eldiario.es

9
Menú

‘Cinecicleta’, el cine a la fresca que dos aventureros ofrecen a los pueblos más despoblados

Para ver las películas, parte del público (de forma voluntaria) tiene que subirse a una bici a pedalear

Isabel y Carmelo son los promotores de la iniciativa que primero llevaron al continente africano durante 25 meses y que en septiembre se plasmará en un documental de TCM

- PUBLICIDAD -
Isabel y Carmelo son los promotores de 'Cinecicleta', el proyecto que recorre España

Isabel y Carmelo son los promotores de 'Cinecicleta', el proyecto que recorre España

Es verano. Se apagan las luces en la plaza del pueblo y comienza el espectáculo: el cine al aire libre. Una actividad perdida hoy en muchos puntos de nuestro país. Pero este ‘Cine a la Fresca’ tiene una particularidad: las películas se proyectan mediante la energía que se genera al pedalear desde una bici.

Los promotores del proyecto son Isabel y Carmelo. ‘Cinecicleta’ recorre durante los meses estivales y parte del otoño la geografía española. Ofrecen llevar su ‘Cine a la fresca’  a pueblos pequeños y despoblados todo el país. “Hablamos con los ayuntamientos, como los titiriteros, para que nos presten un sitio para proyectar, para dormir y comida”, explica Carmelo.

El sistema es sencillo y está fabricado por una empresa londinense: una bicicleta sin manillar que lleva incorporado un equipo de proyección que funciona mediante el pedaleo de quien se sienta en ella. Los espectadores tienen que turnarse dando pedales para que el resto pueda ver la película. Se necesita un mínimo de diez personas, unos 10 minutos cada uno.

Isabel monta la pantalla para la proyección

Isabel monta la pantalla para la proyección

Pedaleo durante una proyección

Pedaleo durante una proyección

“A la gente le encanta la iniciativa”, comenta Carmelo, pero reconoce que les cuesta pedalear “sobre todo por la timidez de salir delante de todos. Es voluntario obviamente, pero la gente está acostumbrada a sentarse delante de la pantalla y dejarse llevar. Aquí hay que participar”.

 “Ofrecemos llevar el cine al aire libre, a un lugar público, y a veces damos una pequeña charlas y proyectamos un vídeo para que la gente sepa por qué lo hacemos”, explica Isabel. Las películas son de corte social: migración, cuestiones de género, refugiados… “Intentamos entretener, hacer pensar a la gente con contenido reivindicativo y generar debate en los pueblos”.

“Se trata es recuperar los cines de verano en las plazas de los pueblos. Una actividad cultural colectiva, participativa, porque el público también tiene que pedalear para proyectar. Se hace con una bicicleta de la forma más sostenible posible”.

Un viaje a África y un documental en TCM

Este proyecto personal tiene ya un recorrido de seis años. Se materializó en viaje por África en el año 2015, durante 25 meses. Carmelo e Isabel dejaron sus trabajos y su casa en Madrid. La aventura africana terminó en septiembre del pasado año. “No somos deportistas, no hablamos idiomas, ni sabemos de mecánica. Lo hicimos porque nos gusta viajar, conocer gente. La bicicleta te acerca mucho a la naturaleza y a la gente. Nos apetecía y en África no se podían creer que no ganásemos dinero con ello”. Carmelo cuenta cómo tenían que explicar que era una forma de agradecer la hospitalidad y la comida gratis que les ofrecían. “El objetivo allí era solo entretener”, añade Isabel.

'Cinecicleta' en Mozambique

'Cinecicleta' en Madagascar

A finales de septiembre saldrá un documental. “Hemos  colaborado con TCM. Les gustó el material que hemos traído de África y lo estamos preparando”. Tienen intención de seguir con la iniciativa “hasta que el cuerpo aguante o la gente deje de pedirlo”.

Además ofrecen charlas en colegios, centros culturales y otros espacios y no descartan volver a realizar otro viaje largo pero, de momento, se quedan “con el día a día”, con la vida “de los nómadas, sin casa, sin trabajo y estamos felices”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha