El TSJ de Castilla y León no juzgará al vicepresidente de la Junta como aforado y devuelve la denuncia por amenazas al juzgado ordinario

Francisco Igea.

Finalmente el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) no juzgará al vicepresidente autonómico, Francisco Igea, por amenazas al responsable de redes de Ciudadanos Valladolid, Borja Collantes, después del pucherazo en las primarias de Ciudadanos en favor de la expopular Silvia Clemente, que se presentó como independiente arropada por la cúpula del partido de Rivera.

El Tribunal Superior de Castilla y León decidirá si juzga a Francisco Igea por amenazas o devuelve la causa a un juzgado ordinario

El Tribunal Superior de Castilla y León decidirá si juzga a Francisco Igea por amenazas o devuelve la causa a un juzgado ordinario

El TSJ entiende que juzgar el delito leve de amenazas corresponde al Juzgado de Instrucción número 5 de Valladolid a pesar de que Igea esté aforado por ser procurador y vicepresidente y consejero de la Junta de Castilla y León. El TSJ considera que este 'delito leve' se corresponde con lo que antes de la reforma del Código Penal se llamaba 'falta', que no estaba incluida en el aforamiento. "El objeto del aforamiento solo podía entenderse referida a las infracciones que fueran constitutivas de delito, pero no a las que pudieran integrar una falta", señala el auto de la Sala de lo Civil y Penal del TSJ.

Por este motivo, el Alto Tribunal autonómico reconoce la "falta de competencia objetiva" para continuar con el proceso, que le corresponde al Juzgado de Instrucción número 5 de Valladolid, que deberá fijar fecha para el juicio, previsto inicialmente para el 14 de octubre (tuvo que aplazarse por la condición de aforado de Igea).

El TSJCyL estima que Francisco Igea tampoco puede recibir la denominación "de procesado, imputado, inculpado, ni siquiera la de investigado", sino de "denunciado" debido a que se trata de un delito leve (antigua 'falta').

El vicepresidente de Castilla y León fue denunciado este verano por el responsable de redes sociales de Ciudadanos Valladolid, muy cercano al exsecretario de comunicación autonómico, Pablo Yáñez, que dimitió el mismo día en que el partido confirmaba la victoria de Igea tras la ratificación de que había 81 votos a favor de Silvia Clemente que no podían atribuirse a ningún afiliado.

El incidente entre Igea y Collantes se produjo en plena calle poco antes o después de la votación telemática de las primarias, asunto sobre el que discutieron. "Yo sí advertí que no toleraría que se hiciesen trampas", explicó Igea cuando anunció que había recibido una notificación para acudir al juzgado.

Igea fue objeto de críticas y de informaciones que involucraban a su familia desde dentro de su propio partido durante la campaña de las primarias, que finalmente ganó. El Ministerio Público continúa investigando el pucherazo en las primarias de Cs después de que se denunciara de forma anónima en la Fiscalía de Valladolid.

Etiquetas
Publicado el
18 de octubre de 2019 - 09:29 h

Descubre nuestras apps

stats