Mas escoge un equipo continuista

El nuevo gobierno de Artur Mas inicia hoy su andadura con una primera reunión

El President de la Generalitat ha firmado esta mañana el decreto de nombramiento del Consejo Ejecutivo para la nueva legislatura, que se prevé especialmente tensa. La toma de posesión de los consellers será a las cinco de la tarde y a continuación ya celebrarán una primera reunión. Encima de la mesa tienen mucho trabajo y dos retos de gran calibre: la crisis económica y la consulta independentista.

Mas: "El Gobierno central no debe poner rejas a la voluntad del pueblo"

"El Gobierno central no debe poner rejas a la voluntad del pueblo"

Para afrontar estos retos, Artur Mas ha preferido contar con un Govern continuista, sin grandes cambios. Los republicanos, que son el socio del Govern, no han querido participar en la elaboración del nuevo equipo, ya que tienen la intención de mantenerse en la oposición, a pesar de su compromiso de aprobar los presupuestos cada año. Con la renuncia de ERC, Artur Mas sólo ha tenido que ponerse de acuerdo con la Unió Democrática de Catalunya (UDC) de Josep Antoni Duran i Lleida.

Una de las principales novedades del nuevo equipo es Santi Vila, alcalde de Figueres, que ocupará la conselleria de Territori i Sostenibilitat (infraestructuras) en sustitución de Lluís Recoder, que ya había anunciado que no repetiría. También habrá un cambio al frente de Interior. El polémico Felip Puig cambiará de cartera tras una gestión muy criticada al mando de los Mossos d'Esquadra, empezando por el desalojo de los indignados en plaça de Catalunya a principios del mandato y terminando por el caso de Ester Quintana, que perdió la visión de un ojo durante la pasada huelga general. Puig dejará Interior y pasará a dirigir la conselleria de Treball i Ocupació, en sustitución de Francesc Xavir Mena. El sustituto de Puig al frente de Interior será el democristiano Ramon Espadaler, hombre de confianza de Josep Antoni Duran i Lleida y que ya fue conseller en la época de Jordi Pujol. Tampoco repetirá Pilar Fernández Bozal, al frente de Justicia. Esta cartera quedará en manos de Germà Gordó, exgerente de CDC y de la confianza de Oriol Pujol. Y tampoco continuará Josep Lluís Cleries, al frente de Benestar Social y Familia, que será sustituido por Neus Munté.

Asuntos exteriores

El actual portavoz del Govern, Francesc Homs, pasará a ocupar la cartera de Presidencia i Afers Exteriors, una de las principales novedades. Esta conselleria, que cae en manos de una persona de la confianza de Artur Mas y de un perfil claramente independentista, tendrá que servir para encontrar acuerdos comerciales con el extranjero pero también para buscar apoyos internacionales al proceso independentista. La consulta, según pactaron CiU y ERC, deberá celebrarse durante el 2014 y Artur Mas considera que el apoyo internacional será clave para tirarla adelante si el Gobierno español intenta impedirla.

La vicepresidenta del Govern, Joana Ortega, de Unió, mantiene su cargo, como también lo harán Irene Rigau al frente de Ensenyament (Educación), Andreu Mas-Colell en Economia, Ferran Mascarell en Cultura y Boi Ruiz en Salut. Josep Maria Pelegrí, también de Unió, ocupará la conselleria de Agricultura, Ramaderia i Pesca, Alimentació i Medi Natural.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats