Puigdemont pide a la UE que "exija" a España "respetar la justicia" y garantizar su inmunidad

Toni Comin, Carles Puigdemont y Clara Ponsati.

La Justicia europea ha paralizado provisionalmente la suspensión de la inmunidad de Carles Puigdemont, Clara Ponsatí y Toni Comín para que puedan viajar de Bruselas a Estrasburgo para asistir al pleno de la próxima semana. Pero, ¿y España? El abogado de Puigdemont, Gonzalo Boye, ha afirmado este jueves en Rac 1 que considera que el dictamen provisional del tribunal con sede en Luxemburgo avala que el expresident pueda moverse "libremente" por España y por el resto de países de la UE.

Sin embargo, asegura, le ha recomendado no viajar a Catalunya porque está convencido de que el Estado no aplicará esa interpretación. "No me cabe duda de que Puigdemont va a regresar a Catalunya mucho antes de lo que otros desearían. De hecho, la fecha me parece irresponsable decirla, pero llevamos tres años y medio trabajando en esta dirección", ha afirmado Boye.

Y el propio Puigdemont ha afirmado este jueves en una rueda de prensa en el Parlamento Europeo junto con Comín y Ponsatí: "España se opuso a que fuéramos candidatos a las elecciones europeas, luego se opuso a reconocernos como eurodiputados y nos privó de seis meses de derechos políticos. Nosotros ya pedimos que España cumpliera, pero no somos nosotros quien debe exigir esto a España, debe ser la Unión Europea la que exijan a uno de sus socios que de forma acreditada incumple las normas, que haga el favor de cumplirlas. Por eso decimos que es un asunto europeo. Estamos defendiendo la democracia europea y no somos solo nosotros quienes debemos llamar a la puerta de España a recordarle que debe cumplir con las normas. Tiene que ser, sobre todo la Unión Europea la que le diga a un Estado miembro que no se comporta de acuerdo con las normas que haga el favor de cumplirlas".

"Nosotros no estamos en habilitados para hacer política para nadie, excepto para España. Y creo que la decisión de ayer de la UE confirma eso. Nosotros no estamos inhabilitados para hacer política. Quien inhabilita a la democracia es aquel gobierno que niega nuestra condición de representantes de los ciudadanos y no nos considera como tal", ha sostenido el expresident.

En este sentido, Toni Comín, ex conseller de Sanidad, ha defendido que "la decisión del Tribunal General de la Unión Europea de ayer [por el miércoles] es muy importante porque protege nuestros derechos políticos de manera provisional, pero los protege mientras no haya una decisión definitiva sobre el levantamiento de la inmunidad, sobre si la decisión de este Parlamento en relación con el suplicatorio fue correcta o fue improcedente. Se nos devuelven nuestros derechos políticos de manera provisional y consideramos que es una decisión de gran calado porque el tribunal dice que prima facie, es decir, en una primera impresión, nuestros argumentos parecen razonables. Decir que prima facie nuestros argumentos parecen razonables, es decir, que prima facie parece razonable alegar que hay persecución política de tres eurodiputados, porque éste es el principal de nuestros argumentos".

Y ha añadido: "Nuestra insistencia en defender nuestros derechos es un favor al Parlamento Europeo. Devolvernos la inmunidad no lesiona ningún derecho del Parlamento, sino todo lo contrario, sale reforzado. Por esto pensamos que lo lógico es que el Parlamento no se oponga a esta decisión y no haga alegaciones en contra de la decisión que ayer [por el lunes] tomó el TJUE".

 

Publicado el
3 de junio de 2021 - 12:28 h

Descubre nuestras apps