La portada de mañana
Acceder
Adiós a la mascarilla en la calle: los retos del fin de una medida estricta
Ayuso comienza la legislatura con Vox marcando la agenda desde el primer día
Análisis - A Sánchez se le ha puesto cara de Zapatero, por Neus Tomàs

Unos 3.000 funcionarios de Castilla y León exigen en Valladolid las 35 horas semanales

Manifestación por las 35 horas

"La sociedad funciona gracias a los empleados públicos y no a los políticos", afirma Javier, profesor leonés de Secundaria que se ha desplazado a Valladolid para exigir la restauración de las 35 horas semanales. Unos 3.000 funcionarios, según la Policía Nacional, de todas las provincias de Castilla y León, convocados por CCOO, UGT y CSIF, han salido a las calles de Valladolid esta mañana en protesta por el incumplimiento del acuerdo firmado en mayo entre la Junta y los sindicatos.

Entre las banderas de los tres sindicatos, cánticos y silbatos, han reclamado que la Junta cumpla lo que firmó y "no se ande con mentiras", como ha manifestado el secretario general de la FESP-UGT de Castilla y León, Tomás Pérez.

La Junta de Castilla y León rubricó en mayo de 2019 un acuerdo que prometía a los funcionarios recuperar la jornada laboral de 35 horas semanales que aumentó tras la crisis a 37,5 horas. Manuel es funcionario del Sacyl y afirma: "desde la Consejería de Sanidad tampoco se ha hecho nada por reducir nuestra jornada". Lamenta que la Sanidad haya sido uno de los mayores afectados con el incumplimiento de este acuerdo.

Ruth y sus compañeros han gritado: "Palabras de Mañueco, palabras de muñeco", para narrar la situación entre los sindicatos y la Junta. Es técnica superior en educación infantil y secretaria del Sector de Administración de UGT en León. Ella estuvo en el encierro de 35 horas en la delegación territorial por la falta de acuerdo por restablecer la jornada laboral que "se les arrebató con la crisis". "Es un chiste, no se ha llegado a ningún acuerdo", asevera Ruth.

Javier es profesor de Secundaria en León. Reivindica que el acuerdo debería repercutir en menos horas lectivas. "No es para trabajar menos, es para poder atender mejor a los alumnos porque tener un grupo mayor o menor en el instituto es importante. No es lo mismo tener 100 alumnos que 160. Con menos alumnos puedes tener un tratamiento individual con cada uno de ellos".

La desconfianza hacia la Junta es un sentimiento que comparte Stéphanie, ayudante de técnico de Educación en Soria. Cree que la Junta ha utilizado la excusa de la crisis más tiempo de lo que debería para mantener los recortes. Desde hace años han protestado por las condiciones laborales de los funcionarios

Docentes como Julio y Fernando, con banderas y chalecos, han acudido a la protesta desde todas las provincias. Los dos profesores en Ávila han subrayado el incumplimiento de las mejoras salariales porque "todavía se deben unos fondos adicionales del 0,3% a todos los funcionarios".

La secretaria de Acción Sindical de CSIF de Castilla y León, Raquel Fernández recalca que no es "solo por las 35 horas, sino también por la carrera profesional". Los tres sindicatos que han participado en la manifestación han rechazado el borrador de la Ley de Carrera Profesional que el consejero de la Presidencia de la Junta, Ángel Ibáñez, ha ofrecido y que según Raquel Fernández "no es objetivo" y que va a suponer que haya funcionarios "de primera y de segunda".

Por su parte, el vicepresidente de la Junta y portavoz, Francisco Igea, ha confiado en que la negociación sobre la aplicación de la jornada laboral entre los empleados públicos avance tras el proceso actual de elecciones sindicales. Igea ha respondido en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno sobre la negociación con los sindicatos, donde ha señalado que las mesas "siguen abiertas". "Ahora hay elecciones sindicales, cuando pase avanzaremos, estoy convencido", informa Europa Press.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats