Así funcionarán las becas de comedor escolar en la región durante el estado de alarma

La consejera de Educación Rosa Ana Rodríguez y la presidenta de la FEMP en Castilla-La Mancha Tita García Élez FOTO: JCCM

Cerca de 25.000 alumnos y alumnas de Castilla-La Mancha se verán beneficiados de la prestación del servicio de comedor escolar durante el estado de alarma. Una medida aprobada por el Consejo de Gobierno y que ha dado a conocer la consejera de Educación, Rosa Ana Rodríguez. “Viene a dar cuenta de uno de los máximos compromisos del Gobierno regional que es el de garantizar una comida al día a las familias más desfavorecidas. Esta es una realidad en el momento en el que los centros educativos están abiertos pero tiene que ser una realidad también en estos momentos excepcionales en los que los centros se han cerrado de forma presencial”.

Esta medida, ha explicado la consejera, cuenta con el apoyo tanto de los ayuntamientos, como de los centros educativos como de las empresas de comedor. “La medida garantizará la alimentación del alumnado beneficiario en ayudas de comedor escolar mientras se mantenga el cierre de los centros y se prestará tanto a los becados del 100% como a los del 50% por tanto en torno a 25.000 alumnos y alumnas tiene derecho a utilizar esta ayuda”. Esta medida estará en funcionamiento a partir del 23 de marzo y llegará a 190 localidades que son las que cuentan con comedor escolar.

Acompañada por la presidenta de la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha (FEMP), Tita García Élez, ha detallado que cerca de 150 municipios establecerán puntos de recogida donde las familias podrán acudir a por los menús dos veces por semana; mientras que en otros 40 pueblos, más pequeños y con más dificultades logísticas, se ofrecerá a las familias becadas poder acudir a locales comerciales de referencia a adquirir estas comidas.

Tipos de servicio

Rosa Ana Rodríguez ha explicado que el servicio se hará de dos formas diferentes. La mayor parte de las localidades contarán con un punto de entrega de alimentos en los centros asignados por la Consejería de Educación, en coordinación con las empresas y con los ayuntamientos. Estas empresas realizarán un reparto organizado de los menús de las familias.

“Los ayuntamientos de los municipios que tengan alumnado becado garantizarán la apertura y el cierre de los centros educativos asignados así como la limpieza, la desinfección de los mismos centros y también las medidas de seguridad y sanitarias”, ha subrayado. La entrega se realizará dos días por semana y cada familia conocerá de antemano cuál será el lugar donde debe ir a recoger este alimento y también la franja horaria en la que debe acudir al centro asignado.

“En los municipios con un elevado número de alumnado becado habrá distintos puntos de reparto para cumplir con las normas que Sanidad nos exige. Habrá algunas localidades, como por ejemplo Albacete, en las que podrá haber hasta diez puntos de entrega de alimentos. Por ello, y para establecer una auténtica red de reparto hemos diseñado un mapa de centros pensado en que todos los alumnos con derecho a beca hagan uso de este servicio. Una infraestructura pensada para el escenario más amplio, no obstante se están realizando sondeos por parte de los equipos docentes para saber cuál será la decisión de cada una de las familias, es voluntario y en ningún caso es obligatorio”, ha asegurado.

Por otro lado, en aquellos municipios en los que las empresas de comedor no puedan llegar por motivos logísticos se tramitará la acción mediante el propio ayuntamiento, quien se pondrá en contacto con un establecimiento de la localidad para que las familias puedan realizar las compras de alimentos por el valor de la minuta de cada uno de los niños. Después la Consejería certificará a los propios ayuntamientos este gasto. “Este último supuesto es el que afectaría a un número muy reducido de localidades y en este momento, según las indicaciones que estamos teniendo, la mayor parte de ellos se acogerán al otro sistema de reparto de comidas”, ha concluido.

Por su parte, la presidenta de la FEMP, Tita García Élez, ha puesto en valor la "sensibilidad" del Gobierno regional "ante situaciones difíciles" como la crisis sanitaria. “Estamos hablando de medidas que vienen a garantizar la alimentación a quien más lo necesita, a las personas vulnerables y el Gobierno regional no se ha olvidado de ellas y los ha puesto en el eje central de la política”, ha señalado.

"Como presidenta de la FEMP, agradezco a la Consejería las horas dedicadas para que esta medida excepcional tenga lugar. En dos días, se está cambiando un sistema, lo que es difícil, y habrá que, entre todos, adaptarnos", ha dicho la también regidora de Talavera de la Reina.

Etiquetas
Publicado el
19 de marzo de 2020 - 13:26 h

Descubre nuestras apps

stats