El consejero de Agricultura de Vox carga contra “agendas globalistas”y “ecoregímenes” y advierte de que no puede haber PAC verde con números rojos

Europa Press

1

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Gerardo Dueñas, que gestiona una de las carteras de Vox en el Gobierno de coalición en Castilla y León, ha cargado este miércoles contra las “agendas globalistas que no tienen ningún planteamiento realista”, con una referencia expresa a los “ecoregímenes” que contempla la nueva PAC, y ha advertido al respecto de que “no puede haber PAC verde con números rojos”.

En este sentido, se ha comprometido a establecer “medidas sencillas y flexibles” que no lastren la rentabilidad de las explotaciones y ha abogado por fortalecer la contribución de la actividad agraria con métodos de producción que contribuyan de forma positiva con el medio ambiente. “Sí el que contamina paga, quien reduce los efectos debe cobrar por sus acciones”, ha exigido el consejero que ha puesto como ejemplo la reducción de emisiones de CO2 o de amoniaco.

Este es uno de los mensajes que ha realizado Dueñas en su comparecencia en la Comisión de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de las Cortes donde ha presentado el programa de legislatura de su departamento que se ha marcado como reto para 2023 que todos los agricultores de Castilla y León estén acogidos a un ecoesquema, para lo que se ha comprometido a llevar a cabo “una amplia labor de divulgación y concienciación al conjunto del sector”.

Dueñas ha realizado una crítica expresa al “alto componente ambiental” con el que, a su juicio, está impregnada la futura PAC, en referencia a esa “nueva intervención en forma de ayudas directas de los ecorégimenes” que, según ha evidenciado, tienen un peso financiero importante que ha cifrado en un 25 por ciento de las ayudas directas por valor de 1.110 millones de euros anuales en España y a lo que ha añadido el “nada desdeñable” marco regulatorio que derive de las estrategias en relación con el Pacto Verde Europeo.

“No compartimos los planteamientos de marcado carácter ideológico. Las agendas globalistas no tienen ningún planteamiento realista que garantice la preservación del medio ambiente y sus medidas van destinadas únicamente a crear un orden político nuevo que modifique sustancialmente la vida de las personas”, ha considerado el consejero para quien la conservación y mejora del medio natural deben llevarse a cabo respetando la calidad de vida de las personas. “No puede convertirse en una excusa para criminalizar a nuestros agricultores y ganaderos”, ha sentenciado.

Dicho esto, el consejero ha aceptado que la nueva PAC avanzará en la aplicación de una agricultura cada vez más sostenible, medioambientalmente hablando, y resiliente al cambio climático por lo que se ha comprometido a seguir apoyando “prácticas agrarias compatibles con el medio ambiente” con el mantenimiento del “grueso de las actuaciones o medidas de agroambiente y clima” existentes y ajustando los nuevos requisitos que marca la nueva arquitectura verde de la PAC.

Según va avanzado, su departamento planteará nueve líneas de apoyo a estas prácticas como son la apicultura, para la biodiversidad, cultivos sostenibles, aprovechamiento de rastrojeras, fomento del uso de abonados orgánicos, razas autóctonas, impulso de cultivos minoritarios, cultivos en paisajes sostenibles, superficies forrajeras pastables y payo a la

trashumancia, agroecosistemas extensivos de secano y el objetivo es alcanzar en torno a 10.000 contratos plurianuales con los productores agrarios, cuya primera convocatoria se realizará en el segundo semestre de este año.

Dueñas ha reconocido también la creciente demanda de productos ecológicos y ha anunciado que iniciará “de forma inmediata” los trabajos para establecer un segundo 'Plan Estratégico de la Producción Ecológica de Castilla y León 2022-2025' con el objetivo de seguir creciendo y multiplicar por dos la superficie y el volumen de negocio --actualmente hay cerca de un millar de productores en una superficie en torno a 75.000 hectáreas--.

Para ello, analizará junto con el sector los resultados del primer plan que finalizó en 2020 como referencia para desarrollar las nuevas líneas de actuación con el reto de apoyar, estructurar e impulsar este sector y favorecer su comercialización con el etiquetado específico que permita su distinción al consumidor.

Y en esta materia, ha anunciado un nuevo plan de eficiencia energética en las explotaciones, con especial relevancia las

relacionadas con el uso de agua a través de actuaciones en las zonas de riego con mayores costes “aguas subterráneas” a lo que ha añadido que en el ámbito ganadero serán “diana especialmente” los sectores más intensivos, en los que contempla también actuaciones como el uso de bioenergía y biomasa. En total, se impulsará la instalación de energías alternativas en más de 60.000 ha de zonas de riego.

Y para reducir este gasto energético, demandará y exigirá al Gobierno de España “que cumpla con sus promesas de una vez” y adopte unos sistemas tarifarios que permitan la competitividad de los regantes, “atendiendo a su carácter estratégico y esencial en las producciones para garantizar el abastecimiento de alimentos”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats