Castilla-La Mancha ha reducido el número de repetidores en las aulas a la mitad en una década

Archivo - Pizarra de un aula.

Castilla-la Mancha ha dado luz verde al que será el IV Plan de Éxito y Prevención del Abandono Escolar Temprano, con una dotación de 14, 2 millones de euros que llegará a 28.900 alumnos, 858 centros y supondrá la contratación de 958 docentes de apoyo a los alumnos en su itinerario educativo.

La consejera portavoz, Blanca Fernández, ha detallado la “estrategia” que ha permitido reducir “a más de la mitad” el número de repetidores en las aulas en la última década. En concreto, se ha pasado en Educación Primaria de un 6,2% de repetidores a un 3,1%, con cifras del curso escolar pre COVID y en cuanto a Secundaria el porcentaje ha pasado del 18,8% al 10,4%.

En opinión de Fernández, esto ha sido posible no solo por la “reducción” de las ratios en las aulas sino debido a estos planes, permitiendo reducir el número de estudiantes que repitan y también mermar la tasa de abandono escolar temprano, aquella que se refiere al abandono una vez terminados los estudios obligatorios.

El Ejecutivo regional vuelve a poner en marcha cinco programas que comenzarán en enero, a la vuelta de las vacaciones de Navidad, el 17 de enero y se prolongarán hasta el 30 de junio. Todos ellos son complementarios entre sí.

El primero, Prepara-T, está dirigido a 13.000 alumnos y alumnas de Primaria de 450 centros educativos, cuenta con 450 docentes y una inversión de algo más de cinco millones de euros.

El segundo es el programa Ilusiona-T, dirigido a 10.700 alumnos de Primero, Segundo y Tercero de ESO que tienen asignaturas pendientes de niveles anteriores o que están repitiendo. Llegará a 250 centros gracias a 250 docentes, con una inversión de más de tres millones de euros.

Después está el programa Titula-S para alumnos de 4º de ESO y también de Bachillerato con  dificultades para asumir las asignaturas básicas o que provengan de programas de mejora en cursos anteriores. Llegará a 100 centros, 4.100 alumnos gracias a 100 docentes, con una inversión de 1,3 millones de euros.

El programa Reincorpora-T está dirigido a jóvenes con 16-30 años que abandonaron, a veces sin obtener titulación. Quiere llegar a 1.100 alumnos con ayuda de 150 docentes y casi 4 millones y 122 acciones formativas. “Está ligado al Programa de Garantía Juvenil para reenganchar a quienes abandonaron de manera prematura, dándoles estímulo y apoyo”, decía la consejera.

Finalmente, un quinto programa, Actualiza-T, se destina a acciones de formación permanente del profesorado. Está dotado con medio millón de euros.

Programa PROA+ y Aulas de Acompañamiento

Estos programas, ha dicho Fernández, “son una columna más de la atención al alumnado vulnerable” al que en este curso se destinan 25 millones de euros y el trabajo e 1.136 docentes. En concreto se ha referido al programa PROA+ de cooperación territorial para la orientación, el avance y el enriquecimiento educativo en centros educativos que está financiado por el Ministerio de Educación y Formación Profesional y la Unión Europea en el marco del Mecanismo de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Los centros que desarrollen el programa PROA+ serán aquellos que, a partir de los previamente seleccionados, suscriban un contrato-programa con la Administración educativa con duración de tres cursos académicos. “Se trata de favorecer el éxito educativo en el alumnado víctima de absentismo o de abandono escolar temprano”, explicaba la consejera.

Después se han puesto en marcha Unidades de Acompañamiento a alumnos y sus familias en las etapas que van desde Primaria a Bachillerato y que cuentan con 31 docentes y cinco educadores sociales 31 docentes. Se desarrollará hasta 2024. 

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats