La Junta recomienda a los positivos en COVID-19 que acudan a votar de 10 a 12 y recuerda que es “un derecho fundamental”

El consejero de la Presidencia de la Junta de Castilla y León , Ángel Ibáñez (i), comparece en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. EFE/NACHO GALLEGO

Los positivos en COVID-19 que quieran votar en las elecciones de Castilla y León el próximo 13 de febrero, podrán romper su aislamiento para acudir a las urnas. La recomendación de la Junta, según ha explicado este jueves el consejero de Presidencia, Ángel Ibáñez en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, es que los positivos lleven “la papeleta preparada” para estar el menor tiempo posible en el colegio electoral y que acudan de 10.00 a 12.00 horas. Ibáñez ha recordado que se trata de “un derecho fundamental” y ha puesto como ejemplo a personas que son positivas “pero que están solas y pueden ir a la farmacia o al supermercado”.

Así, Ibáñez ha remarcado que es una “recomendación” y no una obligación, limitar a los positivos a un horario determinado y ha matizado que aunque en procesos electorales recientes como los de Madrid y Cataluña se establecieron horarios y medidas específicas, la situación epidemiológica ha cambiado “gracias al avance de la vacunación” y que “el escenario es distinto”. Además ha justificado que la Junta cuenta con un protocolo elaborado por la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad, y que este incide en medidas como, distancia interpersonal, entre las mesas, ventilación, higiene de manos, la existencia de dispositivos como bandejas para depositar el DNI y que “no requiera la interacción con objetos”, si bien reconoce que el documento puede cambiar en función de la situación epidemiológica. En contra se ha manifestado el Consejo de Colegios Médicos de Castilla y León que advierte que los contagiados deben estar confinados, también el 13F.

El consejero también ha explicado algunos detalles sobre lo que ha denominado un “proceso insólito”, en referencia a las elecciones, ya que se trata de la primera vez que Castilla y León las celebra en solitario y las gestiona “directamente”. El censo electoral es de 2.094.490 personas y de ellas 51.755 son jóvenes que han alcanzado la mayoría de edad y que están llamados a votar por primera vez.

Castilla y León contará con 4.531 mesas distribuidas en 2.953 colegios electorales. Más de 33.000 personas participarán los operativos necesarios para la cita electoral ,9.000 de ellas miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y Policías Locales, además de miembros de mesas electorales y jueces de paz, entre otros.

Más de 80 localidades las que han remitido solicitud para utilizar el transporte gratuito a los colegios electorales desde que venció el plazo, el pasado 25 de enero, pero que ha sido ampliado hasta el 31. Los datos de los escrutinios contarán con líneas seguras. El Centro Criptológico Nacional, adscrito al Centro Nacional de Inteligencia del Ministerio de Defensa desarrollará las auditorías y comprobaciones oportunas para verificar que todos los sistemas de información electorales cumplen con los requisitos que establece el Esquema Nacional de Seguridad para sistemas de categoría alta.

La información se dará en tiempo real y los ciudadanos podrán seguirla a través de la web www.elecciones2022ccyl.es.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats