La portada de mañana
Acceder
Los precios crecen menos en España por las medidas energéticas del Gobierno
Cronología de cuatro décadas de VIH, de aprender a morir a aprender a vivir
OPINIÓN | "Marlaska y los derechos humanos", por Neus Tomàs

Cantabria avanza hacia la aprobación de su cuarto presupuesto de legislatura tras superar las enmiendas a la totalidad

La consejera de Economía y Hacienda sostiene un cartel de la campaña electoral del PP en 2011 durante el debate de las enmiendas a la totalidad del Presupuesto 2023.

Rubén Alonso


0

El Gobierno de Cantabria camina con paso firme hacia la aprobación de sus cuartos -y últimos- presupuestos de la legislatura. No sorprende, puesto que lo hará el próximo 22 de diciembre de la misma forma que lo ha hecho los tres años anteriores, gracias a la mayoría absoluta con la que goza en el Parlamento autonómico.

Así pues, el bipartito sacará adelante las cuentas sin las agónicas negociaciones propias de tener un gobierno en minoría, como le ocurrió la pasada legislatura en la que, pese a ello, también contó con presupuestos anuales recurriendo a geometría variable para aprobarlos.

En esta ocasión, el Ejecutivo autonómico se ha presentado en el debate de las enmiendas a la totalidad celebrado este jueves con la tranquilidad de que el proyecto de ley superaría el trámite. Y así ha sido. El Parlamento ha tumbado la devolución del presupuesto -y del Proyecto de Ley de Medidas Fiscales y Administrativas, conocido como Ley de Acompañamiento- que reclamaban PP, Cs y Vox, en una sesión con marcado carácter electoral dada la cercanía de las elecciones autonómicas del próximo mes de mayo.

Este ha sido el primer debate presupuestario de Ana Belén Álvarez (PSOE) al frente de la Consejería de Economía y Hacienda, tras el cese de su predecesora, María Sánchez, a principios de año. La encargada de diseñar las cuentas ha planteado un cara a cara con la oposición centrado en los modelos de gestión enfrentados para salir de una crisis económica: los recortes y la austeridad frente al escudo social y la defensa de los servicios públicos y el Estado de Bienestar.

Ese ha sido el pilar básico de sus intervenciones y el arma empleada desde la tribuna de oradores contra los ataques de la derecha y la ultraderecha a la gestión del bipartito. “A pesar de la guerra y de la pandemia, hoy hay más personas en Cantabria trabajando y menos en desempleo que en 2019; se han creado más de 6.600 nuevos puestos de trabajo desde el inicio de la legislatura, estamos por encima de las 225.000 personas afiliadas a la Seguridad Social, que son 25.000 más que cuando el PP perdió las elecciones y salió del Gobierno”, ha remarcado la consejera, quien ha defendido sus cuentas “para mirar al presente sin hipotecar al futuro”.

El presupuesto, según ha argumentado, “consolida el Estado del Bienestar y la inversión productiva y recoge la mayor inversión de la historia de Cantabria, con medidas que benefician a la clase media y trabajadora, protegen a los colectivos vulnerables y ayudan al tejido productivo”.

En concreto, Álvarez ha señalado que 2.435 millones de euros estarán destinados a financiar las políticas y servicios públicos, al tiempo que ha remarcado que las partidas de “todas las consejerías crecen de forma importante”, como Sanidad (60 millones de euros más), Educación (30 más) y Empleo y Políticas Sociales (24 más).

Frente a ello, la oposición ha tildado las cuentas de “falsas”, con “ingresos sobredimensionados” e “ideales para el Gobierno pero no para los cántabros”. Así se han expresado los portavoces de PP, María José Sáenz de Buruaga, Ciudadanos, Félix Álvarez, y Vox, Cristóbal Palacio, quienes en varias ocasiones han señalado también al Gobierno de Pedro Sánchez llegando incluso a citar “sus pactos” con EH Bildu.

“Fiscalidad progresiva, rigurosa y sostenible”

En materia fiscal, la consejera de Hacienda ha calificado la reforma del Ejecutivo como “progresiva, rigurosa y sostenible”. “No hemos subido los impuestos, los impuestos los subieron ustedes”, ha dicho dirigiéndose al PP, a quien le ha recordado que su receta de “bajar impuestos para crear miles de empleos” -eslogan de su campaña electoral en 2011 con Ignacio Diego- no funcionó.

“No solamente se destruyeron miles de empleos, sino que protagonizaron el mayor ataque a la clase media y trabajadora de esta comunidad, y la brecha de la desigualad se acrecentó”, ha señalado Álvarez, quien le ha dicho a Buruaga que “están repitiendo la misma campaña con el único deseo de volver a engañar a los ciudadanos”.

En este punto del debate, los diputados Íñigo Fernández (PP) y Cristóbal Palacio (Vox) han interrumpido la sesión sin solicitar permiso para intervenir al presidente de la Cámara -Joaquín Gómez- para acusar a la consejera de no presentar la Ley de Acompañamiento, sino criticar la forma de gobernar del PP, a lo que Gómez les ha instado a guardar silencio y permitir que continuara el discurso de la consejera, argumentando que durante sus intervenciones también se habían citado asuntos que no tienen que ver con los Presupuestos de Cantabria, como la Guardia Civil en Navarra.

Por su parte, la titular de Hacienda ha expresado que su comparecencia defiende su modelo fiscal frente a la deflagración que proponen derecha y ultraderecha como hacen en territorios donde gobiernan, poniendo la Comunidad de Madrid como ejemplo. “La deflactación beneficia a quien más tiene”, ha sentenciado.

“Es más que evidente que tanto el Gobierno progresista de España como el Gobierno progresista de Cantabria hemos afrontado estas dos crisis adoptando medidas no convencionales. Frente a la austeridad que abrazaron otros gobiernos, hemos abogado por más recursos públicos, más medidas de protección y más inversión que nunca”, ha concluido.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats