eldiario.es

9

VÍDEO | “Voy a contarte un viejo cuento, sin final feliz de momento”: llega el 'reggaeton' feminista

Este es el estribillo del novedoso tema 'reggaetonero' lanzado por el Instituto ciudadrealeño Maestro Juan de Ávila contra el machismo

“Ojala fuera mentira”, entona la letra en referencia a la violencia de género

En lo que va de año 24 hombres han asesinado a sus parejas o exparejas, más de 1.000 desde que empezaron a contabilizarse los asesinatos machistas en 2003

Fotograma videoclip 'Solo quiero bailar'

“Con motivo del asesinato de Laura Luelmo hicimos un minuto de silencio en el instituto. Sin embargo, estamos en contra de todos los asesinatos machistas y yo quería aportar algo más que un simple silencio”. Este es uno de los porqués de Miguel Ángel Maroto Negrete, un profesor de Artes Escénicas que ha conseguido movilizar a todo un instituto para rodar el videoclip ‘Solo quiero bailar’.

“Es un canto contra el machismo” asegura. Al igual que numerosas teorías y colectivos feministas, Miguel Ángel encontró una gran apología de las violencias de género en las canciones de reggaeton. Sus letras, lejos de fomentar el silencio en torno al machismo y sus asesinatos promueven conductas violentas, insultos y estereotipos muy sexistas.

“La idea fue batallar desde dentro por ello elegimos este estilo musical. Es el más machista que existe y queríamos darle la vuelta. Hemos hablado desde desde un estilo de música muy machista para difundir un mensaje antimachista”, nos cuenta Maroto.

Fotograma videoclip 'Solo quiero bailar'

Fotograma videoclip 'Solo quiero bailar'

Más de 80 alumnos y alumnas del Instituto de Educación Secundaria Juan de Ávila de Ciudad Real, junto a profesorado del centro, han participado en la grabación del videoclip. “Primero escribí la letra y junto a mi alumnado, en las clases, componíamos la música. Les gustó y me animaron a grabarlo. Creo que habrían participado muchos más si no hubiera sido a final de curso”.

“Si un adolescente no cree en algo, no los mueves ni con una grúa”, bromea un Maroto totalmente sorprendido con el alcance del videoclip que ya cuenta con unas cien mil visualizaciones en YouTube.

Mezclar las nuevas tecnologías y las redes sociales ha sido el lenguaje utilizado para trasladar la realidad de la violencia de género hasta los más jóvenes. “Hemos descubierto que somos más machistas de lo que pensamos. El proyecto les ha servido para aceptar que todavía nos queda mucho por recorrer.”

Tal y como reflejan las letras de este reggaetón feminista, las formas del sexismo cambian y se pasa fácilmente de “controlar lo que su pareja lleva puesto a controlar su móvil y sus redes”.

La violencia de género al alza entre la población más joven

Tal y como reconoce el propio Maroto, su centro es un ejemplo del aumento de la violencia machista entre los jóvenes. En nuestra región se ha duplicado el número de agresores menores de 20 años, según los datos de 2017 del Consejo General del Poder Judicial.

“Claro que conocemos casos. Desde el control del móvil y de las redes sociales hasta el restregarse contra ellas en las discotecas”, nos cuenta el profesor.

Fotograma videoclip 'Solo quiero bailar'

Fotograma videoclip 'Solo quiero bailar'

Una iniciativa con futuro

El videoclip fue lanzado el jueves pasado, coincidiendo con las últimas semanas de curso escolar. Por ello, de cara al año que viene, quizá veamos este videoclip en distintos concursos o en su segunda edición en el IES Juan de Ávila.

“Algo bien hemos hecho porque quien lo ha compartido es porque le gusta”, añade Miguel Ángel quien ya se plantea incluir esta actividad en próximos cursos. “No me importa seguir hablando de estos temas porque los sigo viendo, sigue habiendo mucho machismo. Por ejemplo, que en el patio haya veinte chicos jugando al fútbol y las chicas estén mirando.”

Este profesor de secundaria aboga por visibilizar la realidad. La realidad de que “a los padres les importa que su hijo juegue a las cocinitas”. La realidad de que se sigue adjudicando a los niños el azul y los coches; mientras que a las niñas se les impone el rosa y las muñecas. La realidad de que “el reggaetón ha llegado a nuestra sociedad para quedarse”. La realidad de que “puedes unirte al enemigo y luchar contra el de un forma diferente”. La realidad de que el cambio y la lucha feminista tienen que cada vez más precursores.

Fotograma videoclip 'Solo quiero bailar'

Fotograma videoclip 'Solo quiero bailar'

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha