Tardà afea a ERC su abstención en la Ley de Memoria: “Triste y decepcionado”

El exportavoz de ERC en el Congreso Joan Tardà, en una foto de archivo.

El exlíder de ERC en el Congreso, Joan Tardà, ha afeado este lunes a su partido haberse abstenido en la votación del dictamen sobre la Ley de Memoria Democrática que pretenden aprobar los partidos del Gobierno en la cámara baja. Tardà ha asegurado sentirse “triste y desolado” porque su partido haya decidido “no plantar cara” a la iniciativa.

El Gobierno asume que la crisis con ERC deja en el aire las leyes de vivienda, memoria y seguridad ciudadana

El Gobierno asume que la crisis con ERC deja en el aire las leyes de vivienda, memoria y seguridad ciudadana

El dictamen se ha votado este lunes en la comisión constitucional del Congreso y ha contado con el apoyo, aparte de PSOE y UP, de EH Bildu, PNV y PDECat. PP, Vox y C's han votado en contra mientras que junto a ERC también se ha abstenido Junts. Ambas formaciones continuaran negociando el texto hasta la próxima votación, ya en el pleno de la cámara.

“Tantos años tensando/denunciando la impunidad por parte de tantos afiliados no merecía este final mentiroso blanqueado por nosotros”, ha proseguido Tardà en su cuenta de Twitter. “Éramos la última voz de las víctimas”, ha remachado.

Si bien la norma que se está preparando declara la ilegalidad de la dictadura franquista y la nulidad de todas las resoluciones judiciales de la dictadura, el proyecto no modifica la ley de amnistía de 1977, algo que han venido reclamando tanto ERC como Junts para poder investigar y juzgar los crímenes del franquismo.

Otra reivindicación no atendida es que se devuelva la titularidad de las dependencias de la comisaría de la Policía Nacional de la vía Laietana de Barcelona a la Generalitat para albergar un centro de memoria. Aun así, a raíz de los acuerdos del gobierno español con EH Bildu y el PDeCAT, el texto ha incorporado algunos elementos reivindicados por los partidos nacionalistas.

Los abertzales han votado a favor de la norma después de acordar, entre otras, incluir declarar de forma explícita la ilegalidad e ilegitimidad de los tribunales franquistas así como la nulidad de todas sus resoluciones y condenas. El pacto también implica extender el límite temporal de aplicación de la ley hasta finales de 1983 y la creación de una comisión independiente que contribuya a esclarecer las violaciones de derechos humanos durante la dictadura franquista.

En cuanto al PDeCAT, algunas de las mejoras que han incluido en el texto son la incorporación de las instituciones de autogobierno catalanas como objeto de reconocimiento y reparación y la consideración de víctimas de las lenguas y culturas catalana, vasca y gallega. El diputado del PDeCAT Sergi Miquel ha remarcado que las enmiendas que han incorporado hacen que la ley sea “más ambiciosa y valiente” y que será “la base porque dentro de unos años se pueda ir más allá”, según ha recogido la agencia ACN.

La diputada de ERC Carolina Telechea ha defendido la abstención de su partido y ha criticado que la norma “no se atreve” a “hacer verdadera justicia y reparación”. Telechea ha lamentado que no se toque la ley de amnistía de 1977 “perpetuando un modelo de impunidad”.

Descubre nuestras apps

stats