La portada de mañana
Acceder
La crisis de Gobierno y las vacaciones frenan negociaciones clave
Mascarilla en exteriores: una medida más cosmética que útil para atajar la quinta ola
La crisis climática empuja a más mujeres a migrar

Cantabria no descarta cerrar el ocio nocturno y restringir las reuniones sociales a finales de esta semana

Ocio nocturno en Cañadío.

Cantabria no descarta cerrar el ocio nocturno y adoptar nuevas medidas restrictivas en el ámbito de la hostelería y de las reuniones sociales antes de que termine esta semana ante al crecimiento exponencial de la incidencia acumulada en la comunidad. Así lo ha anunciado este martes el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez (PSOE), en declaraciones a los medios de comunicación en las que ha aportado datos sobre cómo está afectando el ocio nocturno en la expansión del virus.

Y es que la Consejería ha realizado estas dos últimas semanas una labor "muy intensa" de rastreo para detectar casos de COVID relacionados con fiestas juveniles. "Estamos teniendo dificultades en el rastreo del ocio nocturno por la falta de listados", ha indicado el director general de Salud Pública, Reinhard Wallmann, después de explicar que "alrededor del 45%" de los casos de jóvenes entre 15 y 25 años se han producido en discotecas. "La incidencia acumulada ha subido de manera explosiva debido a los casos en jóvenes por debajo de 30 años", ha insistido Wallmann.

En concreto, Sanidad ha detectado 181 casos entre clientes de establecimientos de ocio nocturno y una veintena de trabajadores de un total de 14 establecimientos. Esto se ha traducido en 357 contagios entre positivos de segunda y tercera generación y un total de 2.097 contactos estrechos. Las cuatro discotecas con más infectados han acumulado 65 clientes y dos trabajadores, 47 clientes y dos trabajadores, 20 clientes y dos trabajadores, y 13 clientes y dos trabajadores, respectivamente.

"No descarto que antes de que termine esta semana tomemos medidas específicas en relación a los locales de ocio y a los ámbitos de reuniones", ha manifestado el consejero, quien ha precisado que para esto último necesitarían una autorización jurídica que avalase su necesidad. Rodríguez ha explicado que estas restricciones se aplicarían de manera generalizada con independencia de las recogidas en el semáforo COVID por municipios, que en su última actualización no ha subido a ninguno al nivel 3. Pese a ello, sí ha situado a casi una veintena en nivel 2 y Sanidad ha puesto a cinco de ellos a las puertas del nivel alto de riesgo.

Y es que la baja hospitalización y la reducida incidencia del virus en mayores de 65 años ha librado, por el momento, a todas las localidades de alcanzar ese nivel que supondría, entre otras cosas, el cierre de los interiores de la hostelería. Así todo, el consejero de Sanidad, pese a destacar que el aumento de la incidencia no está teniendo repercusión en los hospitales, ha dicho que el objetivo es frenar los contagios porque llegará un momento en el que alguna persona joven "con comorbilidades no conocidas" se vea afectada por una complicación del virus.

Etiquetas
Publicado el
29 de junio de 2021 - 14:03 h

Descubre nuestras apps

stats