Maragall se abre a sentarse con 'comuns' y PSC en una reunión conjunta pero descarta el tripartito

Ernest Maragall, en una imagen de archivo

Ernest Maragall ha pedido este martes a Ada Colau retomar las conversaciones de cara a la investidura y ha asegurado estar dispuesto a sumar en ellas el PSC si esto es lo que quieren los 'comuns'. "Estoy dispuesto a compartir la presencia de los socialistas de forma que permita contrastar, confirmar y analizar con detalle el grado de distancia, de proximidad y de contradicción que haya en esta dirección", ha expresado el líder republicano respecto del partido de Jaume Collboni.

Budó ve una "operación de Estado" para vetar a Maragall y responsabiliza a Cs y PSC

Budó ve una "operación de Estado" para vetar a Maragall y responsabiliza a Cs y PSC

Los republicanos mueven ficha de esta forma en la dirección que pide Colau, que reclama desde el 26M un gobierno tripartito entre ERC y PSC, aunque Maragall ha dejado claro que siguen sin plantearse esta fórmula de gobierno. Su propuesta de reunión a tres es solamente para demostrar que no se cierran a hablar con los socialistas sobre políticas de Barcelona. "Esto no va de vetos, sino de poner sobre la mesa el proyecto de ciudad", ha manifestado el alcaldable.

Maragall ha reconocido que su programa y el de los socialistas pueden tener coincidencias "en algunos temas de gobernación", aunque ha recordado que por ahora sigue habiendo diferencias "centrales" en cuanto a los "derechos y libertades", el concepto con el que se refiere a la judicialización del procés y al referéndum. El líder de ERC ya se ofreció a reunirse con Collboni la semana pasada –entonces sin la presencia de los 'comuns'–, pero este lo declinó al instante.

En esta ocasión, los socialistas tardaron pocas horas en volver a decirles que no. "La apuesta del PSC sigue siendo un tándem de progreso pro Barcelona entre BComú y el PSC que no subordine la ciudad al conflicto [soberanista]", manifestó la número 2 Laia Bonet en Twitter. Los socialistas se niegan siquiera a hablar de la investidura de Maragall, aunque reiteran "predisposición" para "dialogar" y "acordar grandes pactos de ciudad", según expresó Bonet.

A cuatro días del pleno de investidura, en ERC son conscientes de la dificultad de convencer a los 'comuns' de formar un gobierno conjunto cuando ellos pueden lograr la alcaldía con los votos de socialistas y Manuel Valls. Aun así, el alcaldable republicano ha insistido que presentará su candidatura a la investidura.

Maragall ha desplegado en rueda de prensa algunos detalles de su propuesta de gobierno compartido con los 'comuns'. Se concretaría en seis grandes áreas –tres para cada partido– y contemplaría un liderazgo "compartido" del alcalde, que sería el republicano, con Colau. Con ello ha instado a Barcelona en Comú a que lleve su plan concreto de gobierno, incluso si contempla a los socialistas, a la reunión que prevén mantener sus equipos negociadores este miércoles.

Una vez más, los republicanos se han mostrado dispuestos a "trabajar hasta el último minuto" para alcanzar un acuerdo a dos con los 'comuns'. "Estamos convencidos de que es la opción más coherente y respetuoso con la decisión de los ciudadanos", ha insistido Maragall sobre una propuesta de ejecutivo que hoy se antoja improbable, más aún después de que las bases de Barcelona en Comú avalaron que Colau se postule en la investidura si no hay tripartito de izquierdas.

Por su parte, Colau y el PSC se han mantenido este martes en silencio. Los 'comuns' se resisten a conceder un pacto de gobierno a los de Jaume Collboni antes de la investidura, mientras que este amenaza con no votar a favor de la actual alcaldesa si finalmente no hay un acuerdo que les asegure entrar en el ejecutivo. Colau necesita sus votos y los de Manuel Valls para formar una mayoría alternativa a la de Ernest Maragall y revalidar así la alcaldía de la capital catalana.

Etiquetas
Publicado el
11 de junio de 2019 - 20:10 h

Descubre nuestras apps

stats