La Generalitat, Barcelona y la patronal hacen frente común para endurecer el código penal contra los hurtos

El conseller Miquel Buch destaca el aumento del 80% de la actividad policial en Barcelona

Práctica unanimidad entre los partidos, instituciones y agentes económicos sobre la posibilidad de modificar el código penal. El departament de Interior de la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona y la patronal catalana Foment del Treball han coincidido este jueves en considerar que deben endurecerse las actuaciones judiciales contra los hurtos, sobre todo contra la reincidencia, para "sacar de la calle" a los delincuentes comunes.

El robo de un móvil se convierte en el decimoquinto homicidio violento de este año en Barcelona

El robo de un móvil se convierte en el decimoquinto homicidio violento de este año en Barcelona

Así lo ha explicado el conseller Miquel Buch al fin de la primera reunión para el nuevo plan estratégico sobre la seguridad de Barcelona, que ha congregado a una treintena de instituciones, organizaciones económicas y sociales, entre las que han destacado el Port de Barcelona, la Fira, la Federación de Asociaciones de Vecinos, la Autoridad Catalana del Transporte o el Futbol Club Barcelona.

Todos estos agentes trabajarán durante tres meses junto al departament de Interior organizados en grupos de trabajo, para acabar elaborando una nueva estrategia de seguridad para la ciudad. Interior tiene previsto presentarlo antes de las próximas Navidades, centrado en la reducción de la criminalidad y la mejora de la percepción ciudadana de la seguridad en la ciudad.

En rueda de prensa, Buch ha destacado que entre las primeras propuestas recogidas se ha percibido un alto consenso en la reforma del código penal. De hecho, el Ayuntamiento de Ada Colau y la principal patronal ya habían hecho públicas sus propias propuestas sobre esta cuestión. "Es evidente que la sentencia del Supremo de 2017, que ponía en cuestión la modificación del Código Penal de 2015 para perseguir la reincidencia, no nos ha ayudado a sacar de la calle a los delincuentes comunes", ha asegurado Buch.

Según el responsable de la seguridad pública en Catalunya, este no es el momento de entrar en el detalle sobre la reforma legislativa que plantearán. "No tendría sentido que yo ahora entrase en un número concreto cuando hemos invitado a las entidades para escucharlas", ha indicado al ser preguntado por cuántos hurtos considera Interior que deben llevar a una persona a prisión.

Lo que Buch sí tiene claro es que, en vista del nivel de adhesión que genera el endurecimiento de la ley, esta propuesta "muy probablemente" acabará figurando en el plan final. "Cuando haya un nuevo gobierno en el Estado lo plantearemos", ha avanzado, recordando que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, también se ha mostrado en sintonía con esta idea.

Más allá de la propuesta del endurecimiento del código penal, el conseller y el director general de la policía catalana han desgranado una serie de propuestas, de momento en bruto. Interior quiere incidir especialmente en la cuestión de la prevención de los delitos y, también, mejorar la percepción de seguridad de la ciudadanía. Buch además ha puesto el acento en la vertiente social y educativa de la prevención, que "en muchos casos", ha dicho, "tiene que ver con evitar que las personas caiga en la delincuencia".

Desde la Generalitat han evitado comentar en profundidad las últimas cifras de la delincuencia, pese a que este mismo miércoles se produjo el último homicidio violento tras un robo, la décimoquinta muerte de este tipo en lo que va de año. Buch en cambio ha subrayado el aumento de la actividad policial, que ha valorado en un 80%, y el espíritu "constructivo" de todos los agentes involucrados en la redacción del nuevo plan.

Etiquetas
Publicado el
5 de septiembre de 2019 - 12:47 h

Descubre nuestras apps

stats