La Generalitat restituye a Trapero como jefe de los Mossos d'Esquadra

Trapero, de uniforme en una imagen de archivo

Josep Lluís Trapero vuelve a ser el jefe de los Mossos d'Esquadra. Así lo ha anunciado la conselleria de Interior de la Generalitat en un comunicado este jueves. La restitución del major como máximo responsable del cuerpo llega después de su absolución en la Audiencia Nacional, donde la Fiscalía llegó a acusarle de rebelión y después de sedición. El tribunal no solo descartó que Trapero colaborara con el Govern en favor del referéndum, sino que respaldó la actuación de los Mossos el 1 de octubre.

Trapero vuelve al frente de un cuerpo policial que nunca abandonó, aunque tras los hechos del procés se mantenía en un meditado segundo plano. Su imputación en octubre de 2017 fue seguida de su destitución como jefe de los Mossos por parte del Gobierno del PP en aplicación del artículo 155, que también comportó el cese del Govern. Para el Ejecutivo de Mariano Rajoy el major era un engranaje más de la maquinaria independentista, aunque nunca lo fue. Tras las elecciones y la nueva victoria independentista, la conselleria de Interior optó por no nombrar de nuevo al frente del cuerpo a Trapero debido a su situación judicial, aunque el major siguió trabajando en los Mossos pese a estar fuera de la cúpula.

Encumbrado por el soberanismo tras los atentados de Barcelona y Cambrils y del 1-O, Trapero no dudó en desmarcarse de los planes independentistas del Govern primero ante el Tribunal Supremo y luego ante la Audiencia Nacional. Ahora vuelve a mandar en los Mossos, un cuerpo que siempre ha intentado quedarse fuera de las batallas políticas. Los dirigentes tanto independentistas como contrarios a la secesión rara vez se lo han permitido.

Trapero vuelve al frente de un cuerpo que está de nuevo cuestionado socialmente por sus actuaciones contra manifestantes así como en desahucios. En su anterior etapa, Trapero promovió un cambio de modelo en el orden público tras un reguero de imputaciones de los antidisturbios de los Mossos por actuaciones desproporcionadas. Se pasó a un modelo que apostaba en primera instancia por la mediación. Así actuaron los Mossos el 1-O para evitar daños con los votantes intentando al mismo tiempo impedir la votación, tal y como reconoció la sentencia de la Audiencia Nacional que absolvió al major.

Tras la absolución, la conselleria de Interior que dirige el posconvergente Miquel Sàmper ofreció a Trapero volver a ser jefe de los Mossos. El major pidió tiempo para pensárselo. Según ha indicado la conselleria de Interior, Trapero ha informado este jueves al conseller su "disposición firme" para asumir de nuevo la jefatura del cuerpo. El nombramiento se hará efectivo "de forma inmediata", ha agregado el departamento.

El nombramiento de Trapero tiene otra consecuencia: el comisario Eduard Sallent, nombrado hace apenas un año y medio como jefe del cuerpo, deja su puesto. Sàmper ha mantenido este jueves una reunión con Sallent, a quien ha expresado su "agradecimiento" por la labor realizada. Después el conseller ha mantenido la primera reunión de Trabajo con Trapero, la secretaria general de Interior, Beth Abad, y el director general de la policía autonómica, Pere Ferrer.

Este mismo viernes el nuevo jefe de la policía catalana se reunirá con la cúpula de los Mossos en el complejo Egara. Trapero vuelve a estar al mando.

Etiquetas
Publicado el
12 de noviembre de 2020 - 17:28 h

Descubre nuestras apps

stats