Vuelve la calefacción al Hospital Virgen de la Salud de Toledo y CSIF sitúa al centro "al borde del colapso" en Urgencias y en camas

Hospital Virgen de la Salud

El Hospital Virgen de la Salud de Toledo ha visto recuperado su sistema de calefacción, y poco a poco comienza a recuperar la temperatura normal en el interior, tras pasar la noche sin incidencias.

Según han confirmado a Europa Press fuentes de la Consejería de Sanidad, desde las 19.00 horas de este jueves se consiguió superar la avería provocada por la incidencia del temporal.

El personal de Mantenimiento del Complejo Hospitalario Universitario de Toledo, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, trabajaba desde el pasado lunes para solucionar los problemas que se produjeron en el sistema de climatización del Hospital Virgen de la Salud. Diversas averías se registraron en los circuitos de agua caliente que climatizan el hospital, y que afectan especialmente a la zona norte del Hospital.

En la noche del miércoles 13 de enero, se instalaron varios dispositivos portátiles en la sala de climatización del ala norte del Hospital para mantener una temperatura “adecuada”, con el fin de que los profesionales puedan desarrollar su labor en las condiciones “más óptimas” y los pacientes puedan descansar “adecuadamente” mientras se encuentran ingresados.

Las distintas zonas de los centros hospitalarios se climatizan mediante el intercambio de agua caliente con el aire exterior en baterías, el cual se calienta distribuyéndose a las distintas áreas del hospital para su climatización. Las bajas temperaturas, de menos 15 grados, provocaron que el agua que circula por las baterías se congelase produciendo la rotura de las mismas y derramando el agua por las plantas inferiores.

Desde el área de Mantenimiento señalan que su reparación es “compleja y lenta” dado que las baterías, de grandes dimensiones, están compuestas por decenas de tubos de cobre que se tienen que soldar donde se ha producido la rotura.

CSIF sitúa al hospital "al borde del colapso" y pide abrir las Urgencias del nuevo hospital

Y mientras la calefacción ha quedado arreglada, el sindicato CSIF sitúa el Complejo Hospitalario de Toledo "al borde del colapso" con "mas de 60 pacientes a la espera de ingreso en el Servicio de Urgencias" y con un número de hospitalizaciones COVID-19 que asciende a 342, "lo que obliga a buscar nuevos espacios para atender todos los casos".

CSIF reclama "actuaciones urgentes" con la habilitación de nuevos espacios para atender a todos los pacientes. En su opinión, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) debe abrir el nuevo hospital, que cuenta con cien camas disponibles en su propio Servicio de Urgencias, a los pacientes Covid-19 o incluso instalar un hospital de campaña, "ya que se corre el riesgo de no contar con espacios adecuados para atender toda la demanda asistencial".

En todo caso, CSIF recuerda que no se puede utilizar el Servicio de Rehabilitación del Virgen de la Salud como Servicio de Urgencias, por no reunir las condiciones necesarias por el riesgo de contagios entre usuarios y los propios profesionales. De hecho, CSIF está a la espera de la resolución de Inspección de Trabajo tras la denuncia presentada en diciembre.

Junto a ello, CSIF expone" la grave carencia de personal de enfermería, con bolsas de trabajo agotadas, lo que obligará a reorganizar servicios para desviar toda la atención sanitaria a los pacientes COVID en una nueva falta de previsión".

Etiquetas
Publicado el
15 de enero de 2021 - 11:22 h

Descubre nuestras apps

stats