Un hospital de Barcelona realiza por primera vez un tercer trasplante pulmonar a una joven

Mireia Sitjà, la joven con fibrosis quística que ha recibido el trasplante

ACN

Barcelona —

0

El Hospital Vall d'Hebron ha realizado por primera vez en España tres trasplantes de pulmón a una misma persona. Se trata de una joven de 24 años, Mireia Sitjà, que padece fibrosis quística, una enfermedad genética que afecta a los pulmones, al aparato digestivo y otros órganos del cuerpo. La paciente recibió un primer trasplante bipulmonar en 2016, con sólo 19 años, después de presentar como complicación un neumotórax. Tres años después requirió un segundo trasplante de ambos pulmones al presentar rechazo crónico. Y, recientemente, el centro le realizó un tercero, ya que de nuevo había presentado rechazo a los pulmones.

Identificada la primera señal biológica que permite el diagnóstico precoz del cáncer de páncreas

Identificada la primera señal biológica que permite el diagnóstico precoz del cáncer de páncreas

Con esta última intervención, se ha convertido, según informan en el Hospital Vall d'Hebron, en la primera persona de España en recibir tres trasplantes de este tipo, algo muy infrecuente a nivel internacional. En el tercero, una operación que duró cuatro horas y media, participaron un equipo multidisciplinar de diecisiete profesionales.

Para Mireia Sitjà, tener nuevos pulmones ha supuesto una mejora sustancial en su vida, y aunque hace sólo una semana que ha salido del hospital, ya ha comenzado a notar que puede hacer más cosas. “Antes con cualquier tontería me ahogaba, por ejemplo para ponerme los calcetines o hacerme una cola”, explicaba hoy ante los medios de comunicación. “Ahora puedo subir escaleras, puedo bailar, hacer bicicleta...”, añadía.

Teniendo en cuenta que todavía se está recuperando, y ganando poco a poco una mayor capacidad pulmonar, también relata que deberá ser muy “constante” y “disciplinada” con la medicación, además de tomar precauciones para no enfermar. Algo que siempre ha hecho, dice, ya que sufre fibrosis quística desde pequeña. En este sentido, señalaba este viernes que en su caso lleva tiempo viviendo como en una “pandemia constante”, ya que ella lleva por ejemplo mascarilla en su clase desde antes de la COVID-19. 

En busca de un tratamiento

El rechazo crónico es el principal motivo del retrasplante de pulmón, una intervención complicada que se lleva a cabo debido al riesgo que padece el paciente no por la patología de origen, sino por el hecho de continuar con unos órganos que su cuerpo ha dejado de aceptar. De hecho, se trata de una cirugía muy compleja. En un segundo o tercer trasplante de pulmón a una misma persona aumentan las complicaciones quirúrgicas, inmunológicas e infecciosas.

El jefe de cirugía torácica y trasplante de pulmón del Vall d'Hebron, Alberto Jauregui, recuerda que sólo hay un tratamiento por ese rechazo “agudo”, pero no ocurre lo mismo en el caso del crónico. “Se está investigando, buscando una forma de prevenirlo... Pero por el momento no se dispone de ningún tratamiento efectivo”, lamenta.

Al posible rechazo celular del órgano, se suma un mayor riesgo de rechazo humoral que puede desencadenarse si el paciente ha generado anticuerpos a raíz de los trasplantes previos. Por ello, el retrasplante requiere un elevado nivel de experiencia por parte del centro y una cuidadosa selección de los pacientes.

De hecho, la neumóloga Cristina Berastegui dice que sólo indican el retransplante en un 3% del total de transplantes que se realizan en el Hospital del Vall d'Hebron. En el caso de la escala mundial la cifra se sitúa en un 4%, ya que existe mucha cicatrización y adherencias de la primera cirugía que pueden provocar un mayor riesgo de sangrado. Por eso habla del caso de Mireia como un hecho “excepcional” que evaluaron entre un amplio abanico de expertos para garantizar “su supervivencia”.

Según la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Vall d'Hebron es uno de los siete centros de toda España que realiza retrasplantes de pulmón. De los 82 que se han realizado realizados durante la última década, 26 se han realizado en este centro catalán, es decir, el 31,7% del total. Se trata del equipamiento que más reintervenciones ha efectuado y el único en Cataluña, Aragón e Islas Baleares que realiza.

Pacientes seleccionados caso por caso

Generalmente, los retrasplantes de pulmón se realizan a pacientes jóvenes cuyo requisito más importante es que sólo tengan afectados los pulmones y no otros órganos. Aunque la edad es uno de los factores que se evalúa a la hora de decidir si es conveniente realizar esta intervención, el equipo médico selecciona a cada paciente caso por caso.

Se trata de un escenario indicado para personas que tienen comprometida su vida por el trasplante que ya tienen ya las que la nueva intervención les procurará más años de vida. Antes de realizarlo, los profesionales estudian las posibles complicaciones para poder controlarlas una vez se produzcan. Además, se descartan para la intervención pacientes cuya condición física hace prohibitivo someterlos a una nueva intervención o con complicaciones médicas que no se pueden resolver.

Por otra parte, la fibrosis quística representa la tercera causa de trasplante de pulmón en la actualidad y se da en niños y niñas y adultos jóvenes. Con frecuencia es la patología de origen de los pacientes retrasplantados.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats