La portada de mañana
Acceder
El Gobierno amarra sus primeros Presupuestos con los socios de la investidura
La COVID aumenta la vulnerabilidad de las víctimas de violencia de género
Opinión - España sin eufemismos: la verdadera historia, por Rosa María Artal

Catalunya hará tests de antígenos en vez de PCR a los contactos de positivos para evitar colapsos

Dos sanitarios realizan pruebas PCR, este miércoles en Barcelona.

El Departamento de Salud hará tests rápidos a los contactos de las personas positivas en vez de pruebas PCR, como se hacía hasta ahora. La sobrecarga de los circuitos de detección de coronavirus, como se vio en los laboratorios del Hospital Vall d’Hebron, ha llevado a la Generalitat a replantear también su estrategia de cribados a poblaciones con elevada incidencia.

En un documento dirigido esta semana a los sanitarios, del que informó en primer lugar La Vanguardia, se plantean cambios en el modelo de diagnóstico de coronavirus debido a la fase de “mitigación” en la que se encuentra Catalunya, con una incidencia disparada –aunque la velocidade transmisión parece haberse estabilizado en los últimos días–. Las autoridades sanitarias calificaron de “crítica” la evolución de la epidemia.

Lo más llamativo del nuevo documento de Salud es que las pruebas a los contactos estrechos de los infectados se harán con tests de antígenos, los llamados tests rápidos que Catalunya ha incorporado recientemente a la Atención Primaria. Pese a que hasta ahora la eficacia de este tipo de tests ha estado cuestionada para los contagiados asintomáticos, desde Salud defienden que ahora, con una incidencia muy elevada del virus, sí podrían ser útiles para detectar positivos. 

El jefe de Epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona, Antoni Trilla, apuntaba este lunes en Catalunya Ràdio que con esta modificación se gana "rapidez" a la hora de tener el resultado y "no saturar los laboratorios", pero a la vez reconocía que se pierde "finura" a la hora de "interpretarlo". "Cuando no tienen síntomas, y en el caso de los contactos es lo más probable, la finura para detectar si alguien está infectado es ligeramente inferior", apuntaba.

En el ámbito educativo también habrá cambios. Salud quiere que sean los estudiantes de Secundaria los que se tomen ellos mismos la extracción nasal de la muestra, supervisados por un docente, una decisión que podría conllevar las quejas de un profesorado que hasta ahora ha denunciado haber asumido demasiadas responsabilidades de carácter sanitario. En Primaria e Infantil, se seguiría con el mismo proceso. 

La saturación en los análisis de pruebas PCR obligará por último a la Generalitat a replantear sus cribados masivos en aquellas escuelas y barrios donde hay una transmisión elevada del virus. A partir de ahora se harán en zonas de baja incidencia donde el virus esté en ascenso.

Etiquetas
Publicado el
2 de noviembre de 2020 - 09:29 h

Descubre nuestras apps

stats