, Feminista Ilustrada, Devermut o Barbijaputa son solo algunos de los ejemplos que se pueden encontrar en las redes sociales y que ilustran a la perfección cómo el empoderamiento femenino se contagia sin remedio. Y sí, ellas nos influyeron, ya sea por imitación, por escuchar lo que nunca antes nos habíamos planteado o por cuestionarnos la totalidad de un sistema que dejaba de hacer aguas...

Pero independientemente de la edad de aquellas que reivindicarán sus derechos e independientemente de cómo ha sido su 'revelación feminista', este 8 de marzo me sentiré orgullosa. Saldré a la calle y veré a más mujeres que sé que, igual que yo, estaban asentadas en la inercia del "es así y no se puede cambiar". Me encontraré con ellas y cruzaré miradas de complicidad intentando descifrar si el machismo las habrá tocado de lleno o de refilón.

Volveré a encontrar frases de canciones de reggaeton en las que, por fin, las protagonistas somos nosotras y leeré pancartas con mensajes que llevo meses leyendo en redes, pero que analizaré con tanto ímpetu como la primera vez. Este viernes volveremos a vernos las caras para recordarnos que unidas somos manada, que no nos vamos a callar ante 'marichulos' y que si tocan a una, nos tocan a todas.

Sobre este blog

Primera Página es la sección de opinión de eldiario.es Cantabria. En este espacio caben las opiniones y noticias de todos los ángulos y prismas de una sociedad compleja e interesante. Opinión, bien diferenciada de la información, para conocer las claves de un presente que está en continuo cambio.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
7 de marzo de 2019 - 17:18 h

Descubre nuestras apps

stats