Un juez vuelve a autorizar un tratamiento con ozono a un paciente de COVID, esta vez en un hospital catalán

La Junta del Personal del hospital La Plana, donde se autorizó el ozono por primera vez

Un juzgado de Barcelona ha autorizado aplicar una terapia sin base científica con ozono a un paciente enfermo por COVID e ingresado en un hospital de Barcelona, según ha informado la Generalitat en un comunicado y han confirmado fuentes del juzgado. El Departamento de Salut ha anunciado que prepara un recurso contra la decisión judicial porque va contra el criterio del equipo médico que trata al paciente. Fue la familia, según indica Salut, quien reclamó esta terapia, que fue rechazada por los sanitarios y ahora ha sido avalada de forma cautelar por un juez.

En el auto el magistrado asegura que la familia del paciente ha presentado "informes y estudios médicos que sostienen que la ozonoterapia es una alternativa viable para intentar salvar la vida del paciente, ya que según se expone en la documentación aportada la terapia con ozono se está aplicando en otros hospitales de España, y en otros países dando muy buenos resultados". Además asegura que se autoriza esta medida porque "se encuentra en juego el derecho a la vida de una persona, no existiendo afectación o perjuicio a los intereses generales".

Salut ha emitido un comunicado en el que evita dar detalles sobre el paciente, el hospital en el que está ingresado o el juzgado que ha tomado la decisión, pero en el que lamentan la situación. El ozono "no está autorizado como medicamento por las agencias reguladoras", explican, "y su uso no está contemplado en los protocolos de actuación del Servicio Catalán de la Salud, basados en evidencia científica".

En el mismo sentido alertan de que esta terapia "puede tener efectos secundarios como irritación por su inhalación o dificultad respiratoria, tos y flebitis si la administración es intravenosa". "También", continúa el comunicado, "se ha indicado que es peligroso administrar ozono a mujeres embarazadas y en pacientes con hipotiroidismo o déficit de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa". Salut recuerda asimismo que la Agencia Española del Medicamento (AEMPS) ya se ha pronunciado contra esta terapia.

Por todo ello, el Departamento de Salut rechaza el uso de ozono y lo considera  una injerencia sobre las evaluaciones clínicas de los profesionales. Los equipos jurídicos de la Generalitat trabajan para interponer "de forma inmediata" alegaciones contra esta decisión.

El caso de este hospital catalán es el segundo en pocas semanas en el que se autoriza la aplicación de ozono para un paciente por COVID, después de que un juzgado hiciera lo mismo para un paciente en el Hospital de La Plana (Castellón). Tanto el personal sanitario del centro como el Colegio de Médicos, la Generalitat Valenciana y colectivos profesionales se posicionaron en contra de esta resolución, que calificaron de injerencia y de agresión al sistema sanitario.

Etiquetas
Publicado el
27 de agosto de 2021 - 12:22 h

Descubre nuestras apps

stats