La modificación de las reglas del trasvase Tajo-Segura es "un paso adelante", según los municipios de cabecera

Cabecera del Tajo

La Asociación de Municipios Ribereños de Entrepeñas y Buendía ha visto como "un paso adelante" la reducción de 38 a 27 hectómetros cúbicos de los trasvases en nivel 2 tras la aprobación por parte del Consejo de Ministros del Real Decreto por el que se modifican las reglas de explotación del trasvase Tajo-Segura.

El Gobierno aprueba las nuevas reglas del trasvase Tajo-Segura para evitar situaciones de "excepcionalidad"

El Gobierno aprueba las nuevas reglas del trasvase Tajo-Segura para evitar situaciones de "excepcionalidad"

Los alcaldes se muestran satisfechos "a pesar de que propusiéramos unas modificaciones mucho más severas y apegadas a la realidad del Tajo", señalan en un comunicado.

"Sólo lamentamos que se hayan tardado tanto en aprobar, hubiéramos podido ahorrar 66 hectómetros de agua desde enero si las nuevas reglas hubieran estado en funcionamiento, pero no sirve de nada mirar atrás y estamos muy contentos por este primer paso", explica la presidenta de la Asociación, María de los Ángeles Sierra.

Asimismo, muestra su agradecimiento al Ministerio de Transición Ecológica y en especial a la ministra Teresa Ribera, "por atreverse por fin a ponerle el cascabel al gato del Trasvase, modificando una regla absurda que nos obligaba a trasvasar una cantidad poco realista de agua".

Los ribereños de la cabecera del Tajo lamentan que se siga trasvasando por decreto en nivel 2, pero reconocen que sentirán "el alivio" al reducirse la cantidad de 38 a 27 hectómetros cúbicos.

"No es lo ideal y trabajaremos para evitar que se trasvase por obligación"

"No es lo ideal y trabajaremos para seguir modificando las reglas, para evitar que se trasvase por obligación y prime siempre la necesidad de la cuenca cedente, pero es el primer paso que se da en este sentido desde que se aprobó el infausto Memorándum y estamos muy contentos de que el Ministerio comience a andar en la dirección correcta", expresa por su parte el vicepresidente, Borja Castro.

Para paliar "el brutal" expolio de agua llevado a cabo sin necesidad desde enero, con la Región de Murcia atravesando un ciclo especialmente húmedo de lluvias y almacenando procedentes directamente del Tajo cerca de 190 hectómetros cúbicos, los ribereños solicitarán sendos trasvases cero en agosto y septiembre para terminar el año hidrológico, como ya anunciaron semanas atrás.

"Cuando más nos hacía falta el agua era este verano y hemos trasvasado sin que la necesidad de los regantes murcianos fuera real, sólo porque podían. Esperamos que ahora, en nivel 3, el Ministerio prosiga la senda de la razón y no trasvase una gota de agua, que consuman la que tienen; que debería almacenarse por ley en nuestros embalses", concluyen.

Andalucía cree que es un "error"

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha considerado un "error" que el Gobierno central "recorte" el trasvase Tajo-Segura "sin diálogo", después de que el Ejecutivo central haya reducido el volumen trasvasable en nivel 2.

"Lo razonable sería buscar una solución acordada para garantizar agua suficiente en toda España. En Andalucía tenemos que estar todos en la defensa de los sectores afectados", ha manifestado Moreno en un mensaje en su cuenta personal de Twitter, recogido por Europa Press.

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes un Real Decreto que modifica las reglas del trasvase Tajo-Segura, que establece nuevos umbrales para transferir agua de la cuenca cedente (Tajo) a la cuenca receptora (Segura) para "evitar situaciones de excepcionalidad y trasvase cero" en las cuencas receptoras de modo que en situación de normalidad hídrica, conocida como nivel 2, el máximo mensual a trasvasar se reduce de 38 a 27 hectómetros cúbicos de agua.

La decisión se atiene al dictamen científico-técnico del Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (Cedex) y cuenta con el aval de la Comisión Central de Explotación de Trasvase Tajo Seguro y del Consejo Nacional del Agua.

Además, el Consejo ha modificado las tarifas que renuevan cada dos años para el aprovechamiento del Acueducto Tajo-Segura, en cumplimiento de la Ley de Aguas de 1980.

Page pide "voluntad de acuerdo" para decir que "el agua es de todos"

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha celebrado la entrada en vigor de las nuevas reglas del trasvase Tajo-Segura que reducen la cantidad máxima a trasvasar, asegurando que "habrá más bajadas" de liberaciones de agua y confiando en que con esta dinámica está cerca "el fin del conflicto".

Desde un acto público en Cuenca, García-Page ha indicado que la situación "va mejorando" y Castilla-La Mancha va "ganando centímetro cúbico a centímetro cúbico".

"Me gustaría decir que vamos ganando cauce y es lo que vamos a ganar. Estamos ganando capacidad de gestionar el agua. Agradezco mucho la decisión valiente del Gobierno. Tenemos paciencia infinita, aunque no tiempo", ha subrayado García-Page.

Este conflicto, según ha aseverado, "enfrenta a una España seca con otra España seca", una "broma" en un país "con tantas diferencias".

Ahora, un Gobierno "con sensibilidad y coherencia", aunque con "lentitud", está poniendo límite a "la voracidad en la gestión del agua" en el Levante.

Con este escenario, ha pedido "voluntad de acuerdo con Murcia, Valencia y Andalucía" para poder decir que "el agua es de todos", algo que hasta ahora no podía afirmarse en Castilla-La Mancha. "Por aquí veíamos pasar el agua y no podíamos decir que fuera para todos".

Puig: "Con nosotros que no cuenten para guerras del agua"

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha afirmado sobre el trasvase Tajo-Segura que no cuenten con su gobierno "para guerras" del agua, porque ese "no es el camino", y ha asegurado que llegará "hasta donde haya que llegar" en defensa de "la racionalidad y un uso del agua inteligente, como se hace en la Comunitat Valenciana", según recoge EFE.

El presidente ha dicho que el Gobierno valenciano va a trabajar en los próximos seis meses "intensamente" en el ámbito jurídico, técnico, de las alegaciones y del diálogo para que los regantes valencianos tengan garantizada "agua de calidad y a un precio razonable".

"Eso es lo que queremos y vamos a defender ahora y siempre, con cabeza, con inteligencia, con racionalidad y desde luego sin entrar por la línea de la demagogia, de la guerra del agua", ha aseverado Puig, quien ha admitido que en este asunto son "muy diferentes" las visiones de las comunidades autónomas, porque es un problema con "un arraigo territorial muy grande".

Ha insistido en que los valencianos están "en contra de la confrontación", la cual "solo tiene un resultado, que los regantes cada vez tienen menos agua y al final cada vez hay mas incertidumbre", y ha hecho un llamamiento a intentar buscar puntos de encuentro.

El presidente ha reiterado que para la Generalitat este trasvase es "absolutamente irrenunciable" y no puede limitarse hasta que no esté "garantizada un agua suficiente proveniente de otros ámbitos", pero es consciente de la situación de crisis climática y por ello buscará diálogo con el fin de que se pueda garantizar "agua para siempre" a los regantes valencianos.

síguenos en Telegram

Etiquetas
Publicado el
28 de julio de 2021 - 10:17 h

Descubre nuestras apps