Colau y Maragall se enzarzan por el espionaje en las negociaciones para la alcaldía de Barcelona en 2019

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en una imagen de archivo. EFE/Quique Garcia

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido una “rectificación sincera” al líder de Esquerra Republicana en el Ayuntamiento, Ernest Maragall, a raíz de sus declaraciones respecto al presunto espionaje del CNI sobre las negociaciones para la alcaldía en la capital catalana.

La Fiscalía archiva la investigación contra Ada Colau por las subvenciones a entidades sociales

La Fiscalía archiva la investigación contra Ada Colau por las subvenciones a entidades sociales

Según publicó La Vanguardia, se habría investigado la formación de gobierno en Barcelona tras la victoria electoral en 2019 de Maragall, quien finalmente se quedó fuera del gobierno debido a un pacto entre los comuns y el PSC y la cesión de los votos del grupo de Manuel Valls para evitar un alcalde independentista.

Tras conocerse estas informaciones, Maragall señaló a Colau, y al primer teniente de alcalde, Jaume Collboni. “Para mantener el poder, todo vale, incluso la ayuda del CNI”, dijo este domingo Maragall en declaraciones a Catalunya Ràdio. Una acusación sin pruebas que ha comportado la rectificación de Maragall este lunes. “Colau no estaba al caso [del espionaje]. Ni lo he dicho ni lo he pensado”, ha dicho este lunes el republicano en RAC-1.

Colau ha afirmado que insinuar que ella haya tenido alguna complicidad o connivencia con el espionaje es una “barbaridad” y ha lamentado que esta acusación provenga de una persona como Maragall, “representante de un partido de izquierdas y compañero en el Ayuntamiento”.

La alcaldesa ha defendido que tanto ella como su partido, siempre han condenado el espionaje político y han exigido asunción de responsabilidades porque se trata de un gesto “incompatible” con la democracia. “Lo hemos dicho y repetido, no sé decirlo más claro”, ha finalizado en un mensaje a través de las redes.

Declaraciones cruzadas

Por su parte, Ernest Maragall, ha matizado esta mañana en Rac1 sus afirmaciones y ha dicho que considera que Ada Colau “no estaba al caso del espionaje”, pero que sí “se vio beneficiada” de él.

El de ERC apunta a que las investigaciones del CNI se dieron para “intervenir en el proceso electoral” en lo que ha asegurado que es “una operación política de estado”, para condicionar las negociaciones para la alcaldía, que dieron como resultado la reelección de Ada Colau.

Ahora bien, a preguntas del periodista Jordi Basté, Maragall no ha aclarado cómo considera que el CNI (al que se ha referido como Centro Nacional de la Ignominia) puede haber tomado partido para la elección de Colau como alcaldesa. “La decisión estaba tomada desde el día de las elecciones por las tres fuerzas políticas. El CNI controla que se haga realidad”, ha dicho Maragall, quien ha asegurado que a tal efecto “había financiación y mediacion del gobierno de la nación”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats