La portada de mañana
Acceder
El bloqueo de los conservadores lleva al Poder Judicial al límite
El Gobierno tantea a ERC y Bildu para desbloquear la Ley de Vivienda
OPINIÓN | Cumplir la ley, por Ignacio Escolar

Catalunya limitará los camiones en la AP-7 para mitigar los atascos creados tras la retirada de los peajes

Atasco en la AP-7 el pasado domingo.

Los grandes atascos que se están registrando en la AP-7 han llevado al Govern catalán a tomar una serie de medidas para intentar desatascar una vía que se ha convertido en una ratonera para los conductores, especialmente los fines de semana. Según datos de la Generalitat, la autovía registra ocupaciones que llegan a superar el 55% de su capacidad máxima en algunos tramos.

Aumenta un 20% el tráfico en la autopista AP-7 tras el fin de los peajes

Aumenta un 20% el tráfico en la autopista AP-7 tras el fin de los peajes

El conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, ha anunciado este martes que los camiones no podrán circular por la AP-7 ni durante el puente de Sant Joan (23, 24 y 25 de junio) ni durante los fines de semana de julio. La restricción se aplicará los sábados por la mañana y los domingos por la tarde. Además, los vehículos pesados que circulen por esa vía deberán hacerlo en algunos tramos únicamente por el carril derecho y con un máximo permitido de 80 kilómetros por hora.

“Existe un problema de saturación que debemos resolver”, ha admitido Elena, que ha vinculado el aumento de la ocupación de esta conocida autopista catalana a la desaparición de los peajes en septiembre de 2021. “Hay que buscar alternativas”.

Elena ha señalado que en el tramo de la zona de Montmeló se llegan a concentrar más de 7.000 vehículos por hora cuando la capacidad máxima es de 5.200 coches, lo que supone un 40% más del límite de coches que puede absorber la vía. En tramos como el de Vilafranca del Penedès llegan a acumularse más de 8.000 vehículos por hora, más del 55% del tope que puede asumir la autopista.

Las largas colas de los últimos fines de semana han encendido las alarmas en el Govern, que temen que la AP-7 se sature el próximo puente de Sant Joan, cuando la mayoría de catalanes suele salir de su lugar habitual de residencia para celebrar la verbena. Es por esto que, más allá de las limitaciones a los camiones, se establecerá un carril adicional entre Parets y Sant Celoni para mitigar las retenciones que se producen a la altura de La Roca del Vallès.

El Govern también ha licitado de urgencia un sistema de grúas situadas en algunos puntos “estratégicos” de la AP-7 para poder retirar rápidamente los vehículos accidentados, un sistema que existía cuando la vía era de pago pero que desapareció cuando la AP-7 pasó a ser gratuita. A largo plazo, el Govern quiere instaurar tramos de velocidad variable para reducir la siniestralidad en algunas vías catalanas.

Tras anunciar las actuaciones que prevé llevar a cabo la Generalitat, Elena ha cargado contra el Gobierno central y ha recordado que esta autopista no es competencia de la Generalitat. Elena ha reprochado que el Gobierno haya “incumplido sistemáticamente” sus compromisos con las infraestructuras en Catalunya y ha reclamado más inversión. “No se han solucionado carencias estructurales arrastradas desde hace años”, ha apuntado Elena. “Exigimos al Gobierno que no haga propuestas vacías de inversión sino concreciones de obras que son imprescindibles”.

Elena ha concluido su comparecencia pidiendo también más inversión en la red de Rodalies de Barcelona para que el tren se convierta en una “alternativa real y no hipotética” para los catalanes que se quieran desplazar durante los fines de semana.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats