Los comerciantes de Íscar (Valladolid) lanzan la campaña "La Junta nos hunde" para protestar por las cinco semanas que llevan de confinamiento desde agosto

Comerciantes de Íscar.

Los comerciantes de Íscar (Valladolid) han lanzado la campaña "La Junta nos hunde", para protestar por las cinco semanas de confinamiento perimetral que la Junta han decretado desde el final del estado de alarma, y que se va a ampliar a seis. Tanto Íscar (6.370 habitantes) como Pedrajas (3.322), estuvieron confinados dos semanas durante agosto, después de que se diese un brote en una empresa avícola de Íscar que afectó a los dos pueblos. De nuevo, el pasado 19 septiembre, tras detectarse un aumento de casos de COVID-19 en ambos municipios, la Junta anunció dos semanas de confinamiento perimetral, que se amplió el viernes pasado a siete días más. Este viernes, la Consejería de Sanidad anunció que se extendía de nuevo el cierre de ambos municipios, por lo que en suma, estarían seis semanas confinados.

Ante esta situación, decenas de comerciantes de Íscar se han fotografiado frente a sus establecimientos con pancartas que aluden a la responsabilidad de la Junta de Castilla y León en la crisis económica que están sufriendo por los cierres. "Vamos muy mal, con poquísimas ventas. La gente de los pueblos de alrededor no se atreve a venir", denuncia Marifé, dueña de una librería de Íscar, quien señala la ausencia de controles reales en las carreteras. A última hora de ayer, el alcalde de Íscar, Luis María Martín, anunció que va a solicitar una reunión con el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y con la consejera de Sanidad, Verónica Casado, y el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, para "exigir medidas económicas" con las que apoyar la economía del municipio que "ha sido fuertemente azotada" por tantas semanas de cierre.

También, el alcalde de Pedrajas de San Esteban, Alfonso Romo, ha publicado un vídeo en su perfil de Instagram en el que ha reiterado a la Junta y, en concreto, a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, su desacuerdo con las restricciones de entrada y de salida de personas del municipio, que según denuncia, "solo está sirviendo para empobrecer el tejido industrial de la localidad". Ambos regidores solicitan en sendos vídeos responsabilidad a sus vecinos para seguir cumpliendo con las medidas de distancia social y de aforos impuestos, a pesar de que a muchos ciudadanos se les está acabando la paciencia.

"La protesta parte de los comerciantes, pero no solo somos miembros de la asociación de comerciantes. Estamos todos igual, cualquier habitante del pueblo con el que hables te va a decir lo mismo: estamos hartos", explica Marifé, la librera de Íscar. Lo que peor llevan, asegura esta comerciante, es la incertidumbre. "Ahora nos dicen que son siete días más, pero nunca se sabe porque tampoco tenemos claros los datos de contagios". Además, reclama a las autoridades otro tipo de actuaciones: "Necesitamos medidas efectivas, un confinamiento eterno no tiene sentido".

Etiquetas
Publicado el
10 de octubre de 2020 - 19:12 h

Descubre nuestras apps

stats