Sánchez asegura que los catalanes quieren ser "salvados" por el PSOE y no por el PP

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, durante el cierre de campaña en Barcelona

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha cerrado en Barcelona la campaña del 10N, donde ha propuesto a su partido como la mejor receta para devolver la "concordia" a Catalunya. "El PP dice que quiere salvar Catalunya pero los catalanes no quieren ser salvados por el PP, quieren ser salvados por un partido que apuesta por la convivencia, la concordia y el diálogo", ha asegurado Sánchez en referencia al PSOE ante 3.000 personas en la Fira.

Sánchez equipara al independentismo con la extrema derecha y pide el voto de la Catalunya "olvidada por Torra"

Sánchez equipara al independentismo con la extrema derecha y pide el voto de la Catalunya "olvidada por Torra"

Tras recordar que es la primera vez que un presidente del Gobierno cierra la campaña en Barcelona, el candidato socialista a la reelección ha reiterado su promesa de formar gobierno en diciembre y aprobar los presupuestos en el primer trimestre de 2020. Pero, para eso, Sánchez debe ganar el próximo domingo, algo que se ha mostrado convencido de que hará, no solo en el conjunto de España sino también en Catalunya.

"Este domingo Catalunya se va a volver a teñir de rojo porque vamos a ser la primera fuerza en Catalunya. Y cuando sean las autonómicas, Catalunya apostará por el PSC y por Miquel Iceta como president de la Generalitat", ha asegurado Sánchez. El presidente ha prometido también que "cuando se supere esta crisis de convivencia", en relación al conflicto catalán, "se reconocerá la contribución única de los socialistas catalanes" a ello.

Como ya hiciera en el mitin de Viladecans la semana pasada, el líder socialista ha obviado hablar de federalismo o plurinacionalidad, ni hacer ningún guiño a las propuestas del PSC sobre el encaje catalán en España. Un asunto que ya fue motivo de discordia entre los socialistas catalanes y la dirección del PSOE al inicio de la campaña y que se saldó cuando el PSOE introdujo en su programa una referencia a la Declaración de Granada y de Barcelona, como le pedía Miquel Iceta.

"España tiene una disyuntiva", ha asegurado Sánchez. "Si queremos un gobierno fuerte frente a la precariedad y el bloqueo, progresista frente a la ultraderecha y moderado frente a los extremismos, aquí está el partido socialista para votar este domingo. Nosotros somos la esperanza de Catalunya y de España", ha proclamado Sánchez, haciendo una última llamada al voto contra el "bloqueo".

El presidente del Gobierno ha considerado que su partido es el único que se propone contra los "extremismos", en los que ha englobado tanto a las derechas como al independentismo. Sánchez además se ha mofado del PP por su resultado en Catalunya en las pasadas elecciones, al recordar que sacaron un solo escaño. "Si pierden un escaño se quedan a cero", ha asegurado.

Pedro Sánchez ha participado en el acto de la Fira de Barcelona, que ha sido su último mitin antes de las elecciones, rodeado de las principales figuras del partido a nivel catalán. El ministro Josep Borrell, el presidente del Senado, Manuel Cruz, o el líder de los socialistas catalanes Miquel Iceta han tomado la palabra antes que Sánchez.

Es la primera vez que un aspirante a ser reelegido como presidente del Gobierno elige Barcelona para cerrar la campaña. Este gesto por parte de Sánchez va en consonancia con la estrategia seguida durante las últimas semanas, en las que el PSOE ha optado por tener un discurso propio respecto al conflicto catalán y no rehuir ese debate ante la derecha. Prueba de ello fueron los primeros compromisos que enumeró Sanchez en el debate de candidatos del pasado martes, los tres referentes al tema catalán.

Etiquetas
Publicado el
8 de noviembre de 2019 - 21:31 h

Descubre nuestras apps

stats