La portada de mañana
Acceder
La falta de anticipación en las residencias permite que la COVID golpee de nuevo al colectivo más débil
Madrid parchea con una privatización sus problemas para reclutar rastreadores
Opinión - 'A rey huido, cállate pueblo', por María Iglesias

Los Mossos detectan el envío de droga a través de plataformas de mensajería durante el confinamiento

Agentes de los Mossos, en una imagen de archivo.

ACN

0

Los Mossos d'Esquadra han detectado una nueva modalidad delictiva durante el confinamiento consistente en el envío de droga a través de plataformas de mensajería. En un mes, del 16 de marzo al 14 de abril, se han registrado una treintena de casos, principalmente en los distritos de Ciutat Vella, Eixample y Sant Martí, en Barcelona.

Para hacer los envíos, los delincuentes esconden la droga en lugares como el interior de una botella de refresco, entre ropa o en un agujero hecho en un libro. En la mayoría de casos ha sido el propio transportista quien ha alertado a la policía ante la sospecha de que cargaba un paquete con droga. Los Mossos se han puesto en contacto con las empresas de mensajería para que extremen medidas de seguridad en este sentido.

La Policía ha enviado recomendaciones ante la posibilidad de que los repartidores se encuentren en estas situaciones. Los Mossos han recomendado que la propia empresa facilite a sus trabajadores una guía para asegurar que no transportan drogas y cómo deben actuar para avisar a la policía en caso de cualquier sospecha.

Por otra parte, en todos los incidentes registrados hasta ahora se ha abierto una investigación para identificar a las personas que pidieron el envío y también los destinatarios de la droga. Los investigadores de la Policía trabajan con la hipótesis de que se trata de casos aislados sin ninguna vinculación entre ellos.

Droga escondida en cualquier rincón

El martes 14 de abril un trabajador informó que llevaba una botella de refresco, pero que en su interior no había líquido, sino marihuana. Los agentes de la comisaría del Eixample comprobaron el paquete y localizaron la droga que quedó intervenida. También el sábado 11 de abril dos repartidores alertaron que llevaban un paquete que desprendía mucho olor y que pesaba poco. Se hicieron comprobaciones y en ambos casos descubrieron marihuana.

También el mismo viernes, agentes de la comisaría de Ciutat Vella identificaron un repartidor que transportaba un libro que en principio no levantaba ninguna sospecha. Los Mossos, sin embargo, abrirlo y descubrieron que la persona que la había enviado había hecho un agujero donde había colocado la droga.

Traficante a domicilio

Por otra parte, gracias a la colaboración con conductores de empresas privadas de transportes de personas, los Mossos también han detectado otra modalidad delictiva que consiste en que el presunto distribuidor de drogas contrata un trayecto para traficar. En estos casos, los Mossos también han contactado con estas empresas para que aumenten las medidas de seguridad y, ante cualquier sospecha, avisen y colaboren con la policía.

En este sentido, en un control, el viernes 10 de abril, agentes de los Mossos detuvieron a un hombre que viajaba en taxi y que llevaba una botella de litro con éxtasis líquido, bolsas con anfetaminas, éxtasis y unos 130 euros. El mismo día, en otro control de paso, se detuvo a un hombre que viajaba en un coche con chófer y que llevaba en una bolsa dos envases de plástico termo-sellados, con sustancias estupefacientes.

Etiquetas
Publicado el
18 de abril de 2020 - 13:27 h

Descubre nuestras apps

stats