Bolo-Bolo, 15 años trabajando por la inclusión y la visibilidad

Bolo Bolo en manifestación de Madrid

En 2001, Javier Fernández, un profesor toledano de Educación Secundaria, plantea la falta de una institución, tanto en Toledo como en Castilla-La Mancha, que sirviese como un punto de apoyo para jóvenes para poder hablar de sus problema y contar sus experiencias. Así fue como, hace quince años, nació la asociación Bolo-Bolo, que este año cumple sus primeros quince años de vida, primero sólo en Toledo y ahora con intención de ser un referente regional. El colectivo homenajea todos los años a su fundador con los premios Javier Fernández a la Igualdad, a aquellas entidades y personas comprometidas.

Actualmente, cerca de quince personas trabajan de manera regular en la Junta directiva de la asociación, para llevar a cabo las actividades regulares como la semana de 'Toledo entiende' y la celebración del día del orgullo gay. Elena Arroyo, actual presidenta de la asociación, lamenta que no haya más participación porque la ciudad "es difícil", además de sólo tener representación en la provincia de Toledo. La asociación, eso sí, tiene relación con el colectivo LGTB Ciudad Real, así como con la Plataforma Contra la Intolerancia de Puertollano. 

Además, Bolo-Bolo pertenece a la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales, a través de la cual también entran en contacto con el resto de las asociaciones federadas, lo que les ha servido de "mucha ayuda". El trabajo diario que realiza la asociación se ha visto limitado últimamente por la falta de fondos, que obliga a que sean sólo voluntarios los que atiendan a los que se acerquen. "Intentamos mantener la oficina abierta todo lo que podemos", afirma Arroyo.

Por estas condiciones, Bolo-Bolo se ve obligado a prestar apoyo y orientación a través del teléfono y de las redes sociales, ya que han perdido los medios que les permitía tener técnicos. Sin embargo, siguen trabajando por potenciar los valores de la igualdad entre hombres y mujeres, así como por razones de orientación e identidad sexual, así como una educación sexual apropiada que incluye también la prevención de VIH y otras enfermedades de transmisión sexual. 

"Últimamente hemos tenido más llamadas de familias con niños o niñas transexuales, así como quienes han sufrido un episodio de agresión por homofobia y necesitan saber dónde pueden denunciar los ataques y cómo actuar ante las agresiones. Por otro lado, la asociación trabaja por conseguir una Ley contra la Lgtbifobia. Con esta normativa, que se basa en la ya aprobada en Extremadura, se pretenden recoger todas las demandas de este colectivo, y que también se aplique a los menores transexuales. "Queremos estar dejar de estar desamparados contra las agresiones y sentirnos protegidos por una ley", asegura Arroyo.

Legislación comunitaria de protección al colectivo LGTBi

Otra de las demandas de la asociación, es la de volver a incluir a que las mujeres "sin pareja varón" vuelvan a incluirse en la cartera de servicios de la Seguridad Social, con temas como la gestación subrogada. "Pensamos que está poco tratado y que hay poco conocimiento de este tema", señala la presidenta". De hecho, Bolo-Bolo, junto a otros colectivos del Consejo Local de la Mujer han registrado ya cartas ante la consejería de Sanidad para que todas las mujeres puedan acceder a las técnicas de reproducción asistida.

Además, el colectivo transmitió todas estas demandas a los diferentes partidos políticos que se presentaron a las últimas elecciones a través de una campaña de 'mailing', en la que pedían un compromiso para trabajar por una normativa en la comunidad para este colectivo. El colectivo tiene también prevista una reunión con el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, que ha mostrado también interés en llevar a cabo esta legislación regional

En 2016 se celebra el año de la visibilidad bisexual, y Bolo-Bolo enfocará sus actividades para reforzar esta efeméride. Para ello participarán con mesas informativas en el centro de Toledo, para explicar a la sociedad que la bisexualidad es algo "normal" y que se debe trabajar también en contra de la bifobia. "Tenemos que eliminar los mitos de que son personas inmaduras o que es un paso previo a la homosexualidad", afirma Arroyo.

La celebración de la semana de 'Toledo entiende' también tocará el tema de la bisexualidad, que este año se celebrará en la semana del 4 al 9 de julio. La reivindicación también estará presente en la manifestación anual del orgullo gay. "Tenemos que apoyar a todo este colectivo", afirma Arroyo. ¿Seguirán quince años más? "Seguimos con el mismo espíritu del principio. Lo nuestro es seguir otros quince o cincuenta años más. Si alguna vez desaparece Bolo-Bolo, sólo tiene que ser porque ya no haace falta y las cosas están como deberían estar", concluye Arroyo.

Etiquetas
Publicado el
10 de abril de 2016 - 14:08 h

Descubre nuestras apps

stats