La Junta retoma las ayudas para contratar bibliotecarios, bloqueadas desde 2012

Biblioteca en Barajas de Melo

Castilla-La Mancha vuelve a contar con ayudas para contratar personal en las bibliotecas municipales. El Consejo de Gobierno ha aprobado las bases regulatorias para la contratación de estos bibliotecarios, unas ayudas que no se convocaban desde 2012. "En los últimos cuatro años fuimos testigos del cierre de numerosas bibliotecas, con el enorme destrozo que significa a la cultura en Castilla-La Mancha", criticó el portavoz de Gobierno Nacho Hernando.

Hernando ha señalado aasí que en términos culturales, la brecha se ha visto "enormemente agrandada" entre las ciudades y los pequeños municipios de Castilla-La Mancha. El cierre de estos centros supuso también "numerosos" despidos" y mayor precariedad en los puestos de trabajo de los bibliotecarios castellano-manchegos. Estas han sido también las reivindicaciones del movimiento de la 'Biblioresistencia' que surgió precisamente para llamar la atención de los recortes que sufrían las instalaciones a lo largo de la región.

Las ayudas contemplan un total de 600.000 euros que se repartirán entre 120 municipios de la región para "blindar" y "recuperar" las bibliotecas. "Apostamos por que se deshaga la brecha cultural, para que todo el mundo pueda acceder", aseguró Hernando.

Las asociaciones de bibliotecarios de Castilla-La Mancha denunciaron el cierre de 42 centros a lo largo de toda la región durante la legislatura del Partido Popular. Pero no sólo culpaban a la Junta de Comunidades de la falta de atención que aquejaba a las bibliotecas, sino también a las administraciones provinciales y municipales. La 'Biblioresistencia' denunció también jornadas que apenas llegaban a ser media, mientras que en localidades pequeñas incluso se había eliminado el bibliotecario, pasando las bibliotecas a ser atendidas por un alguacil local.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats